Nacional
Viernes 04 mayo de 2018 | Publicado a las 09:55 · Actualizado a las 10:25
Sucesores de don Celino: surgen nuevos herederos al título de "persona más longeva de Chile"
Publicado por: Emilio Lara
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Tras la muerte de don Celino Villanueva, quien en vida fuera presuntamente el hombre más viejo del mundo, surgió la duda de quién ocupó su lugar después de su deceso.

Villanueva perdi√≥ la vida a los 121 a√Īos el mi√©rcoles 18 de abril y, en la ocasi√≥n, BioBioChile se contact√≥ con una serie de servicios p√ļblicos para conocer la identidad del nuevo chileno m√°s longevo del pa√≠s.

Lo anterior, no obstante, no fue posible, ya que el Registro Civil asegur√≥ que ellos “no ten√≠an c√≥mo saberlo”.

El Ministerio de Desarrollo Social, por su parte, anunci√≥ durante la jornada del mi√©rcoles que al interior de uno de sus centros resid√≠a la se√Īorita Mar√≠a Teresa Mart√≠nez, quien cumpli√≥ 108 a√Īos el 1 de mayo.

Martínez, de esta forma, se transformó en la persona de más edad en vivir en la región del Maule, al igual que en los recintos que dependen de esta cartera de Gobierno y del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama).

Pero, tras esa publicación, una serie de personas se contactaron con BioBioChile para compartir la historia de familiares y cercanos mayores que María Teresa.

Uno de ellos es el caso de Hortensia Hern√°ndez Sep√ļlveda, quien cumplir√° 109 a√Īos este 13 de mayo. Sus nietos nos enviaron una fotograf√≠a de su c√©dula de identidad para comprobar que lo que dec√≠an era cierto.

Hern√°ndez fue hija √ļnica, tuvo siete hijos con su pareja y es abuela y bisabuela de muchos adultos y ni√Īos, tantos que su hija, Mar√≠a Albertina, admiti√≥ no recordar cu√°ntos son.

Pese a que su estado de salud es excelente, sufre de demencia senil, lo que no le impide recordar brevemente -de vez en cuando- a los dos hijos que fallecieron antes que ella, aseguró María Albertina.

Su madre no cuenta con ning√ļn tipo de ayuda estatal, aunque tampoco la han pedido. S√≠ recibe visitas de un m√©dico que revisa su presi√≥n, su estado de √°nimo y verifica su alimentaci√≥n, la que es “muy buena” a juicio de su hija.

Junto a ella y su familia, Hern√°ndez “tiene todo el cari√Īo del mundo”, motivo por el cual se reunir√°n como clan este s√°bado 12 para celebrar una nueva primavera de esta residente de la comuna de La Uni√≥n, regi√≥n de Los R√≠os.

Don Bernardo

Tambi√©n nos escribi√≥ Cecilia Salas por su padrino, Manuel Benavente Sanhueza, de 108 a√Īos, quien naci√≥ el 25 de septiembre de 1909 en Concepci√≥n, regi√≥n del B√≠o B√≠o.

Actualmente reside en √Ďu√Īoa, regi√≥n Metropolitana, pero por a√Īos lo hizo en San Bernardo, comuna de la cual es hijo ilustre.

Seg√ļn indic√≥ El Rotario de Chile, organizaci√≥n de la cual es miembro, Benavente comenz√≥ a trabajar a los 15 a√Īos en el Primer Juzgado de Letras de Coronel, tras lo cual se desempe√Ī√≥ por treinta a√Īos en la Casa de Moneda, donde lleg√≥ a ser subdirector.

Antes de salir de ese trabajo obtuvo el t√≠tulo de contador, con el cual fue -hasta los 100 a√Īos- secretario de la C√°mara de Comercio de San Bernardo.

Para su ahijada es un “orgullo” conocerlo y tenerlo con vida e indic√≥ que tiene una salud excelente. “Su cabeza la tiene buena, son sus piernas las que le fallan”, precis√≥ Salas.

Su se√Īora falleci√≥ hace a√Īos, pero con ella tuvo dos hijas. Una se radic√≥ en Estados Unidos y la otra vive con √©l. Ambas le dieron cinco nietos a don Bernardo, quien es “alegre y bueno para la talla”, declar√≥ su ahijada.

Ministerio de Desarrollo Social

BioBioChile tom√≥ contacto con el Ministerio de Desarrollo Social para preguntarles acerca de la existencia de alg√ļn catastro de la poblaci√≥n sobre los cien a√Īos en Chile.

Desde la cartera indicaron que ellos no saben de la realidad a nivel nacional ya que su responsabilidad se limita a conocer y aplicar ayudas en los recintos que dependen de ellos, como lo es el Establecimiento de Larga Estad√≠a (Eleam) ‚ÄúWen√ľiwen‚ÄĚ de Licant√©n, donde reside Mar√≠a Teresa.

Y es que el deber de conocer y tener claras las identidades de quienes logran llegar al siglo de vida no es ellos, sino que del Registro Civil, servicio desde el cual -si recuerdan- sentenciaron que no tienen cómo obtener tal información.

Debido a lo anterior, el lugar que don Celino dejó vacío con su muerte sigue sin sucesor oficial.

URL CORTA: http://rbb.cl/k2qq
Tendencias Ahora