A 5 años de su fallecimiento, hoy ante el cuatro Tribunal Oral en lo Penal comenzó el juicio por la muerte de Lissette Villa, menor de 11 años que murió en abril del 2016 al interior de un centro del Sename en la región Metropolitana.

El Ministerio Público ha formalizado a 4 funcionarias del centro Cread Galvarino por este caso. A dos de ellas, Conne Fritz y Thiare Oyarce, quienes ese día estaban a cargo de los menores, se les acusa a por apremios ilegítimos y la fiscalía pide 7 años de cárcel.

Las otras dos funcionarias son Jéssica Figueroa, coordinadora de turno, y Mónica Monje, exdirectora del Cread Galvarino, a quienes se les acusa de no haber evitado la muerte de Lissette. El ente persecutor pide 3 años y un día de presidio para ellas.

Entre las acusaciones, el Ministerio Público dice que en respuesta a actos de desobediencia de la niña, Thiare Oyarce habría reducido a la menor sujetando sus extremidades inferiores por lo que le causó lesiones.

Por su parte, Conne Fritz, “quien a la fecha de los hechos pesaba cerca de 90 kilos, se subió sobre la niña y con su cuerpo presionó fuertemente la espalda y tórax de Lissette contra el suelo. Con sus manos le sujetaba sus extremidades superiores para mantenerla inmovilizada”, según lo consignaron las indagatorias.

Las cuidadoras continuaron ejecutando estas acciones incluso cuando Lissette, “les gritaba que la soltaran. Que se iba a portar bien, que se estaba ahogando y que quería orinar. No obstante, persistieron en su actuar durante varios minutos, conducta imprudente que las acusadas mantuvieron hasta que la niña falleció“.

Por su parte la fiscal Centro Norte, Erika Vargas, explicó parte de la acusación.

En conversación con Expreso Bío Bío de La Radio, el abogado representante de la madre de Lissette Villa, Sebastián Lafaurie, se refirió ante el caso y la tardanza del proceso. “Eso demuestra lo cruel y lamentable que es el sistema a la hora de proteger a los niños más indefensos de este país (…) Han pasado más de 5 años, hoy Lissette tendría 17 años y desde la fecha que se formaliza a las primeras personas por la muerte cruel de Lissette, no hemos tenido una respuesta por parte del Estado o de la justicia”, soslayó,

También, comentó que “existe una responsabilidad política, por parte de autoridades y exautoridades que hasta la fecha no ha existido cambio alguno en mejorara la calidad de vida de todos estos niños y niñas que están bajo el cuidado del Estado”.

En la misma línea, Lafaurie manifestó que se estimará entre los antecedentes que Lissette no estaba privada de libertad y defender la no calidad de las funcionarias públicas que estaban a cargo de los niños que se encontraban en el centro.

“No hemos visto cambios o mejora. Recordemos lo que pasó en Providencia, y hasta la fecha no hay mayores responsabilidades los niños se siguen escapando, sigue habiendo tormentos y castigos, y no se siguen los protocolos”, aseveró el abogado.

Finalmente, Lafaurie no descarta acciones legales como la intervención de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, sin embargo, en primer lugar se quiere hacer cargo de la condena de las funcionarias imputadas por la muerte de Lissette Villa en 2016.

Escucha la entrevista realizada por Loreto Álvarez y Álvaro Escobar

Este artículo describe un proceso judicial en curso
Existe la posibilidad de que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación, por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra.
(Artículo 04 del Código Procesal Penal)