Nacional
Lunes 25 junio de 2018 | Publicado a las 12:38 · Actualizado a las 12:58
Ministra Alejandra Pérez y la "libertad con unidad"
Publicado por: Ezio Mosciatti
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Cuando la libertad empieza a necesitar calificativos debemos prender alarmas, porque casi siempre es se√Īal de una libertad limitada, restringida, ‚Äúcustodiada‚ÄĚ…

En entrevista publicada ayer en la sección Reportajes de El Mercurio, Bárbara Vial pregunta a la Ministra de las Culturas sobre diversos temas, desde sus conflictos con Francisco Chahuán a los que hay en el Parque Cultural de Valparaíso o con la solicitud de renuncia al director del Museo Histórico Nacional.

En relaci√≥n a este √ļltimo punto, quedan plantedos dos temas que resultan en extremo delicados.

El primero es que haya versiones tan disímiles respecto a lo que pasó en relación a la destitución del ex-director Pablo Andrade. Pueden haber distintas evaluaciones, ponderaciones o puntos de vista respecto a los hechos, pero cuando no hay acuerdo o cierta coincidencia en cuáles fueron los hechos, se entra en un terreno peligroso que hace dudar, que lleva a la pérdida de las confianzas.

Ver entrevista a Pablo Andrade cuando se le solicitó su renuncia no voluntaria en: http://rbb.cl/k54c

El segundo punto tiene que ver con una respuesta de la Ministra Alejandra Pérez. Copio:

– ¬ŅNo fue apresurado despedir al director (Pablo Andrade)? (Pregunta B√°rbara Vial)

La salida del director tiene que ver con que se le pidió varias veces que buscara cómo solucionar eso y transmitiera los conceptos de libertad con unidad. Lo que él hizio fue desobedecer y lo que a mí me corresponde es marcar la autoridad. No puede ser que cuando se le pide a un director de museo que vele por la unidad y se le pide arreglarlo y no lo haga, que busque soluciones y no lo haga. (Respuesta de la Ministra Alejandra Pérez)

Adem√°s de las versiones contrapuestas sobre los hechos ya mencionadas, Alejandra P√©rez (m√°s all√° sobre las diferencias que puede haber sobre las atribuciones que tiene como ministra y las que tiene un director de museo y de una relativa autonom√≠a), comete a m√≠ entender un grave error: No puede confundir el objetivo pol√≠tico -y cultural- de crear consensos sobre algunas materias, en especial ciertos valores que queremos sean comunes o sobre nuestra identidad, de generar una base com√ļn (lo que para algunos es educaci√≥n c√≠vica) con uniformar nuestra historia, nuestros pensamientos. No en vano su cartera se llama ‚ÄúMinisterio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio‚ÄĚ: porque somos diversos, porque la b√ļsqueda de los consensos se hace aceptando las diferencias y no tap√°ndolas, borr√°ndolas.

Es evidente -y la muestra que, aparentemente, gener√≥ el conflicto lo dejaba claro- que los discursos y conceptos de ‚Äúlibertad‚ÄĚ han sido muy diversos e incluso contrapuestos a lo largo de la historia de Chile desde su Independencia. Por eso hab√≠a citas de Salvador Allende y de Augusto Pinochet, de Gabriela Mistral, Pablo Neruda, Luis Emilio Recabarren y Patricio Aylwin, por mencionar algunos.

Más allá de lo que quiera o desee Alejandra Pérez, es inegable que el concepto de libertad de Pinochet citado en la muestra censurada ha calado muy hondo en Chile, en los chilenos. Y si muchos no estamos de acuerdo con él, lo importante no es borrarlo o censurarlo, sino ver qué se hace para cambiar esa situación. Y la muestra en cuestión invitaba a reflexionar a los visitantes sobre ello. Por algo había una sección donde las personas libremente elegían la definición que preferían entre alternativas representativas.

La historia muestra, entre otras cosas, los conflictos y luchas que han permitido la evolución del país. Esconder o eliminar episodios o personajes porque resultan incómodos tiene un peligroso olor a naftalina o a autoritarismo, que no es lo mismo que autoridad bien ganada y ejercida.

URL CORTA: http://rbb.cl/kkfk
Tendencias Ahora