Internacional
Martes 21 enero de 2020 | Publicado a las 11:14
"Espíritus malvados": papá golpeaba y negaba comida a sus hijos que ocultaba en un campo en Holanda
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

Un holand√©s que est√° siendo juzgado por supuestamente haber recluido a seis de sus hijos en una granja remota, los habr√≠a golpeado para expulsar a los “esp√≠ritus malvados”, relataron los fiscales este martes durante una primera audiencia del juicio.

El hombre, Gerrit Jan van D., de 67 a√Īos, somet√≠a a los j√≥venes, que fueron encontrados en una granja de la localidad de Ruinerwold en octubre, “castigos f√≠sicos muy graves” cuando pensaba que estos hab√≠an sido “contaminados” por alg√ļn esp√≠ritu maligno.

Van D. no asistió a la audiencia de este martes, que tuvo lugar en la ciudad de Assen, por razones médicas.

Est√° acusado de atentar contra la libertad de sus seis hijos de 2007 a 2019 y de “dar pu√Īetazos, patadas y negarles la comida y la bebida”. Tambi√©n es sospechoso de haber abusado sexualmente de dos de sus tres hijos mayores.

En el caso tambi√©n fue acusado de atentar contra la libertad de los ni√Īos Joseph B., un austriaco de 58 a√Īos que resid√≠a en la granja. El s√≠ que acudi√≥ a la corte.

“Me siento como si esto fuera una cacer√≠a de brujas”, declar√≥ Joseph B. ante el tribunal. “Tengo la conciencia tranquila… No le he robado a nadie su libertad”, sostuvo.

La familia fue descubierta en octubre después de que el hijo mayor, que todavía vivía en la granja, acudiera a un bar local en un estado confuso y dio la voz de alarma,
preocupado por las condiciones de vida de su familia.

Después de eso, la policía allanó la granja y arrestó a Gerrit Jan van D. y a Joseph B.

“Esp√≠ritus malignos”

A uno de los ni√Īos, Gerrit Jan van D. lo at√≥ de pies y manos, y a otro lo oblig√≥ a pasar todo un verano en una casita para el perro, situada en la granja, en la provincia de Drenthe (norte), explicaron los fiscales.

“Todos los ni√Īos hablan de castigos f√≠sicos muy graves si el padre cre√≠a que hab√≠a un ‘esp√≠ritu malvado‘ en ellos. Eso ocurr√≠a desde una edad muy temprana, a los cuatro o cinco a√Īos”, declararon los fiscales durante la audiencia.

Seg√ļn los fiscales, los seis hijos menores de los nueve que tuvo el hombre “viv√≠an recluidos desde su nacimiento, estaban retenidos y ten√≠an que estar tranquilos para que nadie supiera que exist√≠an”.

No fueron registrados ante las autoridades y nunca fueron a la escuela, a√Īadieron.

Seg√ļn los fiscales, los tres hijos mayores, que s√≠ que estaban escolarizados, ten√≠an prohibido hablarle a nadie sobre la existencia de sus hermanos y hermanas.

Citando unos diarios de los ni√Īos, los fiscales afirmaron que todos hablaron de su “convicci√≥n de que tener contacto con el mundo exterior te hace “sucio” y de que hay “esp√≠ritus malignos” que entran en el cuerpo”. El padre decid√≠a cu√°ndo pose√≠an los “malos esp√≠ritus” a sus hijos.

Cuando esto suced√≠a, “el ni√Īo era aislado, ten√≠a que rezar y los otros miembros de la familia no ten√≠an permitido contactar con √©l, a veces durante meses”, afirmaron los fiscales.

Tendencias Ahora