Internacional
Martes 01 enero de 2019 | Publicado a las 08:00 · Actualizado a las 08:01
Pastores evangélicos, conservadores y exmilitares: el gabinete del Brasil de Jair Bolsonaro
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El gabinete del presidente brasile√Īo Jair Bolsonaro, que asumir√° el cargo el 1¬ļ de enero, tendr√° 22 ministros, siete de ellos militares retirados, y contar√° con solo dos mujeres. En un pa√≠s con una amplia poblaci√≥n afrodescendiente, en la lista no figura ning√ļn negro.

Entre las personalidades convocadas por el excapit√°n de ultraderecha destaca Paulo Guedes, un “Chicago boy” que tendr√° por misi√≥n reducir los d√©ficits y reactivar la econom√≠a; el general retirado Augusto Heleno, su mentor pol√≠tico; y el juez Sergio Moro, clave en la Operaci√≥n Lava Jato contra la corrupci√≥n, al frente de la cartera de Justicia.

El diplom√°tico Ernesto Ara√ļjo, un ferviente admirador de Donald Trump, dirigir√° la canciller√≠a; y Damares Alves, una pastora evang√©lica, estar√° al frente del ministerio de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos.

Paulo Guedes, gur√ļ econ√≥mico

Bolsonaro confes√≥ que no “entiende” de econom√≠a, pero que para eso estar√° Paulo Guedes, un economista de 69 a√Īos formado en la Universidad de Chicago, cuna de la escuela neoliberal.

Guedes ser√° un “superministro” que tendr√° bajo su mando las actuales carteras de Hacienda, de Planificaci√≥n y de Desarrollo y Comercio Exterior.

Tras la victoria de Bolsonaro, Guedes anunci√≥ su intenci√≥n de “cambiar el modelo econ√≥mico socialdem√≥crata” mediante un programa acelerado de privatizaciones y de control del gasto p√ļblico, como receta para reactivar a un pa√≠s que pas√≥ por dos a√Īos de recesi√≥n y otros dos de d√©bil crecimiento.

Paulo Guedes | ARCHIVO | Agence France-Presse
Paulo Guedes | ARCHIVO | Agence France-Presse

Sergio Moro, azote de la corrupción

El juez Sergio Moro, designado ministro de Justicia y de Seguridad P√ļblica, llega como una de las figuras m√°s populares del gobierno Bolsonaro.

El magistrado, de 46 a√Īos, gan√≥ su reputaci√≥n dirigiendo desde su tribunal de primera instancia en Curitiba (sur) la Operaci√≥n Lava Jato, que sent√≥ en el banquillo y conden√≥ a largas penas de c√°rcel a decenas de figuras consideradas hasta entonces intocables del mundo empresarial y de la pol√≠tica en Brasil.

Dict√≥ la pena de prisi√≥n, aumentada en enero en segunda instancia, contra el expresidente de izquierda Luiz In√°cio Lula da Silva (2003-2010), quien purga desde abril una condena de 12 a√Īos y un mes de c√°rcel.

Su entrada al gobierno de Bolsonaro le valió cuestionamientos sobre su neutralidad como juez.

Queda por ver c√≥mo Bolsonaro y Moro resolver√°n sus divergencias en temas bandera del ultraderechista, como la flexibilizaci√≥n del porte de armas y la caracterizaci√≥n de movimientos sociales como “terroristas”.

Sergio Moro | ARCHIVO | Agence France-Presse
Sergio Moro | ARCHIVO | Agence France-Presse

Onyx Lorenzoni, el director de orquesta político

Diputado desde 2003, Onyx Lorenzoni, de 64 a√Īos, es considerado el cerebro de la campa√Īa de Bolsonaro. Es miembro del partido de derecha Dem√≥cratas (DEM) y es reconocido por sus iniciativas anticorrupci√≥n.

Pese a este cartel, Lorenzoni también ha hecho noticia por estar vinculado en casos de corrupión, tras ser acusado de haber recibido pagos por parte de la empresa JBS en dos ocasiones. El político reconoció que cometió un error y que recibió pagos de este empresa.

JBS es una de las mayores empresas productoras de carne de Brasil y se encuentra bajo investigación por corrupción en varios casos que involucran a funcionarios gubernamentales y parlamentarios.
Ser√° ahora ministro Jefe de la Casa Civil -una especie de jefe de gabinete-, encargado de compensar la falta de experiencia de la mayor parte de sus colegas en los entresijos de la pol√≠tica brasile√Īa.

Onyx Lorenzoni | ARCHIVO  | Agence France-Presse
Onyx Lorenzoni | ARCHIVO | Agence France-Presse

Augusto Heleno, el general modelo

El general retirado Augusto Heleno Ribeiro, de 70 a√Īos, cuenta con la admiraci√≥n de Bolsonaro. Fue su instructor en la escuela militar en los a√Īos 70 y gan√≥ visibilidad a inicios de los a√Īos 2000 como primer comandante en jefe de la Misi√≥n de la ONU en Hait√≠ (Minustah).

Se lo mencionó como posible ministro de Defensa, pero finalmente dirigirá el Gabinete de Seguridad Institucional (GSI), a cargo de las labores de inteligencia desde un despacho instalado en el propio palacio presidencial de Planalto.

Heleno pudo haber sido vicepresidente de Bolsonaro, pero el Partido Republicano Progresista, del que forma parte, rehus√≥ la propuesta. En una entrevista con el diario O Estado de S. Paulo en abril de 2017, Bolsonaro dijo que, de ser electo presidente, su exinstructor podr√≠a tener el cargo “que quiera”.

 Augusto Heleno | ARCHIVO | Agence France-Presse
Augusto Heleno | ARCHIVO | Agence France-Presse

Ernesto Ara√ļjo, admirador de Trump

El embajador Ernesto Ara√ļjo, un admirador de Trump, desentona en Itamaraty, la canciller√≠a brasile√Īa, impregnada de una tradici√≥n de multilateralismo.

Ara√ļjo, de 51 a√Īos, considera que Trump “puede salvar a Occidente”, afirma que el cambio clim√°tico forma parte de un “complot marxista” y denuncia “la globalizaci√≥n econ√≥mica que pas√≥ a ser piloteada por el marxismo cultural”.

Durante su gesti√≥n, tratar√° de adaptar el “Estados Unidos primero” de Trump a “Brasil primero”.

Ernesto Araujo | ARCHIVO | Agence France-Presse
Ernesto Araujo | ARCHIVO | Agence France-Presse

Damares Alves, pastora anti-aborto

La abogada y pastora evangélica Damares Alves ocupará un cargo delicado -ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos- en el gobierno de Bolsonaro, quien a lo largo de su carrera tuvo numerosos exabruptos racistas, misóginos y homófobos.

Su designaci√≥n retribuye en cierta forma el apoyo que las iglesias neopentecostales dieron al excapit√°n del Ej√©rcito durante la campa√Īa electoral.

“Queremos un Brasil sin aborto, que priorice pol√≠ticas p√ļblicas y de planificaci√≥n familiar, que el aborto no sea considerado como m√©todo anticonceptivo. El aborto, solo en casos necesarios y aquellos previstos por la ley. Creo que la legislaci√≥n no debe alterarse”, declar√≥ tras ser nombrada.

Pese a sus posiciones ultraconservadoras, Alves sorprendió en sus primeras declaraciones, al expresar su deseo de trabajar en armonía con la comunidad LGBT.

Tendrá a cargo igualmente las cuestiones indígenas, después que Bolsonaro decidiera sacar a la Funai, la entidad que se ocupa del tema, del ámbito del ministerio de Justicia para ponerlo en el de derechos humanos.

Damares Alves | ARCHIVO | Agence France-Presse
Damares Alves | ARCHIVO | Agence France-Presse
Tendencias Ahora