Notas
Corte de Rancagua rechaza alza de prima GES Auge a dos afiliados a isapre
Publicado por: Agencia UPI
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Segunda Sala de la Corte de Apelaciones de Rancagua acogió los dos primeros recursos de protección a favor de dos afiliados a una isapre, quienes reclamaron por el incremento de la prima GES Auge por el ingreso de 11 nuevas patologías a partir de este 1 de julio.

El tribunal de alzada de la Regi√≥n de O’Higgins compuesta por los ministros Emilio Elgueta, Carlos Far√≠as y la fiscal judicial, Marcia Undurraga, rechazaron los argumentos de Consalud para aumentar el costo del plan a los afiliados recurrentes.

Se trata de los casos de Ana Mar√≠a Pereira Lagos y Fernando Tapia N√ļ√Īez, quienes recurrieron a la Corte a trav√©s de estas acciones cautelares constitucionales para impedir el alza de sus planes de salud.

Los jueces en sus fallos advierten que “si se revisan los nuevos precios que cobrar√°n por las Garant√≠as Expl√≠citas en Salud las diversas Instituciones de Salud y que fueron informadas a la Superintendencia del ramo. Asumiendo que, no obstante dicha cobertura comprende patolog√≠as y prestaciones diferentes, los precios pueden variar en las distintas Isapres debido a factores como las caracter√≠sticas peculiares que presentan sus carteras de clientes y sus prestadores, surgen igualmente diferencias de precio entre una y otra que son de una magnitud porcentual tal, que se torna imperioso transparentar la actividad de las Isapres a trav√©s de la entrega de informaci√≥n accesible a sus afiliados, quienes son los que finalmente deber√°n soportar el mayor costo que se les obliga a pagar”.

A esto agrega que “Cabe tener presente que el contrato de salud no da origen a una cuenta de capitalizaci√≥n individual, de manera que las cotizaciones de los afiliados no van sum√°ndose a un fondo al que puedan acudir cada vez que requieran de una cobertura, sino que ingresan al patrimonio de la Isapre. De esta caracter√≠stica, se sigue, sin dejar de reconocer la validez de pretender una ganancia razonable, que las instituciones privadas de salud no pueden subordinar el c√°lculo del precio a pagar a la consecuci√≥n de un fin de lucro” dice el fallo.

Los magistrados agregan que “al no estar suficientemente explicada la mayor suma que se cobra a la recurrente resultante de las incorporaci√≥n de nuevas prestaciones al r√©gimen de las Garant√≠as Expl√≠citas en Salud, s√≥lo cabe concluir que la utilizaci√≥n de la facultad que confiere el art√≠culo 206 del DFL N¬į 1 de Salud, de 2005, carece de una justificaci√≥n razonable y, en esa medida, no aparece revestida de legitimidad, pues no es posible dilucidar si el nuevo precio se ajusta al costo que conlleva la ampliaci√≥n de la cobertura. Dicha arbitrariedad importa afectar directamente el derecho de propiedad de la recurrente, protegido por el art√≠culo 19 N¬ļ 24 de la Carta Fundamental, desde que lo actuado importa una disminuci√≥n concreta y efectiva en el patrimonio de √©sta, al tener que soportar una injustificada carga derivada del mayor costo de su contrato de salud, circunstancia que, adem√°s, incide en que el derecho de afiliaci√≥n se torne de dif√≠cil materializaci√≥n, puesto que si los aumentos hacen excesivamente gravosa la permanencia en el sistema, el interesado puede verse compelido a trasladarse al sistema estatal de salud. Todo, sin atender a factores de cautividad por edad o patolog√≠as ya declaradas por el afiliado, por lo que se ha se√Īalado, el presente recurso ser√° acogido”, dice la sentencia.

Tendencias Ahora