Nacional
Viernes 06 abril de 2018 | Publicado a las 17:34
"Todo era siniestro": el funeral que terminó con féretro sin ser sepultado en Concepción
Publicado por: Yerko Roa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una millonaria indemnizaci√≥n deber√° recibir el hijo de un hombre cuyo ata√ļd no logr√≥ entrar en la fosa correspondiente en pleno funeral, a vista de los asistentes.

El hecho se remonta a fines de 2015, cuando fueron a enterrar a Enrique Castillo en el Cementerio General de Concepci√≥n, despu√©s de una emotiva despedida con las l√°grimas de la viuda, familiares y amigos. S√≥lo quedaba esperar el momento final, cuando el ata√ļd quedara cubierto en el mausoleo en el que tambi√©n estaban sus padres y hermanos. No obstante, cuando bajaron el f√©retro de inmediato ocurri√≥ el gran problema: la urna no cab√≠a.

Ante la sorpresa de unas 80 personas presentes, los trabajadores del cementerio empezaron a intentar encajar la caja de madera, golpe√°ndola con las paredes de cemento.

“El ruido era muy fuerte al intentar que cupiera esto dentro de una estructura de concreto. Todo era muy siniestro“, recuerda Ronald Castillo, hijo del difunto. “Los ni√Īos se estaban asustando, la gente estaba malamente sorprendida. Se intent√≥ como tres veces, pero ya el capataz dijo que no daba para m√°s, que la urna era m√°s larga de lo normal. Quedamos nosotros con la sorpresa reflejada en la cara”.

A la pena que ya sent√≠a la familia por la muerte de su padre a los 82 a√Īos por un c√°ncer g√°strico, se sum√≥ esta particular situaci√≥n. Despidieron a los conocidos que les dieron su sentido p√©same, con el f√©retro todav√≠a al aire, y arrendaron despu√©s un nicho en el que cupo justo el ata√ļd.

Ronald Castillo había contratado antes del fallecimiento de su padre los servicios de la funeraria del Hogar de Cristo. La ejecutiva les ofreció una urna de un metro noventa centímetros, acorde a la estatura del padre.

Se aseguraron en la oportunidad de que el ata√ļd efectivamente existiera para no pasar sorpresas, sin embargo la caja que les entregaron med√≠a dos metros y 10 cent√≠metros siendo que el espacio daba para un m√°ximo de dos metros.

Por ello Ronald Castillo llegó hasta la funeraria para hablar con el gerente y la misma trabajadora días después del incidente.

“La vendedora lo neg√≥, segu√≠a hablando de dinero, que nuestro inter√©s era el dinero y la trat√© directamente a la cara de que era una mentirosa. Y el gerente s√≠ estaba un poco apesadumbrado, pidi√≥ las disculpas correspondientes, aunque deb√≠a consultar con la sede en Santiago sobre una indemnizaci√≥n”, relata Castillo.

Indemnización

Finalmente el pago nunca llegó e interpusieron una demanda ante el Segundo Juzgado de Policía Local de Concepción.

En la deliberaci√≥n del juez se narran los suceso del d√≠a del entierro: “El 22 de diciembre de 2015, una vez en el Cementerio General, personal del cementerio procedi√≥ a tomar el f√©retro para ingresarlo a la b√≥veda, el cual luego de varios intentos no cab√≠a en ella. El mismo personal procedi√≥ a tomar medidas de la urna, la que arroj√≥ dimensiones distintas a las estipulas en el contrato, esto es, en vez de 1,90 metros ten√≠a un largo de 2,10 metros”, relata el escrito.

La familia ped√≠a 10 millones de pesos por el da√Īo moral y 120 mil por el costo que signific√≥ el arriendo del nicho m√°s el pago de los derechos municipales para realizar el entierro. Lo primero se concedi√≥, aunque en una cifra menor, y lo segundo completamente.

“La funeraria fue condenada por infracci√≥n a la Ley del Consumidor con una multa de 10 UTM (cerca de 460 mil pesos) y con el pago al demandante, en este caso don Ronald Castillo, de una indemnizaci√≥n de 2 millones de pesos por da√Īo moral”, detalla el abogado Nicol√°s Hauri, representante de la familia.

Enrique Castillo, en tanto, sigue en el nicho, que se arrend√≥ en forma temporal por un a√Īo y que, mientras el juicio segu√≠a, se renov√≥ por cinco a√Īos m√°s, de acuerdo a lo que cuenta Ronald Castillo: “La idea nuestra es usar la mesa familiar, pero no todav√≠a, lo vamos a dejar que descanse ah√≠ donde est√°”.

Lee la sentencia del Juzgado de Policía Local a continuación:

Tendencias Ahora