TV y Espect√°culo
La Roca "morir√°" en su pr√≥xima pel√≠cula, seg√ļn la ciencia
Publicado por: Nicol√°s Sep√ļlveda
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Dwayne Johnson, conocido como La Roca, ha mostrado sus talentos de tipo duro en lugares tan diversos como autos de carrera, monta√Īas embrujadas, junglas virtuales y ciudades asoladas por un terremoto. Era cosa de tiempo que lo hiciera en un edificio muy, muy alto.

Rascacielos: Rescate en las Alturas es la cinta a estrenarse en julio en la que veremos al voluminoso actor haciendo malabares en un (alerta de spoiler) rascacielos (fin del spoiler) ubicado en China para salvar a sus seres queridos. As√≠ lo revel√≥ Johnson a trav√©s de un tuit con el afiche de la pel√≠cula y este mensaje: ‚ÄúTodos estamos dispuestos a sacrificarlo todo cuando se trata de salvar a nuestras familias‚ÄĚ.

En la imagen se puede ver a La Roca como un peque√Īo punto en medio de un peligroso salto desde una enorme gr√ļa hacia un rascacielos en llamas. La distancia, por supuesto, parece imposible de abarcar para cualquier humano promedio, incluso si ese humano promedio es La Roca. Pero la esperanza de que conseguir√° llegar al otro lado se mantiene intacta.

Al menos as√≠ fue hasta que el escritor ingl√©s y f√≠sico aficionado James Smythe public√≥ en la misma plataforma su desmoralizador an√°lisis del afiche, seg√ļn report√≥ el medio A.V. Club.

‚ÄúHe simulado algunas par√°bolas para el salto de La Roca‚ÄĚ, explic√≥ Smythe en su mensaje, describiendo a continuaci√≥n los tres escenarios que represent√≥ con l√≠neas de distintos colores: la roja muestra lo que pasar√≠a si da un peque√Īo salto antes de lanzarse hacia el edificio; la verde considera que mantuvo el impulso corriendo antes de saltar, y la amarilla muestra las desastrosas consecuencias de no tomar impulso y ponerse en cuclillas antes de saltar. Las tres terminan con La Roca cayendo al vac√≠o.

‚ÄúCualquiera haya sido tu elecci√≥n, descansa en paz, La Roca, porque ahora est√°s muerto‚ÄĚ, fue la lapidaria conclusi√≥n del escritor.

Entonces el usuario Christian Bewdel, probablemente en negación ante el sino de la estrella, realizó su propio análisis. Sus resultados no fueron más alentadores, aunque sí más científicos.

Bewdel publicó la imagen con sus cálculos, los que mostraban que La Roca necesitaría tomar impulso con la improbable velocidad de 28,4 millas por hora, considerando que mide 1,96 m. Además, para confirmar el destino fatal de Johnson, agregó el dato del récord de velocidad de Usain Bolt, el hombre más rápido del mundo: 27,4 mph.

Otro usuario de Twitter, identificado como Spolchen, recurrió a las matemáticas para concluir que en realidad La Roca necesitaría solo 26,8 y no 28,4 mph para llegar al otro lado. Pero él mismo se encargó de destruir toda esperanza recordando que la velocidad máxima que una persona normal puede alcanzar es de solo 15 mph. Claro que La Roca no es una persona normal, pero, como Spolchen apuntó, buena suerte tratando de correr tan rápido como Usain Bolt.

Y desde aqu√≠ internet se encarg√≥ de hacer lo que mejor hace: contestar. Preocupados por el tema, otros usuarios trataron de aclarar la cuesti√≥n, como Galen Kehler, quien aport√≥ la visi√≥n de un profesional. ‚ÄúLos no ingenieros tienden a pasar por alto el efecto del viento‚ÄĚ, explic√≥, agregando una l√≠nea azul al an√°lisis inicial que muestra un milagroso ascenso al final de la trayectoria.

Otros, en tanto, dejaron volar la imaginaci√≥n, como Joseph Lallo, quien se dio cuenta de que a la imagen en realidad le faltaba un ca√Ī√≥n. O Bryce Abood, quien en sus versiones del salto incluy√≥ una capa roja, el drag√≥n blanco de La Historia sin Fin. O Leigh Young, quien cre√≥ un gif con su interpretaci√≥n de c√≥mo el salto podr√≠a ser efectivo.

Johnson no se ha referido los innumerables comentarios que han aparecido en Twitter, y se ha dedicado a disfrutar del √©xito de recaudaci√≥n de la nueva versi√≥n de Jumanji que protagoniza. Pero diversos medios norteamericanos se encargaron de registrar las reacciones de los fan√°ticos. El Huffington Post comprob√≥ que el tr√°iler no ofrec√≠a respuestas, pero advirti√≥ que ‚Äúdado que estamos hablando de H√©rcules y Raymond Gaines, cualquier cosa es posible‚ÄĚ. TMZ, por su parte, fue m√°s directo, tildando el afiche de fail y afirmando que ‚Äúnadie se traga la acrobacia de Rascacielos‚ÄĚ.

Cine versus ciencia

Por supuesto que no es la primera vez que la ciencia se encarga de arruinar la diversi√≥n (o que el cine se encarga de ignorar a la ciencia). De hecho, el de La Roca no es el primer megaedificio asi√°tico utilizado “anticient√≠ficamente” por el h√©roe de turno. En El Caballero de la Noche (Christopher Nolan, 2008), Batman se lanza desde un rascacielos en China, extiende sus brazos como una ardilla voladora (s√≠, m√°s que como un murci√©lago), planea e irrumpe en otro edificio a trav√©s de una ventana.

Adam Weiner, autor del libro Don’t Try This At Home!: The Physics of Hollywood Movie, explica en un art√≠culo de Popular Science que la fuerza que el superh√©roe necesita solo para extender esas alas, en esas condiciones, es sobrehumana (y no olvidemos que Batman no tiene superfuerza). Claro que no descarta que tal vez el material de las alas tenga propiedades a√ļn no descubiertas en nuestro universo, as√≠ que por qu√© no.

Y hablando de imposibles, est√° aquella escena de Iron Man 3 (Shane Black, 2013) en la que el h√©roe met√°lico rescata a 13 pasajeros que caen desde el avi√≥n presidencial, formando con ellos una cadena humana y solt√°ndolos sin un rasgu√Īo sobre las aguas de Miami. La peripecia fue extensamente analizada por Popular Mechanics desde el punto de vista cient√≠fico. El resultado en la vida real: catastr√≥fico.

Estos son solo un par de ejemplos de que las leyes físicas que rigen nuestro aburrido mundo tienen poco y nada que ver con las aventuras de la pantalla grande. Por suerte para La Roca, su familia y sus fanáticos.

URL CORTA: http://rbb.cl/je75
Tendencias Ahora