Nacional
Martes 28 abril de 2020 | Publicado a las 06:25 · Actualizado a las 09:10
La paradoja de Cristián Labbé: invoca a Corte de DDHH en una causa en que se le condena por tortura
Por Jorge Enríquez Carrera
Con información de Daniela Forero-Ortiz.
visitas

“Apelo” dijo Cristi√°n Labb√©, coronel (r) del Ej√©rcito, exjefe de Escoltas y exalcalde, cargo que m√°s le gustaba en p√ļblico.

“Apelo‚ÄĚ, dijo cuando le notificaron, en octubre pasado, la condena de tres a√Īos de presidio por apremios ileg√≠timos en contra de Harry Cohen, por torturas en noviembre de 1973.

Una apelación que finalmente fue rechazada por la Corte de Apelaciones de Temuco y que derivó en la presentación de otro escrito, por parte de un segundo abogado que asumió su defensa, el cual pidió la nulidad ante la Corte Suprema por una supuesta negligencia del primer defensor en el caso.

Entre otras cosas, de acuerdo al recurso, porque el jurista inicial no se presentó a los alegatos en la Corte de Apelaciones para defender la apelación al fallo de primera instancia de su reconocido cliente, lo que le habría generado una vulneración en su defensa.

Pero, no sólo eso.

A lo anterior, la defensa de Labbé invocó a instancias internacionales para alegar que hubo ausencia de una legítima defensa.

Y lo hizo con jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. S√≠…, de Derechos Humanos.

Recurrió a fallos de la misma instancia a la que han acudido varias víctimas de violaciones de los DDHH durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Y Labbé lo hizo justamente en relación a un caso de transgresión a DDHH que tiene que ver con los inicios de ese cuestionado periodo de la historia en Chile.

La historia

El camino judicial comienza en 2013, cuando Harry Cohen presentó una querella por apremios ilegítimos en contra del oficial Cristian Labbé, por lo acaecido en noviembre de 1973, apenas dos meses después del Golpe.

Cohen, en esa √©poca de 26 a√Īos y estudiante de electr√≥nica, fue detenido en la casa de sus padres en Futrono y trasladado por aire a Panguipulli -regi√≥n de Los R√≠os-, donde declar√≥ haber sido torturado con electricidad.

A lo que sumó, además, que jamás tuvo vinculación con política.

“Se le conect√≥ a electrodos y tras hacerle sucesivas preguntas se le aplicaba consecutivamente descargas el√©ctricas, caus√°ndole mucho dolor en todo el cuerpo. Arguye recordar particularmente a uno de sus interrogadores dado que la voz correspond√≠a al mismo Sr. Cristian Labb√©, dice, quien le hab√≠a visitado violentamente en su primera celda, tambi√©n se le qued√≥ muy grabado porque hizo alusi√≥n en forma burlesca a su apellido que es de origen semita”, dice en parte de su sentencia el ministro en visita √Ālvaro Mesa, a cargo del juicio en primera instancia del coronel (r) de Ej√©rcito.

Pero, esa no es el √ļnico testimonio que apunta a Labb√©, seg√ļn el juez Mesa, como responsable de las torturas.

El fallo del ministro en visita se oficializ√≥ en octubre del a√Īo pasado y, desde ah√≠, se comienzan a amarrar los cabos de la historia que llevan a Cristi√°n Labb√© a invocar resoluciones de la Corte Interamericana de DDHH como argumento de defensa en su apelaci√≥n a la Corte Suprema.

Defensa fr√°gil

‚ÄúLos fundamentos son frontales a la pruebas que se√Īal√≥ el ministro, incluso hemos detectado grandes deficiencias en el fallo, como omitir testimonios que son exculpatorios de la conducta de Labb√©, lo cual nos parece muy grave‚ÄĚ, indic√≥ a Radio B√≠o B√≠o el 16 de octubre del a√Īo pasado el en ese entonces abogado defensor Cristian Pareja como argumento de que apelar√≠an al fallo en primera instancia del juez Mesa, dictado pocos d√≠as antes.

Una condena de tres a√Īos efectivos, que se amortiguar√≠an con dos periodos de prisi√≥n preventiva, en contra del exalcalde de Providencia. A lo que se agrega, una indemnizaci√≥n de 30 millones de pesos que el Estado debe pagar a la v√≠ctima.

Pasaron seis meses desde ese día, hasta que la semana pasada se oficializó que la defensa del coronel (r) Labbé perdió la apelación ante la Corte de Apelaciones, por lo que se vio obligado a recurrir a la Corte Suprema.

Y es aquí, en esta parte del proceso suma aristas más llamativas.

Tras revocar el mandato a Pareja, el nuevo abogado defensor de Labbé, Fernando Uribe, presentó un recurso de casación contra el fallo de la Corte de Apelaciones temuquense y argumentó la negligencia de su antecesor.

¬ŅQu√© ocurri√≥?

En el escrito, Uribe describe una serie de falencias que habría presentado la defensa predecesora de Labbé, relacionadas con un eventual abandono de la causa.

“Luego que se dict√≥ la sentencia definitiva de primera instancia, el abogado defensor lo acompa√Ī√≥ a notificarse de la sentencia y le aconsej√≥ decir en voz alta y clara: ‚Äúapelo‚ÄĚ. El funcionario que practic√≥ la notificaci√≥n hab√≠a sugerido la frase ‚Äúme reservo el derecho de apelar‚ÄĚ. Sin embargo, el consejo del abogado defensor fue que se limitara a decir ‚Äúapelo””, indic√≥ el nuevo defensor.

Sin embargo, ahí no se refleja el problema, sino en lo que vino después.

Uribe plante√≥ que lo no se cumpli√≥ fue presentar los fundamentos escritos de la apelaci√≥n verbal, lo que habr√≠a reducido la defensa de Labb√© a su descrita verbalizaci√≥n del “apelo”, realizada por √©l mismo tras notificarse de la resoluci√≥n de primera instancia.

“Esta omisi√≥n no puede ser valorada ni calificada de otro modo que, como una grav√≠sima negligencia en el desempe√Īo de la funci√≥n del abogado defensor que afect√≥, sin lugar a duda alguna, el derecho fundamental de don Cristi√°n Labb√© Galilea de contar con una defensa t√©cnica eficaz, diligente y no con una puramente formal, burocr√°tica, que s√≥lo cumple con la funci√≥n que el Juez entienda que se cumple con la norma imperativa de la parte final del inciso primero del art.278: la defensa del procesado es obligatoria”, destaca el abogado Uribe.

En su lado de la mesa

Así, en base a lo anterior, la defensa termina por invocar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Más adelante, Uribe aseguró que Labbé se enteró el 14 de abril pasado que su ex abogado ni siquiera habría acudido a alegar el recurso correspondiente a su apelación.

Labb√© habr√≠a sabido de esta situaci√≥n, seg√ļn el escrito, cuando supo que su recurso hab√≠a sido rechazado.

“Basta observar que tanto en la sentencia de primera instancia confirmada por esta Iltma. Corte y en la misma sentencia de segunda instancia se citan varias normas que pertenecen al Derecho Internacional de los Derechos Humanos, se invoca el ‚Äúius cogens‚ÄĚ y hasta se encuentran citas de la Jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, contin√ļa la apelaci√≥n del abogado Uribe, en su recurrente af√°n de colocar en su lado de la mesa al tribunal con asiento en Costa Rica.

Más adelante agrega resoluciones en que la Corte Interamericana de DDHH ha dado lugar a los argumentos de una ausencia de una legítima defensa.

“La Corte Interamericana de Derechos Humanos est√° recordando a los jueces de los pa√≠ses sometido a esa judicatura internacional, y por ende tambi√©n a los jueces chilenos, que tienen el deber irrestricto de adoptar medidas para restablecer las vigencia del derecho del imputado a contar con una defensa eficaz, en todas las etapas e instancias del juicio, cuando es evidente que el defensor, p√ļblico o privado est√° desempe√Īando su funci√≥n de manera negligente o derechamente de ninguna manera, como ocurre cuando no asiste a las audiencias”, dice el texto en p√°rrafos finales.

De esta manera, Labb√©, quien seg√ļn la sentencia de primera instancia viol√≥ los DDHH de Harry Cohen, 47 a√Īos despu√©s invoca el accionar del tribunal internacional en la materia para salvarse de ir tras las rejas, en el final de su vida.

Puede revisar la apelación aquí:

Tendencias Ahora