Nacional
Jueves 20 diciembre de 2018 | Publicado a las 19:56 · Actualizado a las 20:14
General Soto espera que lo remuevan: se neg√≥ a renunciar ante Pi√Īera e inician proceso para salida
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Luego de que el Gobierno le pidiera su renuncia, cuestionando su liderazgo en la crisis provocada por el caso Catrillanca, Hermes Soto, el a√ļn general director de Carabineros dijo “no”.

Posterior a ello, el uniformado llam√≥ a sus generales hasta la Direcci√≥n General de la instituci√≥n. A puertas cerradas estuvo con ellos y luego se dirigi√≥ a La Moneda, donde sostuvo una reuni√≥n con el presidente Sebasti√°n Pi√Īera y su ministro del Interior, Andr√©s Chadwick.

No se sabe el detalle de esa conversaci√≥n, pero s√≠ que Hermes Soto se mantuvo firme en su decisi√≥n, complicando el futuro inmediato del Gobierno en materia de seguridad p√ļblica.

Remoción

Pese a que el general director se retir√≥ en silencio desde La Moneda, el propio Presidente dej√≥ entrever que Soto no present√≥ voluntariamente su renuncia. ” En el d√≠a de hoy le he pedido la renuncia al general Hermes Soto Isla, para lo cual hemos iniciado todos los procedimientos correspondientes‚ÄĚ, dijo.

Con esas palabras, el mandatario se refiere al proceso establecido en la Constituci√≥n Pol√≠tica de la Rep√ļblica, que en este caso obliga al Ejecutivo a la realizaci√≥n de un decreto de remoci√≥n que debe ser fundado y sometido a consulta de amabas c√°maras y puesto, luego, en raz√≥n de Contralor√≠a. Este √ļltimo proceso podr√≠a, eventualmente, tardar meses.

Art√≠culo 104 de la Constituci√≥n Pol√≠tica de la Rep√ļblica

Los Comandantes en Jefe del Ej√©rcito, de la Armada y de la Fuerza A√©rea, y el General Director de Carabineros, ser√°n designados por el Presidente de la Rep√ļblica de entre los cinco oficiales generales de mayor antig√ľedad, que re√ļnan las calidades que los respectivos estatutos institucionales exijan para tales cargos; durar√°n cuatro a√Īos en sus funciones, no podr√°n ser nombrados para un nuevo per√≠odo y gozar√°n de inamovilidad en su cargo.

El Presidente de la Rep√ļblica, mediante decreto fundado e informando previamente a la C√°mara de Diputados y al Senado, podr√° llamar a retiro a los Comandantes en Jefe del Ej√©rcito, de la Armada y de la Fuerza A√©rea y al General Director de Carabineros, en su caso, antes de completar su respectivo per√≠odo.

Hermes Soto, entonces, esperará la tramitación de este decreto, provocando una situación inédita en la relación de un gobierno de Estado con su policía uniformada.

A lo anterior debe sumarse el hecho de que diez generales fieles a Soto lo secundar√°n en su renuncia, con lo cual complican a√ļn m√°s las posibilidades de Sebasti√°n Pi√Īera a la hora de elegir un sucesor, esto, porque el Presidente debe elegirlo entre las antig√ľedades que siguen al -todav√≠a- general director.

En marzo de este a√Īo, s√≥lo unos meses atr√°s, Sebasti√°n Pi√Īera anunci√≥ el nombramiento de Soto al mando de Carabineros y le encarg√≥ como primera misi√≥n “avanzar en la conformaci√≥n de un nuevo Alto Mando de la instituci√≥n, para iniciar, con la mayor fuerza y a la mayor brevedad un profundo proceso de modernizaci√≥n, tanto administrativa, operativa, teconol√≥gica y de equipamiento de Carabineros de Chile”.

Tendencias Ahora