TV y Espect√°culo
Frances McDormand: la actriz con una poderosa razón para no maquillarse en alfombras rojas
Publicado por: Constanza Navarrete
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En numerosas ocasiones, la actriz Frances McDormand (60) ha acudido a alfombras rojas y premiaciones con la cara completamente lavada, es decir, sin alguna gota de maquillaje.

Sin ir m√°s lejos, el pasado 7 de enero cuando subi√≥ a recibir el Globo de Oro a Mejor Actriz – Drama por su interpretaci√≥n en “Tres anuncios en las afueras”, luc√≠a de la misma forma.

Pero McDormand siempre se ha caracterizado por demostrar lo poco que le importa encajar en la supuesta norma no escrita, pero asumida culturalmente, sobre el aspecto femenino en las galas de premios.

Muchas veces ha criticado el esfuerzo de las féminas por verse más jóvenes o por resistirse a vestirse acorde a su edad. De hecho, en una entrevista que concedió a The New York Times en 2014, afirmó:

“Nadie quiere hacerse mayor. La madurez no es un objetivo. No se percibe como un regalo. Algo ha pasado culturalmente: se supone que nadie debe envejecer a partir de los 45 ‚Äďya sea en talla, en la cosm√©tica o en la actitud‚Äď. Todo el mundo se viste como un adolescente. Todo el mundo se ti√Īe el pelo. Todos parecen obsesionados con un rostro sin arrugas”.

En otra ocasi√≥n, afirm√≥ que quiere ser un modelo a seguir no s√≥lo para hombres y mujeres m√°s j√≥venes, y no s√≥lo de su profesi√≥n. “No hablo de mi trabajo. Creo que los arreglos cosm√©ticos de mi profesi√≥n son s√≥lo un riesgo laboral. lo digo en un sentido m√°s cultural”, expres√≥.

y enfatiz√≥ en que “Estoy muy interesada en empezar una conversaci√≥n sobre envejecer con dignidad. Creo que el edadismo es una enfermedad cultural, no personal”.

McDormand afirm√≥ en 2015 sentirse orgullosa de volver a ofrecer entrevistas tras 10 a√Īos de ausencia porque “creo que siento la necesidad de representar p√ļblicamente lo que he decidido mostrar en privado: una mujer orgullosa y m√°s poderosa que cuando era joven. Y creo que ese orgullo se puede admirar en mi rostro y en mi cuerpo”.

Sobre las cirugías plásticas

Seg√ļn recoge la secci√≥n de moda del peri√≥dico espa√Īol El Pa√≠s, SModa, la actriz y su marido Joel Cohen mantienen muy a menudo la conversaci√≥n sobre no haber mutado nunca su cuerpo de ninguna manera.

“Literalmente, √©l me tiene que frenar f√≠sicamente cuando se lo digo a la gente, con amigos que he trabajado. Me aterra y me enfurece ver lo que se han hecho”, confiesa.

Pero no sólo a la belleza McDorman tiene su propio punto de vista, lo mismo ocurre con su vestimenta en las premiaciones o eventos mediáticos. Mientras otras sustentan contratos millonarios con firmas, ella apuesta por su propio estilo.

Un ejemplo de lo anterior, fue cuando asisti√≥ a recoger su premio por su interpretaci√≥n en Good People, lo hizo con un vestido que ya hab√≠a llevado cuando present√≥ Quemar despu√©s de presnetar en el Festival de Venecia tres a√Īos antes.

La actriz siente orgullo de tener arrugas y c√≥mo su rostro habla por ella misma: “Soy expresiva. Siempre me ha ayudado para bien y ayuda ser as√≠, especialmente al hacerme mayor, porque todav√≠a tengo mi mapa de carreteras intacto, lo puedo usar y lo usar√©”.

Hace tres a√Īos a una presentadora le confes√≥ que volv√≠a a conceder entrevistas y exponerse p√ļblicamente por consejo de una amiga: “Me dijo ‘las mujeres j√≥venes te necesitan, necesitan tu imagen y tu voz, es ego√≠sta si no alzas tu voz"”. Y queda claro que Frances McDormand la escuch√≥, porque su rostro y su discurso lo prueban.

URL CORTA: http://rbb.cl/j3th
Tendencias Ahora