Notas
Tras a√Īos de simulacros mexicanos reaccionan con calma al fuerte terremoto
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Cuando los altos edificios del centro de Ciudad México, en su mayoría de oficinas, comenzaron a temblar con violencia poco después del mediodía del martes, sus ocupantes reaccionaron mayoritariamente con calma y siguieron los planes de evacuación evitando escenas de pánico.

Se dirigieron a los espacios seguros previamente establecidos en cada uno de los pisos de los edificios y esperaron a que acabara el sismo de 7,4 grados en la escala de magnitud momento para descender por las escaleras de emergencia a la calle, donde se reunieron en los puntos concertados.

“Desalojamos a unas 50 personas, todo fue en orden, afortunadamente no pas√≥ nada. El sismo fue fuerte, pero ahora estamos preparados a diferencia de 1985″, coment√≥ a la AFP Francisco Bernal, de 39 a√Īos de edad y jefe de una brigada de seguridad civil de una tienda departamental en la c√©ntrica zona de la colonia Roma.

Los habitantes de Ciudad de M√©xico actuaron en su mayor√≠a disciplinadamente tras varios a√Īos de simulacros como consecuencia de la concienciaci√≥n ciudadana a ra√≠z del devastador terremoto de septiembre de 1985, que dej√≥ miles de v√≠ctimas.

“Son√≥ la alarma y pensamos que era un simulacro, pero enseguida empez√≥ a temblar. Se sintieron como tres o cuatro minutos. Hay gente que sinti√≥ como tronaban (se reventaban) las tuber√≠as y ca√≠an piedritas por la ventana”, explic√≥ Beatriz Estrada, empleada de la Canciller√≠a mexicana.

Aunque indic√≥ que en la sede de la Secretar√≠a de Relaciones Exteriores, un edificio de m√°s de 20 plantas inaugurado hace seis a√Īos, “hubo gente que se puso muy nerviosa”, ya que “a algunos les toc√≥ en el edificio Tlatelolco (la anterior sede de la Canciller√≠a) en el sismo del 85″, que sufri√≥ graves da√Īos, “y todav√≠a se acuerdan”.

La ministra de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, estaba reunida con la procuradora general de la Rep√ļblica, Marisela Morales, en una de las √ļltimas plantas del edificio, cuando comenz√≥ el temblor.

“Seguimos las indicaciones del personal de Protecci√≥n Civil de estar primero en las √°reas seguras a esperar a que pasara el temblor y despu√©s evacuamos. Nosotros, como est√°bamos en el (piso) 22 fuimos casi los √ļltimos en evacuar”, explic√≥ Espinosa mientras esperaba frente al edificio a que √©ste fuera revisado por si hab√≠a da√Īos estructurales.

También los diputados, que estaban reunidos en sesión, abandonaron de forma precipitada pero ordenada la cámara baja cuando empezó a moverse bruscamente la enorme lámpara que pende sobre el salón de plenos.

La evacuación disciplinada fue la tónica de este martes.

“Cuando vi que las l√°mparas se mov√≠an, me puse de pie. Nuestro jefe de brigada (de la oficina) nos pidi√≥ desalojar y nos record√≥ que en estos casos no se debe gritar, ni correr, ni empujar. Sent√≠ mucho miedo, pero me obligu√© a conservar la calma”, comenta Ana Fer√°ndez, secretaria de un edificio tambi√©n de la Roma.

Esta zona, que alberga monumentales construcciones del siglo XIX y principios del XX, fue una de las m√°s afectadas por el terremoto de 8,1 grados Richter que el 19 de septiembre de 1985 sacudi√≥ a la capital mexicana con saldo de m√°s de 6.000 muertos, seg√ļn el gobierno, 30.000, seg√ļn ONG, y unos 5.000 edificios derruidos.

URL CORTA: http://rbb.cl/2g0p
Tendencias Ahora