Región de Magallanes
Martes 05 noviembre de 2019 | Publicado a las 16:05 · Actualizado a las 16:43
Puntarenenses arrojan busto de exterminador selk’nam a los pies de monumento al indio patagón
Por Emilio Lara
Con información de Nibaldo Mosciatti.
visitas

La noche del lunes, tras una marcha que reunió a miles de personas en el centro de Punta Arenas, manifestantes derribaron el busto del empresario José Menéndez Menéndez y lo arrojaron a los pies del monumento al indio patagón.

Pese a que la historia le ha dado el t√≠tulo a otros, Men√©ndez es sindicado por muchos como el real exterminador del pueblo selk’nam en la Patagonia, genocidio que tuvo como principal catalizador el negocio ovino que floreci√≥ bajo la mirada de este asturiano en el extremo sur.

El hecho fue ampliamente compartido en redes sociales, como Twitter, fotograf√≠as en las que se aprecia que la estructura fue pintada con spray de colores y qued√≥ bajo una inscripci√≥n que acusa de asesinos a Men√©ndez y a Mauricio Braun, quienes tras a√Īos de competencia se unieron y forjaron un imperio en la zona.

De acuerdo a La Prensa Austral, siete personas fueron detenidas tras este hecho, dos por rayados a la propiedad p√ļblica y cinco por da√Īos al busto, que fue instalado en la plaza de la ciudad en 1975.

Su historia

Men√©ndez naci√≥ en Asturias en 1846, fue el segundo de siete hijos de un matrimonio de campesinos y a los 14 a√Īos dej√≥ a su familia y emprendi√≥ rumbo hacia Am√©rica, el 4 de noviembre de 1860.

Primero desembarcó en Cuba. En La Habana trabajó en una joyería y en 1866 se mudó a Buenos Aires, donde se casó con la uruguaya María Behety Chapita. Tras contraer nupcias ambos emigraron a Punta Arenas, donde se instalaron definitivamente.

Gracias a los negocios amasó una fortuna, adquirió terrenos, con el tiempo abrió dos estancias y participó en la formación la Sociedad Explotadora de Tierra del Fuego.

En 1907 se ali√≥ con Braun y juntos formaron la Compa√Ī√≠a de Exportaci√≥n y Exportaci√≥n de la Patagonia, con lo que consolidaron su poder√≠o empresarial.

Seg√ļn indic√≥ Jos√© Luis Alonso Marchante en su libro “Men√©ndez, rey de la Patagonia”, el avance de la industria del espa√Īol fue tal que la actividad econ√≥mica finalmente termin√≥ por instalarse en territorio selk’nam, lo que diezm√≥ y espant√≥ al guanaco, la principal fuente de alimento y abrigo de este pueblo originario.

Ante la necesidad, el hambre y el fr√≠o, los selk’nam recurrieron a las ovejas de Men√©ndez, ya que en esa cultura la comunidad compart√≠a todo y no manejaban el concepto occidental de propiedad de la √©poca, que perdura hasta hoy.

Aquello fue el pretexto con el cual Men√©ndez dio inicio a la persecuci√≥n en contra de los selk’nam, lo que deriv√≥ en su exterminio.

Tal tarea cont√≥ con la participaci√≥n de un escoc√©s apodado “el chancho colorado”, quien abiertamente se vanagloriaba de su trabajo.

Finalmente Men√©ndez muri√≥ el 24 de abril de 1918 en Buenos Aires, a los 71 a√Īos, aunque sus restos fueron repatriados y enterrados en el Cementerio Municipal de Punta Arenas.

Si quieres conocer más acerca de esta historia, lee este artículo del Museo Regional de Magallanes.

Otros caídos

Men√©ndez no ha sido la √ļnica figura del pasado que ha recibido la sentencia de los chilenos en medio de las manifestaciones.

Una de las primeras en caer fue la estatua de Francisco de Aguirre el 24 de octubre en La Serena. La estructura fue desprendida desde la base, después fue incendiada y finalmente terminó siendo lanzada a una calle.

De acuerdo a Diario El D√≠a, debido a su naturaleza de monumento nacional, “la recuperamos, la recogimos y la guardamos en un recinto municipal. Ahora hay que pedir una evaluaci√≥n a un especialista para ver si vale la pena o no restaurarla, ya que aparte de botarla la quemaron”, se√Īal√≥ el alcalde Roberto Jacob.

Al igual que Menéndez, de Aguirre fue culpable del genocidio de uno de nuestros pueblos originarios: los diaguitas.

Diario El Día
Diario El Día

Luego, el 29 de octubre, fue el turno de la estatua de Pedro de Valdivia ubicada entre calles Balmaceda con Caupolicán de Temuco. Lo mismo ocurrió con el busto de Dagoberto Godoy, cuya cabeza después fue colgada como adorno en las manos de la figura del toki mapuche.

Ese mismo día, pero en Concepción, aunque sin éxito, manifestantes intentaron derribar la estatua de de Valdivia de la Plaza Independencia, en pleno centro penquista.

El viernes 1 de noviembre, en tanto, desconocidos destruyeron un monumento en honor a Cristóbal Colón que estaba ubicado en una plaza que lleva el mismo nombre en Arica.

Al d√≠a siguiente, previo a una marcha mapuche, comuneros derribaron los bustos de Pedro de Valdivia y Garc√≠a Hurtado de Mendoza que estaban en la plaza de armas de Ca√Īete.

Radio Bío Bío
Radio Bío Bío
Tendencias Ahora