Internacional
S√°bado 23 marzo de 2019 | Publicado a las 10:00
Los anti Brexit salen a la calle y May se apura en convencer a los diputados
Por Verónica Reyes
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los opositores al Brexit prevén manifestarse este sábado en las calles de Londres para reclamar un segundo referéndum, mientras la primera ministra Theresa May comienza a trabajar para convencer a los diputados de que voten su acuerdo de divorcio.

Los l√≠deres de los 27 pa√≠ses de la Uni√≥n Europea decidieron el jueves por la noche otorgarle a Reino Unido dos opciones para aplazar el Brexit despu√©s de la fecha inicial prevista el 29 de marzo, y fijaron el 12 de abril como la nueva fecha fat√≠dica, casi tres a√Īos despu√©s del refer√©ndum en el que los brit√°nicos decidieron salir de la UE.

Esta decisi√≥n “subraya la importancia para que la C√°mara de los Comunes apruebe el Acuerdo de Retirada la semana pr√≥xima”, declar√≥ Theresa May luego de largas horas de negociaci√≥n con los 27.

Pero puede ser que esta votaci√≥n no se realice “si surge que no hay suficientemente apoyo para representarlo”, indic√≥ la dirigente conservadora en una carta dirigida a los diputados y publicada el viernes en la noche por los medios brit√°nicos.

Concluido después de 17 meses de difíciles negociaciones con Bruselas y destinado a poner en marcha un Brexit moderado, el acuerdo está lejos de haber convencido a los diputados británicos que ya lo han rechazado por mayoría en dos oportunidades, el 15 de enero y luego el 12 de marzo.

Una tercera derrota humillante ante el Parlamento cuestionaría claramente la sobrevivencia de Theresa May como dirigente del poder ejecutivo británico.

“Todo es posible”

En su carta a los diputados, May presenta su nuevo acuerdo como la “mejor soluci√≥n” para evitar una salida sin acuerdo, el escenario m√°s temido por los medios econ√≥micos.

Anticip√°ndose de su lado a un posible rechazo del texto, los 27 dieron a May opciones: el acuerdo se aprueba y Reino Unido efect√ļa una salida ordenada de la UE, lo cual podr√≠a beneficiarse de una pr√≥rroga t√©cnica fijada para el 22 de mayo. En caso de que el acuerdo sea rechazado por tercera vez, Londres tendr√° hasta el 12 de abril para decidir si participa en las elecciones de mayo al Parlamento Europeo, lo que implicar√≠a que prolongue su pertenencia a la UE.

“Hasta el 12 de abril, todo es posible”, dijo el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. “Un acuerdo, una extensi√≥n larga, si Reino Unido decide revisar su estrategia o revocar el art√≠culo 50”, es decir, renunciar al Brexit.

“Claro que nos reuniremos de nuevo antes de esta fecha, seguramente en presencia de” Theresa May, declar√≥ por su lado la canciller alemana Angela Merkel, al mostrarse abierta a la perspectiva de una nueva cumbre.

Los opositores al Brexit llamaron a una manifestación en el centro de Londres para reclamar un nuevo referéndum. Figuras políticas de todas las tendencias anunciaron su participación.

Agence France-Presse
Agence France-Presse

La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, opositora feroz al Brexit, hizo un llamado a todos aquellos que rechazan una salida de la UE a aprovechar “al m√°ximo de la oportunidad” que dio Bruselas al otorgar esta √ļltima pr√≥rroga.

“Tenemos que evitar a la vez la cat√°strofe de un ‘no acuerdo’ y los da√Īos que conllevar√≠a un mal acuerdo de la primera ministra” Theresa May, dijo Sturgeon citada por la agencia Press Association.

“La decisi√≥n de la UE de aplazar las cosas al menos hasta el 12 de abril abri√≥ una ventana y aquellos entre nosotros que se oponen al Brexit tienen que aprovechar la oportuidad que se da”, recalc√≥ Sturgeon que es partidaria de que se convoque un segundo refer√©ndum sobre la salida o no de Reino Unido de la UE.

Si decide volver a presentar el acuerdo de retirada a los diputados, Theresa May tendrá que comenzar por convencer al presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, quien impidió que esta semana celebrara una nueva votación sobre el acuerdo basándose en una práctica muy antigua que prohíbe someter dos veces seguida a los diputados un mismo texto.

Tendencias Ahora