Notas
Partido Comunista celebró con un caldillo recuperación de su sede en calle San Pablo
Publicado por: Gabriela Ulloa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El Partido Comunista (PC) organiz√≥ un acto este s√°bado, en que ofreci√≥ un caldillo a sus invitados, entre ellos los senadores del PPD, Guido Girardi y Ricardo Lagos Weber, para celebrar la recuperaci√≥n de su sede ubicada en San Pablo 2271, tras casi 10 a√Īos, desde cuando la entidad pol√≠tica fue desalojada del inmueble por Carabineros el 28 de noviembre de 2001.

Durante el acto, en una pantalla fueron retransmitidas imágenes de televisión recordando lo ocurrido ese día cuando los dirigentes del PC, entre estos la fallecida ex secretaría general de la colectividad, Gladys Marín, fueron sacados violentamente y detenidos por carabineros a raíz de un juicio respecto a la propiedad del inmueble, lo que originó que el director de la institución uniformada para ese momento, general Alberto Cienfuegos, pidiera disculpas al partido por lo ocurrido.

En la ceremonia explicaron que fueron 10 a√Īos en que lidiaron con la justicia por la propiedad de la sede, situaci√≥n que se origin√≥ debido a que dirigentes del partido compraron el inmueble al principio del r√©gimen militar, y por el hecho que para ese momento estaban prohibidos los partidos, la sede la entregaron a un ‘due√Īo’ que no era tal sino que simulando que se le pagaba un arriendo.

El secretario general del PC, diputado Lautaro Carmona, dijo que “ese ‘due√Īo’ se crey√≥ el cuento y se hizo due√Īo de verdad usurpando el local y lo hipotec√≥ e hizo una presentaci√≥n ante un banco y efectu√≥ un juicio por arriendo. Nosotros fuimos desalojados de aqu√≠ por no pago de arriendo, pero malamente pod√≠amos pagar arriendo si el local era nuestro. Al final el juicio lo ganamos porque demostramos que hab√≠a existido una simulaci√≥n de due√Īo”.

“Se demostr√≥ que un partido como el nuestro, igual que todos los partidos para ese momento, no pod√≠an tener nombre propio bajo dictadura porque eran ilegalizados, eran clandestinos, por tanto no nos pod√≠an pedir que tuvi√©ramos t√≠tulos a nuestro nombre”, expres√≥ el diputado.

Por su parte, el presidente del PC, diputado Guillermo Teillier sostuvo que la recuperaci√≥n de la sede significa “una gran alegr√≠a, porque fue una batalla de muchos a√Īos para su recuperaci√≥n”.

“Lo pasamos muy mal cuando nos echaron de aqu√≠, nos agredieron, atentaron contra nuestra dignidad, contra nuestros derechos, nos llevaron presos con Gladys (Mar√≠n) a la cabeza, pero finalmente la justicia ha dicho que efectivamente este local es nuestro”, dijo Teillier.

Agreg√≥ que “hubo muchos compa√Īeros que se sacrificaron por un local que fue adquirido en la clandestinidad e ilegalidad por los peligros que tra√≠a, pero ahora podremos levantar el nombre de ellos con mucha m√°s fuerza con el convencimiento que lo que hacemos es justo”, a√Īadi√≥ el diputado.

Durante el acto, descubrieron una placa de cobre en que figuran palabras de Gladys Marín, el día en que fueron desalojados en 2001, y los nombres de los dirigentes que durante la clandestinidad hicieron las gestiones para la compra del local.

Tendencias Ahora