Notas
Cuba baja alarma ante paso de Paula degradado a tormenta tropical
Publicado por: Felipe Delgado
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Cuba desactivó este jueves la alarma en su región occidental ante el debilitamiento del ciclón Paula, que degradado a tormenta tropical bordea la costa norte, desatando intensas lluvias en Pinar del Río en su ruta a La Habana.

La Defensa Civil (DC) baj√≥ de la fase de “alarma” a “informativa” en la capital de Cuba y en los municipios costeros del norte de las provincias occidentales de Pinar del R√≠o, La Habana (rural) y Matanzas, seg√ļn un comunicado.

“En estos territorios se continuar√° la vigilancia sobre la ocurrencia de lluvias fuertes y localmente intensas, as√≠ como posibles inundaciones costeras”, agreg√≥ la nota de la DC, que llam√≥ a la poblaci√≥n a mantenerse siempre atenta a la trayectoria del cicl√≥n.

A las 19H00 GMT del jueves, el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos ubic√≥ a Paula a 30 km al este de puerto Esperanza, en Pinar del R√≠o, y a 115 km al oeste de La Habana, con vientos m√°ximos de 105 km/h, tras degradarse en la ma√Īana de hurac√°n categor√≠a 1 (de 5 en la escala Saffir-Simpson), a tormenta tropical.

Paula avanza a una velocidad de 16 km/h adentr√°ndose por la costa noroccidental de Cuba y, seg√ļn los pron√≥sticos, llegar√≠a en las primeras horas del viernes a La Habana, que ya sufre los efectos de las bandas nubosas del cicl√≥n, con lluvias intermitentes.

La tormenta azota con aguaceros algunas zonas de Pinar del Río, una provincia históricamente castigada por los ciclones, donde se concentran los cultivos del prestigioso tabaco cubano.

Cientos de personas fueron evacuadas y llevadas a albergues en esa región, los campesinos protegieron las cosechas de tabaco, y los animales fueron puestos a resguardo en lugares altos, y brigadas médicas se desplazaron a sitios remotos que podrían quedar incomunicados por inundaciones.

En el poblado de Santa Lucía, 200 km al oeste de La Habana, se registró hasta ahora la racha de viento más fuerte, de 100 km/h.

El meteorólogo cubano José Rubiera advirtió que el peligro de la tormenta no serán los vientos, sino las lluvias y posibles inundaciones costeras, pero en su trayecto por la isla seguiría debilitándose para salir al mar como depresión tropical por el centro-sur del país.

Tendencias Ahora