Internacional
Jueves 17 octubre de 2019 | Publicado a las 06:18 · Actualizado a las 08:30
Evo pide a bolivianos que "no lo abandonen" en elecciones del domingo donde va por cuarto mandato
Por Emilio Lara
La información es de Agence France-Presse
visitas

El mi√©rcoles, el presidente Evo Morales le pidi√≥ a los bolivianos que “no lo abandonen” en las elecciones del domingo, las m√°s dif√≠ciles en sus 13 a√Īos en el poder, desafiado por el exmandatario Carlos Mesa que despide su campa√Īa fortalecido al advertir contra la deriva autoritaria del l√≠der izquierdista.

“Les pido cinco a√Īos m√°s para terminar nuestras grandes obras”, dijo un Evo en√©rgico y con la voz ronca tras una semana fren√©tica recorriendo este pa√≠s de 11 millones de habitantes para convencerlos que debe ser reelecto para un cuarto mandato, entre 2020 y 2025.

“No me abandonen el 20 de octubre”, remat√≥ Morales en un acto multitudinario en El Alto, la planicie a cuatro mil metros de altura aleda√Īa a La Paz, con varias organizaciones de militantes de bases sociales vestidas con el color azul del partido MAS del oficialismo.

Con baile, arengas en aymara y dos ceremonias andinas de chamanes al costado de la tarima, Morales, de 59 a√Īos, destac√≥ una vez m√°s la estabilidad econ√≥mica en la √ļltima d√©cada, el proceso de industrializaci√≥n y “la dignidad para todos los pueblos hermanos que conviven en Bolivia”, en alusi√≥n a los ind√≠genas.

Mientras tanto en el bastión del empresariado opositor, Santa Cruz, unas dos mil personas armaron una fiesta de globos naranjas por el opositor Mesa, del partido Comunidad Ciudadana.

All√≠ Mesa afirm√≥: “El 20 de octubre Bolivia va a derrotar el autoritarismo de casi 14 a√Īos”, despu√©s que sus seguidores lo recibieran al grito de “¬°De-mo-cra-cia!”.

“Estas son las elecciones m√°s injustas de la historia porque est√°n manejadas por un partido que viene gobernando desde hace 13 a√Īos y ocupa todos los poderes”, lament√≥ Lola Terrazas, candidata a diputada en Santa Cruz y descendiente aymara.

En la campa√Īa, que culmin√≥ este mi√©rcoles, la oposici√≥n cuestion√≥ una intenci√≥n autocr√°tica de Morales al buscar una tercera reelecci√≥n despu√©s de haber perdido en 2016 un refer√©ndum en el que la ciudadan√≠a rechaz√≥ que volviera a postularse a elecciones.

Sin embargo, seguidores y adversarios de este ex líder cocalero de izquierda reconocen que su modelo económico, propiciado por la época dorada de las materias primas gracias a las compras de China, abrió en este país exportador de gas natural un largo capítulo de bonanza.

Una misión de observadores de la OEA en el país llamó a mantener la armonía, tras una escalada de tensiones en algunas ciudades.

Mesa sube el tono

Mesa, periodista y expresidente de centro de 66 a√Īos, sum√≥ apoyos de izquierda a derecha en el abanico opositor en las √ļltimas semanas como la voz contra la autocracia que ven en Morales, pero sin propuestas concretas en lo econ√≥mico.

Seg√ļn encuestas recientes, el ascenso de Mesa puede frustrar las posibilidades de Evo de ganar en primer vuelta el domingo como se estimaba hasta mediados de este a√Īo.

“No se van a quedar para siempre, ya es demasiado”, afirm√≥ el opositor el mi√©rcoles en la noche.

Parte del aumento en intención de voto de Mesa se debe al impacto que tuvieron los gigantescos incendios que en agosto y septiembre quemaron en Bolivia una zona inmensa de bosques nativos que indignaron a ambientalistas e indígenas.

Morales por su parte, defiende su candidatura exhibiendo la reducci√≥n de la pobreza y las altas tasas de crecimiento, que a√ļn en declive se sit√ļa en 4,2% en la actualidad, y advierte que con cualquier otro candidato se perder√°n derechos sociales en este pa√≠s, entre los tres m√°s pobres de la regi√≥n.

“Vamos a dar paliza a los vendepatria, vamos a dar paliza a los neoliberales”, repiti√≥.

“Ni Venezuela ni Argentina”

En El Alto, miles de “hermanos” se congregaron a expresar su apoyo en el √ļltimo acto electoral de Morales.

Esta ciudad de migrantes, mayoritariamente aymara, es un claro reflejo del crecimiento de la econom√≠a del pa√≠s, adonde llegaron en los √ļltimos a√Īos miles de campesinos e ind√≠genas que abandonaron las provincias para venir a trabajar en industrias constructoras, molineras, laboratorios y f√°bricas de alimentos procesados.

“Los opositores tienen miedo, piensan que puede ser igual que Venezuela y Argentina. El gobierno de Evo va para largo, pero con m√°s industrializaci√≥n y tecnolog√≠a, siguiendo el camino en que estamos, eso no es como los venezolanos, ni argentinos ni cubanos”, dijo Juan Carlos Cruz, un administrador de 43 a√Īos.

La buena salud de la economía boliviana ha servido en bandeja las victorias electorales de Evo Morales, dijo a la AFP Michael Shifter, presidente del centro de análisis Diálogo Interamericano, basado en Washington.

Pero con la caída de los precios de las materias primas es difícil sostener el clima de prosperidad.

“El modelo econ√≥mico boliviano tuvo √©xito durante algunos a√Īos, pero ya no es sostenible”, apunt√≥ el analista.

Tendencias Ahora