Opinión
Martes 20 febrero de 2018 | Publicado a las 16:49
La obligatoriedad de la Filosofía en el nuevo currículum de Educación Media
Publicado por: Tu Voz
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Hemos conocido el pasado 12 de febrero la aprobaci√≥n parcial por parte del Consejo Nacional de Educaci√≥n (CNED) de las bases curriculares de Tercero y Cuarto Medio presentadas ante √©l por el Ministerio de Educaci√≥n (Acuerdo N¬į 025/2018, Res. Exenta N¬į 47). Llama aqu√≠ la atenci√≥n el punto 6 letra a, donde refiere que no existe acuerdo en el CNED sobre la pertinencia de que Filosof√≠a y Ciencias Naturales sean parte de la Formaci√≥n General para todos los estudiantes de esos niveles. Lo cual significa, concretamente, que la asignatura de Filosof√≠a no debiera ser obligatoria para los estudiantes de educaci√≥n media. No s√≥lo eso, el acuerdo del CNED tambi√©n objet√≥ las tres asignaturas de profundizaci√≥n de Filosof√≠a (Res. Exenta N¬į 47, acuerdo N¬į 5, p√°g. 8), con lo cual se podr√≠a llegar a eliminar esta asignatura del plan diferenciado Humanista Cient√≠fico y, con ello, de toda la educaci√≥n secundaria nacional.

La propuesta de nuevas bases curriculares para Tercero y Cuarto Medio constituye a mi entender una de las pol√≠ticas de mayor trascendencia del gobierno de la Presidenta Bachelet en el √°mbito de la educaci√≥n, debido a que logra articularse cabalmente con los objetivos b√°sicos de la Ley General de Educaci√≥n, resguardando una base cultural com√ļn y una expectativa de aprendizaje mucho m√°s equitativa y democr√°tica.

Entre los aspectos que confieren valor a esta pol√≠tica se cuentan: la incorporaci√≥n de la asignatura de educaci√≥n ciudadana como asignatura obligatoria para todos los estudiantes; la inclusi√≥n de los conceptos de cambio clim√°tico y sustentabilidad -con el prop√≥sito de generar actitudes de mayor conciencia y respeto hacia el medioambiente-, y el fortalecimiento de las capacidades de los estudiantes de la Educaci√≥n T√©cnico Profesional para realizar procesos formativos a lo largo de toda la vida en base a aprendizajes m√°s equitativos. En este √ļltimo aspecto, vinculado al compromiso por mayor equidad en la ense√Īanza, se incorpor√≥ una definici√≥n crucial e hist√≥rica de pol√≠tica educacional que elimina la asimetr√≠a estructural contenida en el curr√≠culum vigente entre educaci√≥n Humanista Cient√≠fica (HC) y educaci√≥n T√©cnico Profesional (TP). De esta manera, la nueva propuesta del Mineduc sometida a consideraci√≥n del CNED permite que todos los estudiantes secundarios de Chile tengan acceso a asignaturas como Filosof√≠a y Ciencia en el plan com√ļn de Formaci√≥n General.

A este respecto, consideramos que el pronunciamiento del CNED genera muchas interrogantes respecto de la elaboraci√≥n de pol√≠ticas en el sector educaci√≥n en Chile, en particular sobre las visiones subyacentes de los consejeros de dicha agencia al momento de oponerse a la incorporaci√≥n de la Filosof√≠a (y las Ciencias Naturales) en el plan com√ļn de Formaci√≥n General, tal como lo establece la propuesta ministerial.

Primero, resulta del mayor inter√©s conocer en profundidad cu√°les han sido los fundamentos, las razones sustantivas y t√©cnicas para que el CNED en su pronunciamiento objete la incorporaci√≥n de Filosof√≠a en el plan com√ļn de Formaci√≥n General (y, eventualmente, tambi√©n en las Asignaturas de Profundizaci√≥n HC). Es conveniente recordar que las nuevas bases curriculares de Tercero y Cuarto medio elaboradas por el Mineduc son resultado de un conjunto de instancias de participaci√≥n con stakeholders y destinatarios de la pol√≠tica; en tal sentido, constituy√≥ un proceso ejemplar de dise√Īo para la pol√≠tica sectorial. Entre estas instancias se cuentan: jornadas de reflexi√≥n con participaci√≥n de 757 establecimientos de educaci√≥n media (104.448 personas), un proceso de consulta p√ļblica en l√≠nea con participaci√≥n de m√°s de 6.400 personas y una ronda de consulta a expertos y organizaciones vinculadas a educaci√≥n, entre las que se incluyen Unesco, PNUD y Fundaci√≥n Chile.

Segundo, conociendo la experiencia internacional en la que destacan Francia ‚Äďpor un lado-, donde el aprendizaje de la Filosof√≠a constituye un pilar de la formaci√≥n de la educaci√≥n secundaria- y Estados Unidos ‚Äďpor el otro-: ¬Ņes conveniente para nuestro pa√≠s crear a trav√©s de la pol√≠tica p√ļblica trayectorias formativas que privilegien la generaci√≥n de capacidades instrumentales para favorecer una expedita incorporaci√≥n al mundo laboral, en desmedro de la formaci√≥n integral de nuestros j√≥venes como sujetos pol√≠ticos? El Presidente Emmanuel Macron y su ministro de Educaci√≥n Nacional, Jean Michel Blanquer, ambos liberales de tomo y lomo, se han mantenido firmes en conservar a la Filosof√≠a como asignatura obligatoria del curr√≠culum secundario galo, decisi√≥n que ha sido valorada por el Sunday Times en d√≠as pasados como ‚Äúla gloria suprema del sistema educativo franc√©s‚ÄĚ.

No todas las realidades reflejan esas creencias, por supuesto. Recuerdo un antiguo art√≠culo publicado en la Revista Curriculum Review, (Curriculum Review, agosto / septiembre, 1982, pp. 333 – 336) citado en a√Īos m√°s recientes por Frank Breslin, profesor secundario de New Jersey, en una columna de opini√≥n publicada en The Huffington Post, en la que se lamenta por la ausencia de esta asignatura en el curr√≠culum escolar de Estados Unidos y defiende su incorporaci√≥n como asignatura optativa en la secundaria. El profesor Breslin se√Īala que ‚Äúaprender a pensar por s√≠ mismos y ser tolerantes con ideas diferentes de las suyas‚ÄĚ constituye una necesidad de primera importancia para los j√≥venes estadounidenses hoy.

Tercero, aunque el CNED es una agencia t√©cnica aut√≥noma, sus decisiones frente a la propuesta de nuevo curr√≠culum y espec√≠ficamente su objeci√≥n a la obligatoriedad de Filosof√≠a para Tercero y Cuarto medio tienen efectos pedag√≥gicos, pero tambi√©n pol√≠ticos y creencias ideol√≥gicas que obviamente est√°n en juego y que ser√≠a bueno sincerar para hablar seriamente. En este marco, ¬Ņpor qu√© la decisi√≥n de estudiar en Educaci√≥n T√©cnica debiera acarrear, como un costo asociado, la p√©rdida de la experiencia de aprendizaje en Filosof√≠a? O acaso, ¬Ņentregar a los j√≥venes herramientas que permitan a los estudiantes tener juicio propio debe ser un privilegio de los j√≥venes de la educaci√≥n HC o resultado de una elecci√≥n de una determinada trayectoria formativa? Dicho de manera m√°s frontal: ¬Ņel Quid pro quo para ciertos j√≥venes en Chile debe ser quedar privados de la experiencia de aprendizaje que los conecta con las grandes preguntas civilizatorias?

Jean Michel Blaquer ha se√Īalado: ‚ÄúLa paradoja de la educaci√≥n es buscar producir la libertad a trav√©s de la ense√Īanza y el aprendizaje‚ÄĚ. Esto significa que el rol de la educaci√≥n debe ser, m√°s all√° de las herramientas entregadas para mejorar habilidades y el conocimiento instrumental, contribuir al proceso a trav√©s del cual una conciencia se descubre a s√≠ misma. La eliminaci√≥n de la Filosof√≠a como asignatura obligatoria en el plan com√ļn de Formaci√≥n General establece una distinci√≥n donde no cabe distinguir, segregando innecesariamente entre trayectorias escolares ya inicialmente divididas por razones socioecon√≥micas y afectando con ello la equidad en la experiencia de aprendizaje de los estudiantes secundarios, que al mismo tiempo constituye la necesaria base cultural com√ļn para los j√≥venes de nuestro pa√≠s.

Marcelo Mella Polanco.
Cientista Político, Universidad de Santiago de Chile

Tendencias Ahora