Artes y Cultura
Best Buy dejar√° de vender CDs: ¬Ņcr√≥nica de una muerte anunciada?
Publicado por: Nicol√°s Sep√ļlveda
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La noticia nos golpeó, probablemente por una fuerte dosis de nostalgia más que por los efectos prácticos en nuestros hábitos de melómanos empedernidos: Best Buy, el gigante norteamericano de la venta de electrónica, dejará de vender CDs a partir de julio.

Los que crecimos al alero de aquel disco plateado que lleg√≥ a salvarnos de la lentitud y los enredos del casete vimos en el anuncio una sentencia para el compact disc. Nostalgia, sin duda, porque ¬Ņcu√°ndo fue la √ļltima vez que compramos un CD? Tal vez la noticia de verdad, como apunta el sitio Gizmodo, es que Best Buy a√ļn los vend√≠a en estos tiempos dominados por Spotify y Apple Music.

El motivo de la decisión de Best Buy no es un misterio: la baja sostenida en las ventas del formato llevó a la cadena a tomar la decisión de dejar más espacio a otros productos cuya venta va al alza. Por ejemplo, el vinilo.

Target es otra cadena que pretende abandonar al CD, seg√ļn report√≥ Billboard. En este caso, la empresa cambiar√≠a el sistema de compras a los sellos discogr√°ficos, pag√°ndoles solo por los discos compactos que se vendan. La tienda habr√≠a dado a conocer la nueva modalidad a los sellos a fines del a√Īo pasado. A√ļn no hay confirmaci√≥n ni fecha oficial para esta medida por parte de la tienda, pero Billboard inform√≥ que el plazo ser√≠a el 1 de mayo.

De concretarse, en conjunto con lo de Best Buy será una estocada durísima para el formato que reinó durante los 90. Y aunque no es la primera vez que los medios hablan de un golpe de gracia al disco compacto, esta vez sí que podría ser el comienzo del fin.

Caíde libre

Las cifras de la industria musical durante 2017 fueron claras. De acuerdo al √≠ndice Nielsen, que mide las ventas de la industria musical en EE.UU. desde 1991, el pasado fue el de mejor rendimiento del vinilo en los √ļltimos 16 a√Īos: un 14% de todas las ventas en formatos f√≠sicos, coronando una tendencia al aumento durante los √ļltimos 12 a√Īos.

En contraste, las ventas de discos compactos en Norteamérica cayeron en casi un 19%, confirmando una tendencia que tuvo su peor momento en 2015 con una merma del 31%.

El fen√≥meno se replica en el Reino Unido, inform√≥ The Guardian a comienzos de este a√Īo. La industria musical brit√°nica mantiene su buena salud con un aumento de casi el 10% en el consumo total de m√ļsica. Seg√ļn el an√°lisis, esto es gracias a las plataformas online. En 2017, por primera vez el consumo de m√ļsica por streaming obtuvo el 51% de las ventas totales de la industria y super√≥ a la de los formatos f√≠sicos.

Janet Jackson
Janet Jackson | Agencia AFP | Stan Honda

Fue en 2012 cuando ocurrió lo mismo en Estado Unidos, con los peores índices de ventas de discos compactos desde 1991. Medios como el Huston Press ya hablaban de una era pos CD que venía a cumplir lo que tanto tiempo atrás habían iniciado el mp3 y Napster.

Ese a√Īo, el CD m√°s vendido fue “21”, de Adele, con solo 4.4 millones de copias. Atr√°s hab√≠an quedado los d√≠as dorados cuando 11 millones de fan√°ticos compraban sin titubear un disco de los Backstreet Boys.

El CD en la UCI

En abril de 2017, la compa√Ī√≠a The Orchard, especializada en m√ļsica y entretenimiento, declaraba en su blog el fin de la era del CD y el inicio de la era del streaming, apuntando a cinco problemas del CD que la m√ļsica online soluciona: la falta de variedad de g√©neros, el dominio de un cat√°logo para adultos, la estacionalidad en la compra de CDs, la dificultad de regalarlos en comparaci√≥n con la m√ļsica digital, y la imprecisi√≥n en el seguimiento del consumo de cada canci√≥n por separado (en oposici√≥n a las plataformas digitales que permiten el an√°lisis de cada track).

Stephen Witt, estudioso del tema y autor del libro How Music Got Free, ha declarado que el CD ‚Äúest√° muriendo. Quedar√° obsoleto tal como le pas√≥ al floppy disc‚ÄĚ. La afirmaci√≥n apareci√≥ en una interesante historia del disco compacto publicada en The Guardian en 2015.

Es probable que ocurra y el responsable ser√° el streaming. Y no solo eso: las cifras indican que adem√°s est√° salvando a la industria musical. Despu√©s de 20 a√Īos con cifras a la baja, en 2017 el consumo aument√≥ en un 17% y los an√°lisis muestran que es gracias al streaming. Mientras la compra de canciones y √°lbumes online cay√≥ en m√°s de 20% durante 2017, el consumo de tracks por streaming subi√≥ un potente 50%: de 127 billones de escuchas en 2016 a 377 billones el a√Īo pasado.

Para Jammcard, una red social conocida como el Linkedin de los m√ļsicos, esto significa que los artistas deben concentrar sus esfuerzos en la distribuci√≥n online. El a√Īo pasado, el 62% de las ganancias en la industria provinieron del streaming, lo que significa un alza del 48%. Solo un 16% vino de formatos f√≠sicos como el vapuleado CD.

La √ļltima fiesta

Los grandes sellos no han dejado pasar estas potentes se√Īales. Forbes inform√≥ a mediados de enero que Warner Music Group, a trav√©s de su filial WEA, entreg√≥ cartas con opciones de salida a 130 empleados que trabajan en el √°rea de productos f√≠sicas. La jugada responder√≠a a la reducci√≥n en la venta de discos compactos durante el a√Īo pasado y a las proyecciones negativas del producto. Durante el a√Īo pasado, el disco m√°s vendido de WEA en formato CD fue “Divide” de Ed Sheeran con 450 mil unidades.

Tony Harlow, presidente de WEA, declar√≥ que la compa√Ī√≠a ‚Äúsiempre ha estado a la cabeza de la evoluci√≥n musical, y la corriente actual hacia lo digital y el streaming no es la excepci√≥n. (‚Ķ) Para maximizar el impacto global de nuestros artistas, estamos realineando nuestros recursos‚ÄĚ.

En otras palabras, ya no vale la pena seguir invirtiendo en la fabricaci√≥n de discos compactos. Y si esto no fuera suficiente, despu√©s de 30 a√Īos Sony volver√° a fabricar vinilos. La nueva f√°brica, ubicada en el sudeste de Tokio, comenzar√≠a a funcionar en marzo.

Tal vez sea la venganza del vinilo, el mismo formato que fue aplastado a fines de los 80 por el brillante y moribundo compact disc. Tal vez en un par de décadas más será su turno de volver a girar en gloria y majestad.

Tendencias Ahora