Notas
√öltimos samaritanos de Cisjordania sobreviven adivinando el futuro
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En el norte de Cisjordania, los √ļltimos miembros de la antigua comunidad de los samaritanos, arrinconados entre palestinos e israel√≠es, viven de la pr√°ctica milenaria de la videncia y la astrolog√≠a.

La avenida de la Universidad, en Naplusa, hasta donde llegan numerosos palestinos en busca de una respuesta a sus problemas m√°s insuperables, est√° adornada con banderolas blancas en las que est√°n escritos los nombres de los sacerdotes samaritanos.

“Heredamos libros de astrolog√≠a milenarios y los m√°s recientes que utilizamos tienen casi 450 a√Īos”, indic√≥ el sacerdote Hosni al Samiri, de 67 a√Īos, que “aprendi√≥ la adivinaci√≥n y la astrolog√≠a a los 12 a√Īos”.

“La videncia est√° reservada a la clase de los sacerdotes, es decir a un tercio de la confesi√≥n samaritana que cuenta unos 750 miembros, la mitad en Naplusa y la otra en Holon en Israel”, precis√≥.

En Naplusa, los samaritanos viven en el monte Gerizim, que consideran sagrado, en casas con hermosas tejas.

“No creemos en la brujer√≠a, en la lectura de las l√≠neas de la mano o de restos de caf√© o en el exorcismo. Todo aquello no es m√°s que charlataner√≠a. Practicamos la astrolog√≠a pidiendo en nombre de la madre, el esposo o la esposa y predecimos la enfermedad, el fracaso en el matrimonio o la p√©rdida del trabajo”, explic√≥ el sacerdote.

“Cada letra del nombre tiene un sentido para nosotros y el antiguo idioma hebraico cuenta 22 letras, cada una de las cuales corresponde a una parte del cuerpo”, agreg√≥.

“Los samaritanos poseen libros de astrolog√≠a que no existen en ninguna otra parte y son capaces de prever el comienzo de cada mes lunar y los eclipses lunares y solares”, asegur√≥.

Seg√ļn explic√≥, obtuvieron su ciencia de su antepasado el profeta Jos√©, que interpretaba los sue√Īos.

Los samaritanos se consideran como los verdaderos hijos de Israel, salidos de Egipto con Moisés y los depositarios de su tradición.

“La divisi√≥n del pueblo de los hijos de Israel se produjo despu√©s de 450 a√Īos de vida en la tierra de Can√°n y de Palestina, cuando el rey Salom√≥n construy√≥ su templo en Jerusal√©n”, relat√≥ el sacerdote.

“En ese momento, los jud√≠os creyeron en el templo de Salom√≥n y nosotros, los samaritanos, creemos que el verdadero templo se encuentra en el monte Gerizim”.

Pero la mayoría de los libros antiguos fueron vendidos debido a la pobreza y se encuentran ahora en bibliotecas rusas o estadounidenses.

“Los palestinos, en su mayor√≠a aldeanos, los consultan y est√°n convencidos de que la adivinaci√≥n de los samaritanos es insuperable”, afirm√≥ Akil Jalil Johary, que tiene una tienda junto a los puestos de los samaritanos.

“Hay palestinos que viven en Estados Unidos y que vienen a verlos cuando est√°n de paso por el pa√≠s”, agreg√≥.

“La primera consulta para identificar el tipo de problema cuesta 150 shekeles (42,8 d√≥lares) pero la adivinaci√≥n propiamente dicha puede ir de 500 a 5.000 shekeles (de unos 143 a 1.430 d√≥lares), prosigui√≥.

Oum Firas, de 28 a√Īos, una palestina de Jerusal√©n, conoci√≥ una experiencia amarga el a√Īo pasado cuando consult√≥ a los samaritanos.

“Fui al monte Gerizim cuando los desacuerdos con mi marido se agravaron y le di mi nombre, el suyo, los de mis hijos y todas las informaciones que me ped√≠an”, relat√≥.

“Estaba desesperada y ansiosa por encontrar una soluci√≥n, pero aquello no sirvi√≥ de nada porque me divorci√© y mi marido se cas√≥ con una rusa que trabajaba con √©l. Yo perd√≠ mi oro donde los samaritanos”, se lament√≥ la mujer, que entreg√≥ una onza de oro, por un valor de unos 2.800 d√≥lares.

“Era una ignorante y cre√≠a que la videncia me devolver√≠a a mi marido”, indic√≥.

“Le decimos a la gente que nos den lo que quieran”, precis√≥ el sacerdote Hosni al Samiri.

“Cuando el sacerdote se concentra y vela para resolver el problema, que calcula y analiza y adem√°s lee los libros de astrolog√≠a, lo que puede llevar d√≠as, tiene derecho a ser remunerado como por cualquier otro trabajo”.

Tendencias Ahora