La Contraloría General de la República tomó razón de la Alerta Sanitaria en Osorno, a raíz de la contingencia por contaminación de combustible que mantiene a la comuna con el suministro de agua potable cortado desde el pasado jueves.

Así lo informó el órgano contralor a través de sus redes sociales:

Esto le otorga facultades extraordinarias a la Seremi de Salud en la región de Los Lagos, frente a los problemas que se generen por el corte de agua potable, que se extiende ya por más de cuatro días.

En total son 180 mil personas las que continúan sin el suministro, a raíz del derrame de 1.100 litros de combustibles en la producción de agua. Desde el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), confirmaron que oficiarán a Essal por el corte.

Además se busca compensar a los clientes a través de la Ley de Protección al Consumidor, que señala que en caso de suspensión injustificada de servicios básicos, se debe realizar una indemnización directa y automática en la boleta.

Esta tiene que ser un monto equivalente a diez veces el valor promedio diario por cada día sin suministro, lo que significaría en 40 días de servicio sin cobro para los afectados.

Mientras continúan las manifestaciones en la zona por el masivo corte de agua, cerca de 50 vecinos de Osorno presentaron una querella criminal en contra de los responsables del corte, el que ocurrió tras la contaminación que fue catalogada por Essal como “un error humano”.