Internacional
Viernes 21 febrero de 2020 | Publicado a las 13:05 · Actualizado a las 13:28
"¬ŅUstedes hicieron esa infamia?": t√≠a de presuntos femicidas de F√°tima los ve en TV y los entrega
visitas

Rostros conocidos y rostros familiares. Eso √ļltimo fue literal para una mujer que recibi√≥ una visita inesperada de un pariente que no la frecuentaba hac√≠a d√©cadas.

Irma Reyes vive en el municipio Isidro Fabela, Estado de M√©xico. El pasado 16 de febrero, cuando hab√≠an transcurrido 5 d√≠as de la desaparici√≥n de F√°tima, Mario Alberto Reyes N√°jera y Gladis Giovanna Cruz Hern√°ndez, llegaron de imprevisto con sus tres hijos peque√Īos.

Reyes es la t√≠a de Mario. No lo ve√≠a desde hace 22 a√Īos, luego de la muerte de su hermano. “El hijo de Pepe”. As√≠ fue como se present√≥ el hombre ante la hermana de su fallecido padre.

La mujer los recibi√≥, seg√ļn los relatos de medios mexicanos, consignados por Univisi√≥n.

Con extra√Īeza, pero con hospitalidad familiar, los aloj√≥ en una vivienda de techo de l√°mina, con dos piezas y les ofreci√≥ mantas para ellos y sus ni√Īos.

Los dejar√≠a quedarse hasta que consiguieran trabajo y pudieran buscar otro lugar para vivir. “S√≠, t√≠a. Andamos en eso”, fue la frase con la que Mario respondi√≥ a la mujer.

Milenio
Milenio

“Mi pap√° no nos deja ver la tele”

La mujer se manten√≠a pendiente de los ni√Īos, al punto en que los invit√≥ a ver la televisi√≥n a su casa.

“Es que mi pap√° no nos deja ver tele”, respondi√≥ uno de los tres hijos de su sobrino. M√°s tarde, la mujer entendi√≥ por qu√© la prohibici√≥n.

El pasado martes, Irma y Mayela, quien vive con la tía de Mario, vieron en las noticias el rostro de una mujer parecida a la pareja de su sobrino. Aseguró que en un primer momento dudaron de si se trataba de Gladis Giovanna.

Momentos después, la foto de su sobrino en las informaciones. Irma Reyes entendió que estaba alojando a los presuntos responsables del estremecedor femicidio contra Fátima Cecilia Aldrighett Antón.

“Enseguida baj√©, los encar√© y fue cuando me confesaron todo lo que hab√≠a pasado. ¬ŅUstedes hicieron esa infamia? Est√°n en la tele. ¬ŅFueron ustedes, verdad”, les recriminaba la mujer.

La respuesta vino primero de Mario. Incrimin√≥ a su pareja. “Yo no fui. Fue ella”. Cruz se defendi√≥ de su delator y c√≥mplice en los hechos.

La mujer dijo que pretend√≠a entreg√°rsela a la polic√≠a, pero Mario no la dej√≥, porque a √©l no lo buscaban y ten√≠a que cuidar de los ni√Īos, sabiendo que en ese momento solo el rostro de Giovanna figuraba en las noticias.

La t√≠a les pregunt√≥ que le hab√≠an hecho a la ni√Īa. Su sobrino presuntamente consume drogas y hab√≠a exigido “una novia joven” a su pareja para no agredir sexualmente a sus hijas.

“Estaba en la casa con mis hijos, dijo que si no, iba a verlo con alguna de las ni√Īas, con mis hijos y yo me espant√© … y fui y se la traje (a F√°tima)‚ÄĚ.

Su pareja, quien vend√≠a tamales en Xochimilco, conoc√≠a a F√°tima y a su familia. Fue a la escuela de la ni√Īa y se la entreg√≥ a Mario, quien supuestamente abus√≥ sexualmente de ella. Cuando vieron el ruido causado por su desaparici√≥n, decidieron asesinarla.

Facebook / México
Facebook / México

No lo hizo por la recompensa

Con la confesi√≥n de la pareja, Reyes decidi√≥ que no deb√≠a esconderla, seg√ļn sus declaraciones a la prensa mexicana.

Fue entonces que ella salió de la habitación y Giovanna Cruz se hincó para pedirle que los ayudara. Su sobrino no mostraba emociones.

“√Čl pens√≥ que yo lo iba a encubrir por ser mi sobrino. Y le dije: ‘Tienes que responder por tu delito"”.

Les ofreci√≥ acompa√Īarlos a una comisar√≠a del pueblo para que se entregaran, pero en el fondo sab√≠a que pod√≠an intentar algo contra ella o escaparse. Una de sus familiares dio aviso telef√≥nico a las autoridades y la pareja fue arrestada.

Mario intentó sobornar a los policías para que los dejaran ir, pero no hubo coima que venciera a la indignación que ha despertado el femicidio de Fátima.

Fueron arrestados y este viernes ser√°n trasladados a reclusorios de la capital mexicana.

La tía que los entregó, dice que no quiere que su acción se malinterprete. Que no lo hizo por la recompensa de dos millones de pesos mexicanos ofrecida por las autoridades, que dieron con los presuntos femicidas gracias a la familiar de estos, pese a que hablan de una labor conjunta de campo.

“Tiene que haber justicia. Y no quiero lucrarme con esto. Yo no s√© nada de si van a dar… yo solo quiero que se haga justicia”.

Milenio
Milenio
Tendencias Ahora