“Como ya sabes, todo proceso histórico puede ser evaluado de diversas maneras. A continuación, te pedimos que tú evalúes el periodo de la Dictadura Militar destacando aquello que te parezca positivo y aquello que te parezca negativo”, rezan las instrucciones de un ejercicio que es parte de un libro de Historia dirigido a niños de 6º básico.

El texto está editado y es distribuido por Aptus, una corporación sin fines de lucro que asesora a más de 200 colegios vulnerables a lo largo del país.

La fundación fue creada hace 10 años por Piero y Carlo Solari, quienes junto a Patricia Matte buscaban replicar a gran escala el modelo de la Sociedad de Instrucción Primaria (SIP), una corporación privada que desde hace 163 años busca mejorar la calidad de la educación en Chile.

En concreto, Aptus funciona como una Asociación Técnica Educativa (ATE), que también se dedica a realizar pruebas estandarizadas que permiten a grupos educativos evaluar internamente sus procesos y reforzar distintas áreas.

Captura del libro
Captura del libro

En la versión 2019 del texto escolar se menciona al periodo en cuestión como “Dictadura Militar”, no obstante en versiones anteriores se le describía como “Gobierno Militar”.

En este contexto, la organización distribuye libros a los colegios SIP y también a otros vulnerables que contraten sus servicios.

Según explicaron sus fundadores a revista Capital, para financiarse Aptus cobra a los sostenedores de los colegios, sean particulares, municipales o los Servicios de Educación Pública que se incorporó con la desmunicipalización.

Al mismo medio, Patricia Matte reconoció que cuando crearon la fundación habían ciertas sospechas en contra. “Por un tema ideológico desconfiaban que esto era un negocio, una cosa empresarial que olía raro”, indicó la actual presidenta de la SIP.

La polémica

La situación la dio a conocer a través de Internet Carolina Castillo, apoderada de la Escuela Municipal Barreales, ubicada en un sector rural de la comuna de Santa Cruz en la región de O’Higgins.

En conversación con BioBioChile, la mujer calificó como “horrible” que a su hijo se le enseñe la Historia de Chile con ejercicios como los presentados anteriormente.

“Lo encontré aberrante cuando vi la tarea; primero porque mi expectativa es que se les enseñe a los niños que bajo ninguna circunstancia se puede romper el Estado de Derecho“, parte indicando Carolina.

En ese sentido, la apoderada y socióloga de la Universidad de Arte y Ciencias Sociales (Arcis) asegura que “la pregunta es tendenciosa” porque invita a los niños “a reflexionar sobre qué puede haber sido bueno en la Dictadura Militar… eso me parece horrible”.

Carolina aseguró haber tomado contacto con la directora de la escuela, quien le habría entendido su postura completamente.

“Mi hijo también me cuenta que en el colegio no es que la profesora les habló de las ‘virtudes de la dictadura’. Eso no pasó, sino que es algo que aparece en el libro”, explicó, añadiendo también que lo que más le molesta es que Aptus “se plantee como una agencia de educación, como excusa para tirar estos temas. No me parece correcto”.

Aptus explica el contenido

A través de una declaración pública, Aptus reaccionó a la polémica y lamentó lo que calificaron como un “malentendido”.

“Lamentamos el malentendido que se ha generado respecto de una de las preguntas sobre la dictadura militar, incluida en el cuaderno del alumno de sexto básico”, parte señalando el texto enviado a BioBioChile.

“El contexto y la información previa a esa pregunta buscan concientizar respecto de la aberración de la violación de los derechos humanos en este período, y la intención de dicha pregunta es lograr que los niños reflexionen sobre la materia”, agrega el escrito.

Por último, la entidad indicó que “sin perjuicio de lo anterior, agradecemos la retroalimentación que nos dan respecto al tema. Lo tomamos como una oportunidad de mejora”.