La Contraloría Regional de Valparaíso emitió el informe respecto a irregularidades financieras en la concesión por parte de la administración municipal anterior del Casino de Viña del Mar, perteneciente a la empresa Antonio Martínez y Cía.

El documento da cuenta de dieciséis objeciones entre las que se encuentran: el uso de un fondo que pertenecía a finiquitos de trabajadores y el hecho de no cobrar entrada para ingresar al Casino.

Según la alcaldesa Macarena Ripamonti, este informe representa una nueva arista de irregularidades e incumplimientos por parte de la administración predecesora.

Por su parte, la exconcejala Marcela Varas, quien solicitó el informe a Contraloría, señaló que entregarán los antecedentes respecto a la investigación por fraude al fisco en la que se encuentra la anterior administración municipal de la ciudad jardín.

La Contraloría dio el plazo de 30 días para iniciar acciones respecto a las irregularidades presentadas en el informe, por lo que desde el Municipio de Viña del Mar se solicitó el cobro de una boleta de garantía por más de 500 millones de pesos.

Ante esto, desde la ex concesionaria Antonio Martínez y Cía, señalaron a través de un comunicado que el cobro se realiza sin razón, fuera de todo plazo orden o sentencia administrativa, por lo que iniciarán acciones legales en contra del municipio.