Internacional
Jueves 21 marzo de 2019 | Publicado a las 11:32
El primer amistoso de Bolsonaro y Trump con varios pases conjuntos pero con cero anotaciones
Por Paola Alem√°n
La información es de Deutsche Welle
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Se dieron camisetas de f√ļtbol, calificaron las relaciones entre ambos pa√≠ses como “mejores que nunca” y se tocaron los hombros de manera amistosa. No obstante, poco surgi√≥ de la primera reuni√≥n entre el presidente de Brasil, Jair Messias Bolsonaro, llamado por la prensa como el “Trump del tr√≥pico”, con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Sobre la cuesti√≥n de c√≥mo lograr un cambio de r√©gimen en Venezuela, los populistas de derecha, supuestamente id√©nticos, tampoco encontraron una l√≠nea com√ļn.

Lo que sí no faltaron fueron los elogios. En el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, Bolsonaro celebró a su ídolo declarado, deseándole, entre otras cosas, su reelección en 2020. Incluso llegó a opinar que los comunistas tomaban cada vez más conciencia de que iban por mal camino.

Nunca antes un invitado de Estado hab√≠a sido tan directo contra la oposici√≥n dem√≥crata. “Gracias”, apunt√≥ un asombrado Trump. “Nunca se ha visto algo as√≠ en la historia de las relaciones internacionales”, asegur√≥ el soci√≥logo y experto en relaciones internacionales Dem√©trio Magnoli, en entrevista con DW.

Ya en la v√≠spera de la reuni√≥n, Bolsonaro hab√≠a demostrado su lealtad ciega al declarar que el muro de Trump en M√©xico era necesario porque la mayor√≠a de los inmigrantes ten√≠an “malas intenciones”. Seg√ļn Magnoli, “con su declaraci√≥n sobre el muro, Bolsonaro interfiri√≥ en asuntos que no conciernen a Brasil, y al hacerlo tambi√©n tom√≥ los argumentos de Trump de la campa√Īa electoral”.

Brendan Smialowski / Agencia France-Presse
Brendan Smialowski / Agencia France-Presse

Sin resultados concretos

Una de las cosas que m√°s resalt√≥ de la reuni√≥n fue lo poco que se logr√≥. Y es que la esperanza de Brasil de un acuerdo de libre comercio ya hab√≠a quedado anulada por Estados Unidos antes de la reuni√≥n. Asimismo, el sue√Īo de Brasil de alcanzar acuerdos comerciales en el sector agr√≠cola qued√≥ sin cumplirse. Solo se mantuvo la asociaci√≥n ya negociada bajo el gobierno predecesor de Michel Temer sobre la estaci√≥n de cohetes brasile√Īa Alcantara.

Un peque√Īo premio de consolaci√≥n podr√≠a haber sido el claro compromiso de Trump de incluir a Brasil en la OCDE, el club de los pa√≠ses industrializados. “No obstante, este fue tan solo un gesto personal de Trump”, asegur√≥ Magnoli. Y es que Estados Unidos dej√≥ claro que para ello Brasil tendr√≠a que renunciar a su estatus especial de pa√≠s en desarrollo en la Organizaci√≥n Mundial del Comercio (OMC).

Para Trump, esto ser√≠a una palanca para abolir completamente el estatus especial de los pa√≠ses emergentes dentro de la OMC. Algo que es muy poco probable que tenga √©xito. “Brasil deber√≠a estar completamente loco para aceptar tales t√©rminos”, dijo Magnoli.

Similarmente vaga fue la promesa de Trump de clasificar a Brasil como un “gran aliado no OTAN”. En Sudam√©rica, Argentina ha tenido este estatus desde los a√Īos 90, aunque el pa√≠s no ha logrado mucho en la modernizaci√≥n de sus fuerzas armadas.

El “negociador” Trump podr√≠a estar esperando obtener lucrativos acuerdos de armas con Brasil. Aunque si se tiene en cuenta el ajustado presupuesto brasile√Īo, dichos deseos no son m√°s que una ilusi√≥n.

Brendan Smialowski / Agencia France-Presse
Brendan Smialowski / Agencia France-Presse

Posible intervención en Venezuela

Del mismo modo, no se lleg√≥ muy lejos en el tema de Venezuela. Trump repiti√≥ su conocido karma de que “todas las opciones a√ļn est√°n sobre la mesa”. Asimismo, asegur√≥ que las sanciones contra el r√©gimen de Maduro “solo han llegado hasta la mitad”.

Por su parte, en una cena con inversionistas el d√≠a anterior, Bolsonaro hab√≠a instado directamente a Estados Unidos a una intervenci√≥n militar en el pa√≠s caribe√Īo. Sin embargo, el Ej√©rcito brasile√Īo ha dejado claro repetidamente que la participaci√≥n militar de Brasil es impensable.

As√≠, Brasil no tiene nada que ofrecer a Trump en el frente venezolano. “Brasil no puede prometer nada ah√≠ porque pr√°cticamente no tiene relaciones comerciales con Venezuela y tampoco puede apoyar en una intervenci√≥n militar”, se√Īal√≥ Oliver Stuenkel, de la Fundaci√≥n Get√ļlio Vargas, de Sao Paulo. “Brasil no puede hacer nada en concreto”, agreg√≥.

Brendan Smialowski / Agencia France-Presse
Brendan Smialowski / Agencia France-Presse

China como socio comercial

Incluso en la preocupaci√≥n de Trump por limitar la expansi√≥n de China, Brasil no tiene algo que ofrecer. “Estados Unidos quiere limitar la influencia de China en la regi√≥n, pero como Brasil depende de China, Bolsonaro tiene muy poco espacio para ayudar”, dijo Stuenkel.

El mismo Bolsonaro guardó silencio sobre China. Tanto así que dejó a su ministro de Asuntos Económicos, Paulo Guedes, solo en otro corredor. La noche anterior, Bolsonaro ya había dejado claro a los inversores que Brasil tenía derecho a comerciar libremente con China.

Steve Bannon, el claro ganador

El m√°s beneficiado en la visita de tres d√≠as, seg√ļn Magnoli, fue el grupo global de derecha “El Movimiento”. Precisamente el domingo por la noche, Bolsonaro invit√≥ al fundador de “El Movimiento”, Steve Bannon, a la embajada de Brasil en Washington. Adem√°s, el hijo de Bolsonaro, Eduardo, quien se desempe√Īa de manera no oficial como secretario de Relaciones Exteriores, y quien tambi√©n particip√≥ en la reuni√≥n privada en la Oficina Oval, fue recientemente nombrado suplente de Bannon en Sudam√©rica.

“Los intereses que surgieron durante esta visita no fueron los de Brasil, sino los de Steve Bannon y Eduardo Bolsonaro, quienes defendieron su movimientos nacionalistas de derecha”, opin√≥ Magnoli.

Jim Watson / Agencia France-Presse
Jim Watson / Agencia France-Presse
Tendencias Ahora