Internacional
Jueves 05 diciembre de 2019 | Publicado a las 19:41
Se solicitan (desesperadamente) alcaldes en Alemania
Por Paola Alem√°n
La información es de Deutsche Welle
visitas

Muchos problemas, poco reconocimiento y menos dinero. Aunque a√ļn hay personas en Alemania dispuestas a ser alcaldes honorarios, es cada vez m√°s dif√≠cil encontrar voluntarios. ¬ŅAntes un cargo so√Īado, hoy detestado?

“Ciertamente hay gente en el pueblo que tiene mucho m√°s tiempo que yo, pero no quer√≠an”, dice a DW J√ľrgen Bohl, alcalde honorario de Gerhardsbrunn desde julio de 2019. Durante m√°s de tres a√Īos, la peque√Īa localidad de 170 habitantes en Renania-Palatinado tuvo que arregl√°rselas sin la mayor autoridad. Hasta que el granjero se compadeci√≥ y se hizo cargo del trabajo.

En Alemania hay hoy d√≠a muchas alcald√≠as sin cabeza. Ya nadie quiere ser alcalde voluntario. La b√ļsqueda de candidatos es dif√≠cil. En Baviera, donde se llevar√°n a cabo elecciones locales en marzo de 2020, casi la mitad de todos los alcaldes, m√°s de 1.000, no quieren ser reelegidos.

Política local en crisis

“Al principio cre√≠ que en una ciudad tan peque√Īa no pod√≠a haber tanto trabajo”, dice el edil J√ľrgen Bohl a DW. Pero este agricultor invierte m√°s de diez horas a la semana en resolver los problemas de su comunidad. Junto con los miembros del consejo, reconstruy√≥ la pared del cementerio y limpi√≥ los caminos cubiertos de maleza. Su tarea m√°s importante es la renovaci√≥n de la v√≠a que cruza su pueblo.

No solo hay escasez de candidatos. El tiempo que los voluntarios pueden dedicarle a este trabajo también es cada vez menor. La Asociación Alemana de Ciudades y Municipios, no tiene cifras exactas de ello porque en cada estado federal hay diferentes modelos y nombres para los alcaldes honorarios y ediles.

Amenazas e insultos

Una cosa es segura: los alcaldes a la antigua, como Josef R√ľddel, que pas√≥ 56 a√Īos administrando la comunidad de Windhagen en Westerwald, con alrededor de 4.000 habitantes, son cada vez menos. Seg√ļn Alexander Glove, de la Asociaci√≥n Alemana de Ciudades y Municipios (DStGB), las crecientes amenazas y hostilidad frente a las autoridades est√°n ahuyentando a quienes trabajar sin salario por sus comunidades. “Cada vez hay m√°s insultos y amenazas”, explica en entrevista con DW. Y espera que alguien “alabe alguna vez a quienes invierten su tiempo y energ√≠as en el bien com√ļn‚ÄĚ.

Este a√Īo, el presidente federal Frank-Walter Steinmeier escuch√≥ en Berl√≠n a los pol√≠ticos locales que se quejaron de las amenazas, los insultos, los correos de odio y la falta de protecci√≥n por parte de la polic√≠a. En la ciudad b√°vara de Schwanfeld, la comunidad se vio obligada a ofrecer salario por el trabajo de alcalde de tiempo completo.

Adem√°s, los partidos pol√≠ticos deber√≠an preocuparse m√°s por encontrar a candidatos dispuestos porque, como advierte Michael Makurath, alcalde de Ditzingen: “Si esto sigue as√≠, nadie querr√° arriesgar nada por la ciudadan√≠a, porque al que lo hace, le dan en la cabeza‚ÄĚ.

SWR
SWR
Tendencias Ahora