Internacional
Lunes 04 febrero de 2019 | Publicado a las 06:15 · Actualizado a las 07:45
Nayib Bukele gana elecciones en primera vuelta y se convierte en presidente electo de El Salvador
Por Sebasti√°n Asencio
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El popular exalcalde Nayib Bukele rompió ayer domingo el tradicional bipartidismo de derecha-izquierda en El Salvador al ganar las elecciones y convertirse en presidente electo, con la misión de alcanzar acuerdos para combatir la violencia pandillera y levantar la economía.

El capitalino de 37 a√Īos venci√≥ en primera ronda con 53,78% de los votos, con 87,67% de las actas contadas y en resultados considerados “irreversibles” por el tribunal electoral.

De aspecto juvenil, el presidente electo, que se postul√≥ por el peque√Īo y conservador partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), acudi√≥ vestido con pantalones de mezclilla y chaqueta de cuero a celebrar con sus simpatizantes.

Miles de personas lo aclamaron en la céntrica Plaza Morazán, donde ondearon banderas de El Salvador y de su partido mientras coreaban su nombre.

Luis Acosta | Agence France-Presse
Luis Acosta | Agence France-Presse

“En este momento podemos anunciar con plena certeza que hemos ganado la presidencia de la rep√ļblica de El Salvador en primera vuelta”, hab√≠a declarado Bukele poco antes en un hotel capitalino.

“Es una victoria del pueblo salvadore√Īo, hoy ganamos en primera vuelta y hemos hecho historia”, expres√≥ Bukele, quien lleg√≥ a la votaci√≥n como favorito en todas las encuestas, aunque se dudaba que pudiera obtener el 50% m√°s uno de los votos necesarios para evitar un balotaje.

Su triunfo puso fin al hist√≥rico bipartidismo de izquierda y derecha que ha gobernado El Salvador las √ļltimas d√©cadas.

Gobierno en alianza

Pese a la contundencia de su victoria, analistas advierten que Bukele deberá buscar acuerdos con la oposición de derecha, que controla el Congreso.

“Para gobernar y gestionar recursos, necesitar√° concertar con una asamblea (legislativa) de oposici√≥n”, destac√≥ el analista y profesor universitario Carlos Carcach.

El nuevo mandatario tendr√° que gobernar en alianza con la oposici√≥n al menos hasta 2021, cuando se efect√ļen las pr√≥ximas elecciones legislativas.

Para el analista y profesor universitario Roberto Ca√Īas, los salvadore√Īos “sepultaron” el bipartidismo que “no pudo leer las necesidades del pueblo, como la inseguridad que se vive a diario en las calles”.

“Bukele personific√≥ el hartazgo de la poblaci√≥n con un modelo de partidos salpicados por la corrupci√≥n, y ahora deber√°n recoger los pedazos para recomponerse si quieren seguir siendo opci√≥n”, destac√≥ Ca√Īas.

Los candidatos de los dos partidos que han gobernado los √ļltimos decenios reconocieron r√°pidamente la victoria del joven exalcalde.

“Vamos a llamar al presidente electo para desearle suerte para enfrentar los desaf√≠os en este pa√≠s”, dijo sobre el resultado Carlos Calleja, candidato de la coalici√≥n de cuatro partidos de derecha liderados por la Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y segundo en la votaci√≥n con 31,62% de los apoyos.

Poco antes lo había reconocido el excanciller Hugo Martínez, del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que resultó tercero (13,77%).

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, felicitó a Bukele en Twitter.

“Felicitamos a @nayibbukele por su hist√≥rico triunfo en primera vuelta. Celebramos su propuesta de un nuevo cap√≠tulo para El Salvador. Y saludamos la madurez pol√≠tica de los candidatos contendientes al aceptar su victoria”, consign√≥ Almagro.

Arena gobernó El Salvador entre 1989-2009, mientras que el FMLN, que se transformó en partido político con el fin de la guerra civil en 1992, lo había hecho desde 2009 a la fecha.

El FMLN llegó al poder en 2009 con el expresidente Mauricio Funes, y seguidamente en 2014 con el ahora saliente presidente Salvador Sánchez Cerén.

El bipartidismo hab√≠a reinado as√≠ tras el fin de la guerra civil de 12 a√Īos en 1992, que acab√≥ mediante la firma de acuerdos de paz entre el gobierno y la guerrilla. Esta fue la sexta elecci√≥n presidencial desde entonces.

Tanto el Tribunal Electoral como observadores internacionales coincidieron en se√Īalar que la jornada electoral transcurri√≥ en un clima de tranquilidad.

Tendencias Ahora