Notas
Espa√Īa reclama precio “justo” por expropiaci√≥n de el√©ctrica en Bolivia
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El gobierno espa√Īol advirti√≥ el mi√©rcoles que “vigilar√°” que Bolivia pague un “justiprecio” por la expropiaci√≥n de Transportadora de Electricidad, filial de la espa√Īola Red El√©ctrica Coporaci√≥n (REE), aunque asegur√≥ que esa medida no tendr√° ning√ļn “efecto relevante” en las cuentas de la compa√Ī√≠a.

“El gobierno espa√Īol va a vigilar y va a atender en lo que es efectivamente la asistencia al justiprecio en estas inversiones”, afirm√≥ el ministro espa√Īol de Econom√≠a, Luis de Guindos, en Bruselas.

De Guindos quiso as√≠, en la primera reacci√≥n de Madrid tras la decisi√≥n boliviana, lanzar un mensaje de firmeza ante lo que constituye la segunda expropiaci√≥n a una empresa espa√Īola en 15 d√≠as en Am√©rica Latina, aunque la envergadura de la iniciativa boliviana no sea comparable a la nacionalizaci√≥n en Argentina del 51% de la petrolera YPF, filial de la espa√Īola Repsol.

El aporte de la boliviana Transportadora de Electricidad “a las cifras de negocios del grupo Red El√©ctrica Corporaci√≥n es de un 1,5%”, por lo cual “no tiene un efecto relevante en los negocios y cuenta de resultados” del grupo, afirm√≥ la empresa espa√Īola en un comunicado.

“Est√° pendiente la fijaci√≥n del procedimiento por el que se llevar√° a cabo esta nacionalizaci√≥n y el modo en el que se fijar√° el precio de la participaci√≥n que el grupo REE manten√≠a” en TDE, cuya evaluaci√≥n se har√° en los pr√≥ximos seis meses, seg√ļn el decreto de nacionalizaci√≥n de TDE anunciado el martes el presidente boliviano Evo Morales.

REE, a través de Red Eléctrica Internacional (filial encargada de inversiones en el exterior), compró en 2002 el 99,94% de TDE por unos 89 millones de euros.

En 2011, REE, de la que el Estado espa√Īol tiene un 20%, gan√≥ 45,7 millones de euros por su negocio internacional, apenas el 3% del conjunto de la empresa, y la mitad procedi√≥ de la actividad en Bolivia, por lo que “el impacto es asumible”, dijo el economista jefe de Intermoney, Jos√© Carlos D√≠ez, a la cadena p√ļblica de informaci√≥n continua “24 horas”.

YPF, por su lado, supuso en 2011 el 25,6% del resultado de explotación de Repsol, el 21% de su beneficio neto y el 33,7% de sus inversiones.

La repercusi√≥n econ√≥mica sin embargo parece pesar menos en el caso boliviano que el mensaje que se perfila de p√©rdida de seguridad jur√≠dica en Am√©rica Latina para las inversiones espa√Īolas, tras el percance en Argentina, donde el 16 de abril el gobierno anunci√≥ la expropiaci√≥n de casi toda la participaci√≥n de Repsol en YPF (que pasar√° de 57,4% a 6,4% del total).

“Acciones de este tipo env√≠an una se√Īal negativa a los mercados sobre el clima de negocios para invertir en Bolivia. Confiamos en que las autoridades bolivianas cumplan sus compromisos de inversi√≥n con Espa√Īa y garanticen una compensaci√≥n r√°pida y adecuada”, subray√≥ el portavoz de Comercio de la Comisi√≥n Europea, John Clancy.

“Hemos invertido mucho dinero, nuestro trabajo, nuestro esfuerzo y hemos arreglado muchos problemas econ√≥micos de estos pa√≠ses para que ahora nos traten de esta manera”, se quej√≥ el vicepresidente de la patronal Confederaci√≥n Espa√Īola de Organizaciones Empresariales (CEOE), Arturo Fern√°ndez.

Fern√°ndez pidi√≥ una respuesta “m√°s contundente” de Madrid porque “luego podr√≠an venir otros pa√≠ses, como Ecuador o Venezuela”, con gobiernos que ostentan agendas nacionalistas.

“El gobierno espa√Īol ya debe tomar nota y realizar una acci√≥n mucho m√°s proactiva”, recomend√≥ el asesor en relaciones internacionales Francisco Pineda Zamorano a la radio p√ļblica; y columnistas de diarios espa√Īoles creen que la tibia respuesta espa√Īola a Argentina ha envalentonado a Morales, que ha usado la expropiaci√≥n como forma de afianzarse pol√≠ticamente en un momento dif√≠cil.

“Por desgracia, se extiende por Am√©rica Latina la idea de afianzar reg√≠menes carism√°ticos a costa expoliar propiedades privadas o de otros pa√≠ses”, escribi√≥ El Pa√≠s en su editorial.

Morales promulgó la medida en medio de protestas de sindicatos obreros en La Paz y varias ciudades de Bolivia por un incremento salarial superior al 8% y de médicos y paramédicos que rechazan un decreto que sube la jornada laboral de 6 a 8 horas.

“Pienso que no hay por qu√© alarmarse en general” por la inversi√≥n espa√Īola en Am√©rica Latina”, dijo Pineda, quien no obstante lanz√≥ una advertencia.

“Hay que tener alg√ļn elemento de cuidado en relaci√≥n a lo que significan los procesos electorales que se van a vivir en los pr√≥ximos meses y a√Īos en Am√©rica Latina, que son propensos a este tipo de acciones por parte de los gobiernos, que van a intentar venderlo como un resfuerzo de su pol√≠tica nacional”, indic√≥.

Tendencias Ahora