Notas
Juez acusa a padres adoptivos de ni√Īa china de drogarla y asfixiarla hasta la muerte en Espa√Īa
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El juez que investiga desde septiembre el presunto asesinato de una ni√Īa china de 12 a√Īos adoptada por un matrimonio espa√Īol, cuya muerte conmocion√≥ al pa√≠s, acusa a la pareja de drogarla y asfixiarla, en un documento judicial divulgado este mi√©rcoles.

El cuerpo de Asunta Yong Fang Basterra Porto, adoptada cuando era un beb√©, hab√≠a aparecido sin vida el 22 de septiembre de madrugada en una pista forestal del municipio gallego de Teo, cercano a Santiago de Compostela, en el noroeste de Espa√Īa.

Sus padres adoptivos, Rosario Porto, una abogada de 44 a√Īos, y su ex marido, el periodista de 49 a√Īos Alfonso Basterra, ambos en prisi√≥n preventiva desde el 27 de septiembre, hab√≠a sido imputados de asesinato el 18 de octubre.

El juez encargado del caso levantó este martes el secreto de sumario, afirmando que ambos imputados se negaron a colaborar con la investigación hasta que lo hiciera y envió la instrucción a la partes.

Su auto judicial, publicado este mi√©rcoles por la prensa espa√Īola, arroja nueva luz sobre el caso.

Porto es considerada “responsable de connivencia con el otro imputado, de drogar durante un periodo de al menos tres meses a su hija, y de asesinarla mediante asfixia mec√°nica el d√≠a 21 de septiembre”, afirma el magistrado en su auto.

“Al igual que hab√≠a efectuado los episodios anteriores, el d√≠a 21 de septiembre fue √©l (Basterra) el que suministr√≥ a la menor una dosis t√≥xica de orfidial para privarla de toda voluntad y defensa y presuntamente facilitar la acci√≥n de asfixia, en un plan concordado con Rosario”, agreg√≥.

El magistrado se bas√≥ para ello en “los resultados de la autopsia y an√°lisis de toxicolog√≠a”, as√≠ como en “declaraciones de personas del entorno de la menor”.

Y subray√≥ que los acusados hab√≠an cambiado durante los interrogatorios su versi√≥n inicial de lo ocurrido e incurrido en “contradicciones palmarias con pruebas objetivas”.

El juez acus√≥ asimismo a Basterra de haber ocultado su ordenador y su segundo tel√©fono m√≥vil “por razones que se escapan a esta instrucci√≥n”.

En un caso muy mediatizado, los padres adoptivos negaron desde la c√°rcel haber matado a Asunta.

“Nada de lo que se ha contado al respecto tiene sentido. Si la ni√Īa tom√≥ la superdosis de Orfidal que dicen, habr√≠a salido ya de mi casa moribunda, y no es as√≠”, hab√≠a asegurado Basterra en una entrevista a El Correo Gallego, diario en el que trabaj√≥ varios a√Īos.

En una carta manuscrita a un programa de la televisi√≥n privada Tele5, Porto expres√≥ su “perplejidad por las m√ļltiples irregularidades que considero se han cometido y se siguen cometiendo en la investigaci√≥n e instrucci√≥n del crimen de mi hija”.

“Tan solo conf√≠o y espero que todas ellas sean puestas en evidencia cuando se levante el -tantas veces vulnerado- secreto de sumario”, agreg√≥.

El juez libró de toda sospecha a otras tres personas investigadas por posible complicidad.

Entre sus varias l√≠neas de investigaci√≥n, la Guardia Civil trabajaba “con la hip√≥tesis del m√≥vil econ√≥mico”, ya que “la menor muerta podr√≠a ser la heredera de sus abuelos”, los padres de Porto, fallecidos en el √ļltimo a√Īo, hab√≠a dicho un portavoz policial en septiembre sin a√Īadir m√°s detalles.

Tendencias Ahora