Blogs
Lunes 06 mayo de 2019 | Publicado a las 10:34
Los extremos abusos del conservadurismo religioso
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los credos religiosos no están ajenos a los abusos de poder y la corrupción, y como otras instituciones, han sido conmocionados por escándalos que se apartan por completo de los objetivos fundamentales de la fe que profesan sus líderes y adherentes.

Así, en el mundo católico como evangélico, las denuncias de abusos de poder, encubrimientos de delitos sexuales y enriquecimiento ilícito sacuden a las iglesias y a los grupos de ultraderecha que se tomaron el control de tales instituciones.

Estas expresiones extremistas no son exclusivamente chilenas, se han ramificado por varios países de América Latina, el caso reciente más conocido es el de Brasil, por el peso de la Iglesia Evangélica en el triunfo del ultraconservador, Jaír Bolsonaro.

La intromisión política del conservadurismo religioso se conecta directamente con su estructura vertical. Son fuerzas disciplinadas y su estricta dirección vertical evita molestas disidencias, las órdenes deben cumplirse y las diversas opiniones deben someterse.

De ese modo, el obispado chileno que se jugó contra la dictadura de manera ejemplar y que hizo de la defensa de los Derechos Humanos una cuestión esencial de su misión pastoral, tuvo que soportar en silencio el reemplazo de sus figuras fundamentales por quienes no les representaban e iban a traer un corte brutal con su tradición humanista, de opción preferencial por los pobres.

La intromisión política del conservadurismo religioso se conecta directamente con su estructura vertical. Son fuerzas disciplinadas y su estricta dirección vertical evita molestas disidencias, las órdenes deben cumplirse y las diversas opiniones deben someterse
- Camilo Escalona

Este vaciamiento moral y conceptual explica el porqu√© no pocos de los que fueron separados de la Iglesia o est√°n cuestionados por su directa responsabilidad en el estado de cosas que hizo habitual los atropellos o delitos sexuales, contra ni√Īos o personas, que no estaban en condiciones de hacer frente a sus abusadores por su status o conexiones con la jerarqu√≠a eclesi√°stica.

En el Vaticano, la ‚Äúm√°quina‚ÄĚ del Secretario de Estado, el ultraconservador √Āngelo Sodano, cuyo paso por Chile corrobor√≥ su estrecha alianza con el r√©gimen dictatorial, fue implacable desplazando a prelados de sobresaliente formaci√≥n teol√≥gica e intelectual, reemplaz√°ndolos por cl√©rigos que estaban lej√≠simos de esa estatura y autoridad, y que no reun√≠an la templanza ni la legitimidad para frenar o sofocar el h√°bito de abusar del poder clerical que suced√≠a ante sus propios ojos.

En particular, el conjunto de antecedentes que han rodeado el ‚Äúcaso Karadima‚ÄĚ, conocido gracias al coraje de sus denunciantes que logr√≥ vencer la poderosa red clerical de ocultamiento de los hechos, permiti√≥ descubrir una s√≥rdida trama de encubrimiento de una realidad estremecedora, que fue mucho m√°s lejos en su perversidad de lo que nunca pudiese ser imaginable por la ciudadan√≠a.

Ahora, han conmovido el pa√≠s reportajes de televisi√≥n sobre el ex arzobispo de La Serena, Francisco Jos√© Cox, en especial, la impudicia e impunidad con que actuaba, seg√ļn esas denuncias, violando y abusando de j√≥venes en la v√≠a p√ļblica, aprovechando su realidad de pobreza, incluso utilizando un veh√≠culo del arzobispado. Otra situaci√≥n atroz son las denuncias de s√°dicos abusos y violaciones cometidas por Renato Poblete, el fallecido cl√©rigo que fuera capell√°n del Hogar de Cristo.

En estas conductas incre√≠bles de abusos incalificables, en las Iglesias Evang√©licas aparece la irrefrenable codicia del dinero. En especial, el derrumbe del obispo Eduardo Dur√°n, depositario de la investidura de ‚ÄúPastor Gobernante‚ÄĚ de la Primera Iglesia Metodista Pentecostal, indica como la total verticalidad impide el m√≠nimo control de quien llega a ejercer la doble autoridad jer√°rquica, es decir, en el √°mbito de la fe y en el manejo administrativo y financiero de los recursos entregados por los fieles.

En este caso, la codicia una vez más rompió el saco precipitando la caída de quienes no resistieron la tentación del dinero, que traicionaron a los fieles y a sus propias convicciones. Tales prácticas abyectas lo que hicieron fue que transformaron a hombres humildes y dignos en adoradores de monedas sucias y oradores sin dios ni ley.

As√≠, el pa√≠s se ha informado que quien detenta esa posici√≥n en la jerarqu√≠a de esa religi√≥n puede disponer del diezmo de los fieles, cuya recaudaci√≥n conlleva abultadas cifras que son apropiadas indebidamente, para ser usadas en forma discrecional, incluso haciendo entrega de elevadas sumas a los familiares, tambi√©n a un hijo que es diputado de la Rep√ļblica.

Ese enorme poder económico, social y político, fue usado para los fines extremistas de la ultraderecha, como tribuna para propagar las más odiosas intolerancias sectarias y homofóbicas, así como, para oponerse con inusitada virulencia a iniciativas legislativas como la interrupción del embarazo en tres causales. 

Tambi√©n la jerarqu√≠a cat√≥lica, con ira ‚Äúnon Sancta‚ÄĚ, se opuso a decisiones propias de un Estado laico, como la ley de divorcio e incluso la educaci√≥n sexual de la juventud en temas tan cruciales como la prevenci√≥n del SIDA, o el uso de anticonceptivos que evitaran embarazos adolescentes. La l√≥gica de rechazar el progreso social fue la misma.

Se desnuda así el discurso extremista de la intolerancia y el fanatismo religioso como una completa farsa, un simple instrumento para congregar multitudes sin información y usar la mística y la fe de los creyentes para conseguir dinero fácil o abusar de personas que no pueden defenderse.

Camilo Escalona Medina
Ex Presidente del Senado
Vicepresidente Partido Socialista de Chile

Tendencias Ahora