Notas
Forenses siguen luchando para identificar víctimas del 11-S en Nueva York
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En el centro de Manhattan, un grupo de m√©dicos forenses contin√ļa tratando de identificar restos de las v√≠ctimas de los atentados del 11 de septiembre, una tarea a veces infructuosa, ya que a√ļn no se ha hallado rastro alguno del 40% de las personas muertas por el colapso de las Torres Gemelas.

“No hay una obligaci√≥n legal porque todo el mundo tiene un certificado de defunci√≥n. Es una decisi√≥n √©tico-moral”, explica a la AFP la doctora Mechthild Prinz, directora del Departamento de Biolog√≠a Forense, en el moderno edificio del Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad de Nueva York.

Hasta el momento, y en el marco de un trabajo apenas interrumpido durante algunos meses en 2005, los forenses han identificado a 1.628 de las 2.753 víctimas mortales que dejaron en Nueva York los ataques de septiembre de 2001, lo que representa una tasa del 59%.

Si el proceso fue r√°pido y relativamente sencillo al inicio -recurriendo a m√©todos tradicionales como huellas dactilares, registros dentales e incluso fotograf√≠as-, se fue volviendo cada vez m√°s arduo con el paso del tiempo y m√°s de 1.100 v√≠ctimas a√ļn no han sido identificadas.

“Recolectamos un total de 21.817 restos, por lo que obviamente puede imaginarse que los cuerpos de muchas personas quedaron fragmentados en varias partes”, precisa Prinz, una bi√≥loga alemana de 53 a√Īos que trabaja desde 1995 en el departamento forense de Nueva York.

Diez a√Īos despu√©s de los ataques, cinco forenses tratan de identificar a√ļn 6.314 fragmentos de huesos hallados en la zona donde se encontraba el World Trade Center.

La tarea es tan delicada que las salas utilizadas a tal efecto no son accesibles para la prensa porque el solo hecho de hablar en el lugar implica riesgos de contaminación.

Tras observar el trabajo de un forense a trav√©s de una ventana en la puerta, el periodista y el fot√≥grafo son conducidos a una gran sala a la que deben ingresar munidos de guantes y en la que observan el funcionamiento de un robot encargado de “limpiar” los restos para entregar una muestra de ADN capaz de ser cotejada con el banco gen√©tico aportado por familiares de las v√≠ctimas.

“Recuerdo un caso hace unos a√Īos. Era un peque√Īo trozo de hueso del tama√Īo de una moneda hallado en el techo del edificio del Deutsche Bank (vecino a las Torres Gemelas). A partir de eso fuimos capaces de identificar a alguien que trabajaba en el World Trade Center”, cuenta a la AFP el criminalista Taylor Dickerson III, supervisor del grupo de forenses dedicados al 11 de septiembre.

Sin embargo, en la mayor√≠a de los casos, los nuevos restos en los cuales se logra precisar el ADN corresponden a personas ya identificadas a partir de otros fragmentos, afirma este joven de 30 a√Īos.

En efecto, desde 2006 “s√≥lo” se ha logrado identificar a 31 personas. La cifra se reduce a apenas dos v√≠ctimas en los √ļltimos dos a√Īos. La identificaci√≥n m√°s reciente tuvo lugar en mayo pasado, seg√ļn datos oficiales.

Tambi√©n hay casos en los que ADN hallado en un resto de hueso no pudo ser adjudicado a ninguna persona en la lista oficial de v√≠ctimas, ya sea porque no todas las familias entregaron muestras, o porque tal vez la persona en cuesti√≥n era “un inmigrante ilegal” o un “sin techo” que se encontraba cerca de las Torres Gemelas, dice Prinz.

De todos modos, para Prinz el trabajo silencioso y muchas veces infructuoso que realiza su equipo realmente “vale la pena”, por el “agradecimiento” recibido de parte de las familiares de las v√≠ctimas identificadas.

“Una de las diferencias entre este trabajo y nuestro otro trabajo criminal√≠stico es la implicaci√≥n con las familias”, reconoce en ese sentido.

A su lado, Taylor Dickerson II asiente.

“Lo m√°s grande para m√≠ es haber entendido el impacto de nuestro trabajo en las familias y la comunidad forense”, se√Īala, agregando que nunca pens√≥ que iba a tener que efectuar este tipo de tarea durante su carrera profesional.

Tendencias Ahora