Sociedad
El concepto que mata tu credibilidad en el trabajo, seg√ļn experto
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El emprendedor estadounidense Eric V. Holtzclaw, fundador de una serie de compa√Ī√≠as y conocido asesor de negocios, escribi√≥ una columna en el portal de consejos empresariales Inc., donde se√Īala que hay un concepto que debes evitar lo m√°s posible en el ambiente laboral.

“He visto a m√°s vendedores y empresas presentar sus ideas en los √ļltimos a√Īos, de los que puedo contar. Y durante miles de entrevistas con consumidores sobre c√≥mo utilizan diferentes productos y servicios, y responden a mensajes de marketing, he perfeccionado el arte de sonsacar signos reveladores de mentiras y omisiones”, dice Holtzclaw.

A partir de esa experiencia, el empresario dice que el t√©rmino que deber√≠amos dejar de usar de inmediato es “realmente” -o “en realidad”.

Lee también: La palabra que perjudica tu éxito profesional

“Para el oyente experimentado, que alguien diga ‘en realidad’ es un claro indicativo de un √°rea que por lo menos hay que investigar m√°s, y puede apuntar a un enga√Īo”, se√Īala Holtzclaw.

Eso sí, el experto indica que cuando se usa el término correctamente, puedes aportar una mayor claridad, y da un ejemplo:

Pregunta: “¬ŅFuiste al almac√©n a comprar leche?”
Respuesta: “En realidad, fui a un servicentro a comprarla”

“En este ejemplo, es f√°cil ver por qu√© alguien podr√≠a usar la palabra. La pregunta original sugiere que fue a la tienda, pero tal vez t√ļ no crees que un servicentro sea realmente una tienda. En tu mente, est√°s comparando y justificando la decisi√≥n de parar en una gasolinera en lugar de un almac√©n”, indica.

Pero en un ambiente laboral, esta palabra es innecesaria, seg√ļn el autor. Y es que “subconscientemente” invita a los oyentes a cuestionar si hay m√°s informaci√≥n que no se ha dicho. “El concepto ‘en realidad’ sirve como una pausa, dando tiempo al cerebro del presentador para decidir c√≥mo resolver el conflicto en su mente entre la pregunta y la verdad”, dice Holtzclaw y da un ejemplo:

Pregunta: “¬ŅCu√°ntos clientes est√°n utilizando la plataforma?”
Respuesta: “Realmente (o en realidad), tenemos m√°s de 100 empresas”.

El concepto “realmente” o “en realidad” no es importante en esta respuesta. “Es una informaci√≥n extra que hace que el oyente curioso se pregunte porqu√© la persona us√≥ ese t√©rmino. Un inversionista o cliente astuto solicitar√° ver una lista de clientes u otro tipo de informaci√≥n adicional para comprobarlo”, comenta.

Si entrevistas a un cliente, éste puede utilizar la palabra como una forma de ser complaciente, por ejemplo:

Pregunta: “¬ŅUtilizas este producto?”
Respuesta: “En realidad, lo tengo”

Para el oyente experimentado, que le digan “en realidad” (en lugar de decir “s√≠, lo tengo”) es como decirle “No, nunca he usado” o “Lo us√© una vez y funcion√≥ como esperaba o necesitaba”. Probablemente, ante esa respuesta, le pedir√≠as decir cu√°ntas veces lo ha usado, o cu√°ndo fue la √ļltima vez que lo us√≥.

“El perfeccionamiento requiere atenci√≥n a lo que dices y quitar todo lo que distrae de tu mensaje principal. Como oyente, detectar el concepto ‘en realidad’ puede darte pistas de que hay algo m√°s y una ventaja competitiva”, explica el autor.

Otro concepto que no debes usar

Cuando est√°s en medio de una reuni√≥n laboral importante y alguien te pregunta algo cuya respuesta desconoces, o primero que viene a la mente es decir ‚ÄúNo s√©‚ÄĚ, sin embargo, esta frase puede jugar en tu contra cuando est√°s forjando un liderazgo, tal como consign√≥ BioBioChile en una nota anterior.

La soluci√≥n, por supuesto, no es saberlo todo, sino que responder de manera m√°s inteligente. As√≠ lo se√Īala en un columna publicada en el portal laboral The Muse, Jo Miller, fundadora de Be Leaderly (sitio web dedicado a otorgar herramientas de liderazgo a mujeres) y CEO de Women‚Äôs Leadership Coaching, firma que se ocupa de entrenar a mujeres en esta √°rea.

‚ÄúResponder impulsivamente ‚ÄėNo s√©‚Äô puede parecer el camino m√°s f√°cil en un inc√≥modo momento, pero si quieres ser tomado en serio como un l√≠der emergente, debes deshacerte de esa frase y aprender lo que los l√≠deres dicen cuando no saben la respuesta‚ÄĚ, indic√≥.

Seg√ļn Jo, decir ‚ÄúNo s√©‚ÄĚ puede costarte tu credibilidad e influencia, porque cada vez que pronuncias estas dos palabras ense√Īas a la gente a no recurrir a ti la pr√≥xima vez, aunque seas muy capaz y competente. Lo m√°s probable, es que las personas se dirijan a otro que parece m√°s confiado y preparado, aunque en realidad no sea as√≠.

Por lo mismo, puedes usar otras como:

‚ÄúEn este momento, no tengo informaci√≥n suficiente para responder a tu pregunta‚ÄĚ
‚ÄúBuena pregunta. Voy a averiguar‚ÄĚ
‚ÄúSobre la base de lo que sabemos hoy, creo que‚Ķ‚ÄĚ
‚ÄúNo tengo los datos a mano, pero los conseguir√© para ti hoy‚ÄĚ

Jo explica que transmitir confianza es parte del trabajo de un l√≠der. Por ello, insiste en forjar herramientas comunicativas y eliminar el ‚ÄúNo s√©‚ÄĚ del vocabulario y reemplazarlo por otras frases m√°s potentes.

URL CORTA: http://rbb.cl/c64l
Tendencias Ahora