Economía
Jueves 05 diciembre de 2019 | Publicado a las 14:54 · Actualizado a las 10:27
Estudio: los 5 empresarios mejor evaluados por los chilenos en Twitter y LinkedIn post crisis social
visitas

Un estudio revel√≥ que ocho de cada 10 chilenos eval√ļa negativamente a los empresarios post estallido social. En contraparte, del porcentaje que tiene una buena percepci√≥n de los l√≠deres corporativo destacaron cinco nombres.

La indagación, realizada por la consultora INC Inteligencia Reputacional, analizó 634.000 conversaciones en redes sociales y noticias online entre enero y diciembre de 2019.

En detalle, s√≥lo el 13% de la ciudadan√≠a eval√ļa positivamente la reputaci√≥n de los l√≠deres de las organizaciones, despu√©s de la crisis que a√ļn vive Chile.

Las plataformas digitales que m√°s generaron conversaciones sobre temas empresariales fueron LinkedIn y Twitter.

Es así como un 87% de los chilenos tiene una mala percepción del empresariado en general, con demandas a los liderazgos corporativos principalmente relacionadas con desarrollo social (32%), el cuidado del medioambiente (30%), la rentabilidad (25%) y con temáticas relacionadas a los trabajadores (7%).

Dentro del porcentaje que tiene una buena percepción de los líderes corporativos destacan aquellos que pertenecen al tercer sector (con fines sociales) representando a gremios, empresas B o filántropos.

Top 5 de los bien evaluados

Los empresarios en el top 5 con mejor reputación digital son:

1. Alfonso Swett, presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio.
2. Leonardo Farkas, empresario y fil√°ntropo.
3. Juan Pablo Swett, presidente de la Asociación de Emprendedores de Latinoamérica.
4. Gonzalo Mu√Īoz, fundador de TriCiclos.
5. Roberto Fantuzzi, presidente de la Asociación de Exportadores y Manufacturas.

An√°lisis cualitativo

Diego Fuentes, director general de INC Inteligencia Reputacional, explic√≥ que ‚Äúlos liderazgos √©ticos, emp√°ticos y ‚Äėhumanos‚Äô cobran una vital importancia en este complejo clima de opini√≥n, donde el prop√≥sito social de los actores del tercer sector se vuelven un activo clave para generar un puente entre la sociedad civil y las empresas”.

En esa l√≠nea, coment√≥ que los empresarios que generan m√°s empat√≠a proyectan una conexi√≥n desde la emoci√≥n “y crean relaciones de confianza que son valoradas por la ciudadan√≠a”.

A juicio de Fuentes, se debe reflexionar entonces “sobre el rol de estos referentes organizacionales en la generaci√≥n de credibilidad desde un imperativo √©tico-moral y ejemplo de c√≥mo hacer las cosas”.

“Los l√≠deres y organizaciones del futuro ser√°n reputados o simplemente no ser√°n l√≠deres frente a los nuevos est√°ndares y expectativas sociales‚ÄĚ, a√Īadi√≥ Fuentes.

Crisis reputacional

En su an√°lisis de este estudio, Fuentes se√Īal√≥ que estamos viviendo una crisis reputacional que tuvo -a su juicio- “un punto culmine que pod√≠amos prever, si analizamos la baja que ha tenido el indicador promedio evolutivo de la reputaci√≥n medida en los √ļltimos 18 a√Īos y con s√≥lo un 38% de la poblaci√≥n que cree que lo que dicen los directores de una organizaci√≥n es verdad (estudio Ipsos)”.

Esta falta de confianza ciudadana le da un valor √ļnico a la reputaci√≥n, como un activo que nos enfrenta “al desaf√≠o de gestionarla de manera inteligente en sinton√≠a con las personas”, puntualiz√≥.

Es decir, la reputaci√≥n “podr√≠a ser la √ļnica alternativa para obtener la valoraci√≥n social necesaria para asegurar el desarrollo sostenible de todo tipo de corporaci√≥n‚ÄĚ.

Finalmente, el estudio sostuvo que los atributos organizacionales m√°s cuestionados por la ciudadan√≠a durante la crisis ‚Äďde acuerdo al Modelo de Reputaci√≥n Corporativa de INC‚Äď han sido compromiso con la comunidad, medidas para prevenir la corrupci√≥n, y honestidad y transparencia.

Tendencias Ahora