TV y Espect√°culo
Domingo 07 abril de 2019 | Publicado a las 11:15
La duquesa rebelde: 6 antiguas tradiciones que Meghan Markle planea romper con su primer hijo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Las tradiciones son muy importantes para la realeza inglesa y durante siglos los miembros de la familia real se han encargado de mantenerlas y traspasarlas de generación en generación.

Aunque algunas han cambiado o se han adecuado a los tiempos, muchas de ellas se mantienen hasta el día de hoy, especialmente aquellas que tienen relación con los embarazos y nacimientos de los nuevos integrantes.

Aunque la princesa Diana modernizó algunas de las normas, como el dar a luz en un hospital en lugar de su palacio, hay otras que se han mantenido constantes hasta Kate Middleton.

Por ejemplo, el monarca de turno, en este caso la Reina Isabel II, debe ser informada primero sobre la noticia del embarazo y el nacimiento del ni√Īo/a, los beb√©s deben ser presentados al mundo a las pocas horas de su nacimiento y deben tambi√©n usar un ajuar dise√Īado hace siglos.

Sin embargo, Meghan Markle quiere rebelarse a algunas de las estrictas normas y comenzar a manejar su vida de forma m√°s libre. Desde que se cas√≥ con el pr√≠ncipe Harry en mayo del a√Īo pasado, la actual duquesa de Sussex ya ha quebrantado varias normas y rumores indican que lo seguir√° haciendo.

Revisa aquí algunas de ellas:

1. No dar√° a luz en Lindo Wing

En 1981 y debido a su complicado embarazo, la princesa Diana decidió dar a luz en el hospital St. Mary en Paddington, específicamente en el ala de maternidad Lindo.

También tuvo allí a Harry, y Kate Middleton siguió su ejemplo con sus tres hijos. Y es que el servicio que presta la maternidad es mucho más lujoso que un palacio.

La tradición, sin embargo, correría peligro pues al parecer Meghan Markle, la esposa de Harry, quiere agitar las cosas y optar por otro lugar para tener a su primer hijo.

Seg√ļn han informado diferentes medios ingleses, la duquesa de Sussex estar√≠a evaluando el hospital Frimley Park, que queda m√°s cerca de su casa de campo y donde Sophie, la condesa de Wessex, tuvo a sus dos hijos.

Agence France-Presse | Getty Images
Agence France-Presse | Getty Images

2. Tuvo un Baby Shower

Una de las prohibiciones que tienen las futuras mam√°s de la familia real, es la posibilidad de celebrar la llegada de su beb√© con un baby shower o realizar una fiesta para revelar el sexo del peque√Īo.

De hecho, estas fiestas son vistas como de ‚Äúmal gusto‚ÄĚ por el protocolo real, por lo que ni la princesa Diana ni Kate Middleton tuvieron uno.

Sin embargo, Meghan hizo caso omiso a dicha regla y asistió a una exclusiva celebración organizada por sus amigas más cercanas en Nueva York.

Al festejo asistieron celebridades como la abogada de derechos humanos, Amal Clooney y la tenista Serena Williams, adem√°s de su excompa√Īera en Suits, Sarah Rafferty.

El viaje de Meghan fue bastante cuestionado, ya que se hosped√≥ en una suite del hotel neoyorquino The Mark, el que tuvo un costo de 5.000 d√≥lares por noche, algo as√≠ como tres millones de pesos chilenos. Adem√°s regres√≥ a Reino Unido en un avi√≥n privado, lo que tampoco fue bien visto por el p√ļblico.

Sin embargo, Meghan no podrá quedarse con los regalos que recibió y los que recibirá cuando nazca el bebé.

Seg√ļn la observadora real Victoria Arbiter, esto se debe a que ‚Äúno hay nada que no puedan comprar‚ÄĚ, adem√°s si reciben regalos costosos quedan en una posici√≥n compleja y deben ‚Äúrespetuosamente‚ÄĚ donarlos a la caridad.

Esto ya lo vivieron Kate Middleton y el pr√≠ncipe William, quienes debieron donar gran parte de los millonarios obsequios que recibieron sus hijos, incluyendo algunos de los presentes que llegaron para la princesa Charlotte de 64 pa√≠ses, en su primer cumplea√Īos.

3. Un nuevo coche para el bebé

En 1926, y antes de convertirse en rey, Jorge VI y su esposa Isabel Bowes-Lyon, enviaron a fabricar un hermoso coche para su primera hija, Isabel.

Se trataba de un Silver Cross que luego pasó de generación en generación y sigue siendo utilizado hasta hoy. La Reina lo usó con sus hijos, nietos y bisnietos.

En los √ļltimos a√Īos los pr√≠ncipes George, Charlotte y Louis han paseado en √©l, pero al parecer la tradici√≥n llegar√° hasta all√≠, pues Meghan y Harry decidieron ir en otra direcci√≥n.

Así al menos lo aseguró el diario inglés Daily Mail, donde afirmaron que los duques de Sussex eligieron un coche que supera los 1.600 euros, es decir, sobre el millón doscientos mil pesos.

Se trata de un ejemplar de la famosa marca iCandy, y seg√ļn consignan en el portal brit√°nico, el coche corresponder√≠a al modelo Peach, y habr√≠a llegado hace unos d√≠as al hogar de la pareja.

PerthNow
PerthNow

4. Viajes al extranjero

La norma dicta que las mujeres embarazadas deben evitar realizar viajes intercontinentales después del primer trimestre de gestación.

Si bien las futuras madres de la familia real siempre serán atendidas por los mejores médicos de cada nación a la que visiten, si el bebé nace en un país distinto podría causar complicaciones debido a su nacionalidad diferente.

Meghan no sólo se encontraba en medio de su gira por Oceanía cuando se dio a conocer la noticia del embarazo, sino que volvió a salir del país tras eso.

La duquesa visit√≥ Estados Unidos, donde se realiz√≥ su baby shower y posteriormente fue a Marruecos, en compa√Ī√≠a de su esposo.

5. Sexy look maternal

La moda es una forma de comunicación, por lo que la familia real elige con mucho cuidado cada una de las prendas que usará. Las mujeres embarazadas no están exentas de tener que cumplir este protocolo.

De partida, siempre deben usar colores suaves y evitar todo tipo de escote, norma que Meghan también rompió en varias oportunidades.

Durante su embarazo, la duquesa fue vista usando escotes, mostrando los hombros e incluso atuendos ajustados que le permitían mostrar las piernas.

Por supuesto, todo esto iba contra la tradición real.

6. La mamá de Meghan tendrá una gran participación

Una regla t√°cita de la familia real, es que los abuelos no cumplen un rol significativo en la vida de un ni√Īo. Sin embargo, esa tradici√≥n fue rota por la madre de Kate Middleton, Carole Middleton, quien ha estado cerca de los ni√Īos de la duquesa de Cambridge e incluso pasa la navidad con ellos.

Al parecer Meghan seguirá dicho camino, ya que su mamá, Doria Ragland, podría mudarse a Londres para estar cerca de su hija y el bebé.

Seg√ļn una fuente de Vanity Fair, Ragland planea participar en el nacimiento de Markle y estar cerca de ella y del Pr√≠ncipe Harry cuando cr√≠en al ni√Īo, algo que probablemente no ser√° mucho del gusto de la Reina.

Tendencias Ahora