Artes y Cultura
Martes 27 febrero de 2018 | Publicado a las 09:55
Crítica de Cine: "Llámame por tu nombre", el dolor del amor
Publicado por: Emilio Contreras
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Nominado a cuatro premios de la Academia norteamericana, el filme dirigido por el realizador italiano Luca Guadagnino, pero de coproducci√≥n estadounidense, compite por la codiciada estatuilla a la mejor pel√≠cula del a√Īo. En efecto, se trata de un t√≠tulo que podr√≠amos definir como ‚Äúcompleto‚ÄĚ: c√°mara, gui√≥n, actuaciones protag√≥nicas, ambientaciones, referencias a distintas obras art√≠sticas, y una exquisita banda sonora, configuran la factura de una pieza audiovisual de primera categor√≠a.

Por Enrique Morales Lastra

‚Äú¬ŅPor qu√© no acabar de una vez?, se dijo por fin; ¬Ņpor qu√© esta obstinaci√≥n en luchar contra el destino que me abruma? Es in√ļtil hacer los planes de conducta m√°s razonables en apariencia: mi vida no es m√°s que una serie de dolores y de sensaciones amargas. El a√Īo presente no es mejor que el otro: ¬Ņa qu√© esta obstinaci√≥n en vivir? ¬ŅAcaso me falta valent√≠a? ¬ŅQu√© es la muerte?, se dijo abriendo la caja de sus pistolas y contempl√°ndolas. Bien poca cosa en verdad; hay que estar loco para no matarse‚ÄĚ.

Stendhal, en ‘Armancia’.

Llámame por tu nombre (Call Me by Your Name, 2017) es un largometraje que recupera una cierta noción narrativa básica, y a veces muy olvidada dentro de la cinematografía actual: el hecho de contar, de relatar una buena historia, de tópicos plausibles, desde principio a fin, con sus conflictos, meandros y giros dramáticos absolutamente expuestos y colocados sincera y correctamente, bajo la observancia de las audiencias.

Obra confesamente stendhaliana, son dos las piezas literarias que se citan en el correr dieg√©tico de la cinta (el verano boreal de 1983, en un lugar del norte de Italia): la novela Armancia (1827), del escritor franc√©s, en un primer plano dirigido hacia las manos de Oliver (Armie Hammer) y el conjunto de la poes√≠a de Antonia Pozzi, la Emily Dickinson pen√≠nsular, cuando el protagonista Elio (interpretado por el actor Timoth√©e Chalamet) le regala a Marzia (la insuperable Esther Garrel) un volumen con las creaciones de la autora. El sol resplandece tibiamente en un callej√≥n oscuro de esa peque√Īa ciudad an√≥nima de la Lombard√≠a, en un escenario ideal para ese romance juvenil que se revela sobre los jardines de la noche, y en la desnudez de una buhardilla solariega, con la m√ļsica de esa d√©cada sonorizando los besos √°vidos e inexpertos (o forzados) de los tersos amantes.

"Ll√°mame por tu nombre"
“Ll√°mame por tu nombre”.

La identidad cultural jud√≠a de los estelares (la familia de Elio y del profesor visitante, Oliver), en tanto, remarcan la pertenencia de este filme y de su gui√≥n (escrito por James Ivory) con la producci√≥n art√≠stica del novelista italiano Giorgio Bassani, espec√≠ficamente de su ciclo de Ferrara, y con el largometraje que hiciera acerca de su texto El jard√≠n de los Finzi-Contini, su compatriota, el c√©lebre cineasta Vittorio de Sica, en 1970. La velaci√≥n y la discreci√≥n en torno al origen gen√©tico, son otras de las claves de Ll√°mame por tu nombre, donde al ocultamiento de la condici√≥n sexual, se le superpone, asimismo, el temor de ser se√Īalado como miembro de una minor√≠a demogr√°fica perseguida y antiguamente denostada (la hebrea).

Influencias de Bernardo Bertolucci, y del guionista, Ivory, ¬Ņc√≥mo olvidar su Maurice (de 1987)?, conducen a esa c√°mara (la de Luca Guadagnino) a tratar la luz como un elemento visual preponderante al momento de retratar los distintos encuentros que se suceden entre los componentes del elenco: los de Elio con Olivier, y los del primero con Marzia, y donde los planos fotogr√°ficos, que buscan recortar las partes √≠ntimas y sugerentes de los cuerpos ‚Äďen un instante amoroso de fogosidad-, se esfuerzan por insistir en la presunci√≥n del erotismo: una pista, un esbozo cinematogr√°fico de lo que realmente sucedi√≥, qu√© pas√≥, dentro de la integridad de esas humanidades en contacto con pasiones desconocidas y superiores para sus mismos deseos e intenciones. No escasea ni mengua el conflicto en esta pieza: al contrario, las disputas son internas, sutiles, profundas, emocionantes, vitales y francamente cotidianas y dram√°ticas.

"Ll√°mame por tu nombre"
“Ll√°mame por tu nombre”

Pianista y compulsivo lector (siempre con un libro en la mano), el joven Elio descubre en ese verano de gracia (el europeo de 1983), la autenticidad de sus impulsos y de sus satisfacciones mortales. As√≠, las secuencias de Ll√°mame por tu nombre ingresan a esa privacidad propia de un diletante: las tardes se suceden transcribiendo letras de m√ļsica, o bien mediante la lectura de una novela de turno, los ba√Īos ociosos en un estanque, con agua que baja, que se escurre desde los Alpes, all√° arriba, y las idas y venidas en bicicleta desde la villa propiedad de sus padres, hacia la peque√Īa ciudad cercana, y donde en las casas del campo todav√≠a pueden encontrarse fotograf√≠as colgadas en las altas paredes del Duce, de Benito Mussolini. Indistintamente los actores hablan en ingl√©s, italiano o franc√©s, tambi√©n en alem√°n, para denotar la cultura cosmopolita de esa antigua burgues√≠a venida a menos, pero todav√≠a algo influyente y poderosa, culta y presuntuosamente acad√©mica.

Incluso podr√≠a decirse que este t√≠tulo corresponde a una especie de La vida de Ad√®le (2013) ‚Äďese cr√©dito ic√≥nico de esta d√©cada, filmada por el tunecino Abdellatif Kechiche– en versi√≥n homo er√≥tica, claro est√°: la pasi√≥n entre dos seres del mismo g√©nero, el tema del amor no correspondido, el dolor sufriente de ver c√≥mo el alma gemela se nos escapa debido a las exigencias del tiempo y del entorno, por entre los dedos y de los brazos, el acento de las voces. Los olores, el tacto de las cosas, la evocaci√≥n, la plasticidad del recuerdo, los factores est√©ticos del silencio y del movimiento, la promesa hecha al viento y a las l√°grimas de ser m√°s fuertes que la desgracia, y el consuelo de que por lo menos, la memoria es persistente, mientras aquello sea suficiente.

Ll√°mame por tu nombre compite por cuatro estatuillas de la Academia: a mejor actor protag√≥nico (Timoth√©e Chalamet), para el Oscar a mejor gui√≥n adaptado (el libretista y cineasta James Ivory, quien se bas√≥ en una novela del narrador egipcio Andr√© Aciman), en el galard√≥n de mejor pel√≠cula del a√Īo, y por mejor canci√≥n escrita para pel√≠culas (el compositor Sufjan Stevens, por su bella pista Mystery of Love): tiene posibilidades en la totalidad de esas categor√≠as.

Tendencias Ahora