El Juzgado de Garantía de Quilpué decretó el sobreseimiento definitivo de una mujer imputada como autora de lesiones menos graves en contexto de violencia intrafamiliar. Esto, dado que la acusada falleció y la Fiscalía decidió no perseverar en la causa.

Sin embargo la familia de la mujer interpuso una querella por homicidio en contra de quien era la pareja de su hija, causa que aún se encuentra en curso.

En febrero de este año, Franshesca González Miranda y Matías Muente Herrera, quienes eran pareja y vivían en la comuna de Quilpué, sostuvieron una riña en la que casa que compartían.

Producto del hecho, la Fiscalía los formalizó por el delito de lesiones menos graves en contexto de violencia intrafamiliar. No obstante, a un mes de iniciada la indagación, el Ministerio Público tomó la decisión de no perseverar en la causa pues la mujer falleció el 24 de abril de este año.

El Tribunal acogió la petición de la Fiscalía y decretó el sobreseimiento de la causa.

Así, la magistrada Paula Millón, le comunicó a los padres de la mujer lo que ocurrió en la audiencia de este viernes.

“Esta audiencia era para terminar la causa penal en su contra, donde aparecen de las lesiones cruzadas, y respecto de las lesiones que Matías Muente habría causado a Franshesca en esa causa, el Ministerio Público tomó la decision básicamente porque la única prueba era el testimonio de Franshesca, quien no va a estar para declarar respecto de estos hechos“, informó.

El informe del Servicio Médico Legal (SML) y la Policía de Investigaciones (PDI) indicó que en la muerte de Franshesca González no hubo participación de terceras personas.

Pese a esto, el padre de la mujer cuestionó que Matías Muente, quien fue su pareja, habría incumplido una medida cautelar de prohibición de acercarse a la mujer.

“Él no se podia acercar habiendo medida cautelar. Esto no se cumplió. De haberse cumplido, quizá la historia de mi hija sería diferente”, acusó el padre durante la audiencia.

De hecho, la familia de Franshesca interpuso una querella por homicidio en contra de la pareja de su hija, la que fue acogida por el tribunal hace algunos meses.

Consultada por Bío Bío sobre dicha causa, la Fiscalía Local de Quilpué puntualizó que “esto determinó la reapertura de la investigación y el desarrollo de nuevas diligencias que se están trabajando con la Policía de Investigaciones”.