Internacional
Duras críticas a Arabia Saudita tras la muerte de más de 700 peregrinos cerca de La Meca
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Arabia Saudita recibió numerosas críticas este viernes por su organización de la peregrinación a La Meca, un día después de la estampida que causó más de 700 muertos durante el ritual de la lapidación de Satán, en Mina.

Las autoridades sauditas prometieron una investigaci√≥n “r√°pida y transparente” sobre lo ocurrido, y el rey Salm√°n orden√≥ “una revisi√≥n” de la organizaci√≥n del evento, muy criticada por unos fieles que temen continuar el hach (peregrinaci√≥n).

Los peregrinos musulmanes retomaron este viernes el ritual de la lapidaci√≥n de Sat√°n, pero la muchedumbre era menos compacta que la v√≠spera, cuando una avalancha humana caus√≥ 717 muertos y 863 heridos, en la mayor tragedia registrada en el hach en 25 a√Īos.

Mohamed Hasan, un egipcio de 39 a√Īos, dijo que tem√≠a una nueva estampida este viernes, criticando la mala gesti√≥n de los desplazamientos de los casi dos millones de fieles reunidos en Mina, a pocos kil√≥metros de La Meca.

“Arabia Saudita gasta mucho dinero en el hach, pero la organizaci√≥n es negligente”, opin√≥ Ahmed, otro peregrino egipcio, que consider√≥ que el flujo de peregrinos de Mina, una ciudad de carpas blancas, deber√≠a gestionarse mejor.

“(Los organizadores) podr√≠an reservar una v√≠a para los fieles que se van y otra para los que llegan” al lugar de la lapidaci√≥n, a√Īadi√≥.

“Conf√≠o en Dios”

“No hab√≠a margen de maniobra” en el lugar de la estampida, declar√≥ Aminu Abubakar, un reportero de la AFP que hac√≠a el hach y que sobrevivi√≥ a la tragedia.

A pesar de lo ocurrido la v√≠spera, los fieles llevaban a cabo el ritual de la lapidaci√≥n, que consiste en lanzar piedras contra tres estelas que simbolizan a Sat√°n, seg√ļn la tradici√≥n musulmana.

“No hay problemas aqu√≠ en el lugar de las estelas. Se estableci√≥ un buen sistema para facilitar el movimiento” de los peregrinos, asegur√≥ Ahmed Awadh, un egipcio.

“Conf√≠o en Dios. No tengo miedo”, dijo, por su parte, Abdel Aziz, un ciudadano sirio.

El hach ha sido especialmente mort√≠fero este a√Īo. El 11 de septiembre, una gr√ļa se derrumb√≥ en la Gran Mezquita de La Meca, matando a m√°s de 109 personas e hiriendo a al menos 400.

Irán, que perdió a 131 ciudadanos en la estampida del jueves, denunció los fallos del sistema de seguridad de Arabia Saudita, su gran rival en la región.

Desde Nueva York, donde participará en la Asamblea General de la ONU, el presidente iraní Hasan Rohani pidió al gobierno saudita que asuma sus responsabilidades en esta catástrofe.

“Mala gesti√≥n”

Antes, el gu√≠a supremo iran√≠, el ayatol√° Ali Jamenei, hab√≠a atribuido el accidente a la “mala gesti√≥n” de las autoridades sauditas.

Para Irfan al Alawi, cofundador de la Islamic Heritage Research Foundation de La Meca, el reino saudita intentó mejorar las instalaciones, pero descuidó la salud y la seguridad.

En Afganist√°n, los talibanes reclamaron a los sauditas que “hicieran todo lo posible para evitar este tipo de accidentes en el futuro”.

Aunque Riad no reveló la nacionalidad de las víctimas de la estampida, el gobierno paquistaní anunció la muerte de siete de sus ciudadanos. Algeria informó del fallecimiento de tres de sus peregrinos, India, de 14, e Indonesia, de tres.

Tambi√©n habr√≠an fallecido varios nigerianos, seg√ļn la prensa del pa√≠s africano.

Dieciocho peregrinos turcos y un oman√≠ est√°n desaparecidos, seg√ļn las autoridades de Ankara y Mascate.

El hach es uno de los cinco pilares del islam que todo fiel debe completar al menos una vez en la vida, siempre que pueda. Casi dos millones de fieles participan este a√Īo en la peregrinaci√≥n, 1,4 mill√≥n de ellos venidos del extranjero, seg√ļn las autoridades.

Tendencias Ahora