Chile perdió este sábado 10 el juego de dobles ante República Checa y quedó eliminado en los cuartos de final de la Copa Davis 2010, en serie que se disputa en Coquimbo.

Nicolás Massú

Imagen | euronews.net

El cuadro europeo abrochó un definitivo 3-0 a su favor, tras llevarse fácilmente los dos singles el viernes, y enfrentará en las semifinales al vencedor de la llave entre Croacia y Serbia, que ganan éstos últimos por 2-1 en Split como visitantes.

El binomio de Jan Hajek (379°) y Lukas Dlouhy (5°) fue superior al tándem local de Nicolás Massú (336°) y Jorge Aguilar (353°), que terminó cayendo por parciales de 6-7(3), 3-6, 6-3 y 3-6.

Los europeos quebraron temprano, al tercer juego del servicio de Massú, aunque los nacionales recuperaron a continuación, en una lucha que arrancó pareja en la pista del Enjoy Tennis Center.

Los locales rompieron en el octavo, quedando 5-3 arriba. Pero el gran derroche vino con el saque de Aguilar, que fue incapaz de sostenerlo, desperdiciando la oportunidad de abrochar el set inicial. Tras un break por lado, los forasteros se llevaron la manga con tie break de 7-6, en 63 minutos.

El segundo capítulo fue el más parejo, pero sólo hasta el octavo game, cuando los checos rompen nuevamente sobre el servicio de Aguilar, se adelantan 5-3 y luego Hajek cierra el parcial en 37′.

A partir de ahí se vería lo mejor de la dupla criolla, que se mantuvo en la lucha, con mucho esfuerzo y tenacidad y lograría el ansiado quiebre en el mentado octavo juego, para luego con el saque de Massú conseguir un 6-3 esperanzador, tras 40′.

En el cuarto y definitivo set los locales siguieron peleando, pese a algunos problemas físicos del ‘Vampiro’. Lamentablemente, en el sexto game el viñamarino no pudo sostener el turno junto a la raya de cal y los visitantes se pusieron 4-2 arriba. Sólo les bastó mantenerse a los europeos para llevarse el set en 6-3 (37′) y la confrontación, que les deposita en semifinales.

Una dura derrota para Chile, que no tuvo a Fernando González (23°), pero que ante las ausencias de Thomas Berdych (8°) y Radek Stepanek (27°) desperdició una chance inmejorable para acceder a semifinales y haber soñado con el título de la añorada Copa Davis.