Notas
Bill Plympton: “Negociar con Disney es pactar con los buenos o con el anticristo”
Publicado por: Christian Leal
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Bill Plympton

Fan√°tico del dibujo desde ni√Īo, Bill Plympton rechaz√≥ una oferta del gigante de la animaci√≥n, para conservar la independencia de sus creaciones. Cuenta que se neg√≥ a entregarle todas sus obras a la multinacional con el argumento ‚Äúquiero que mis sue√Īos sean m√≠os‚ÄĚ, pese a que su respuesta le signific√≥ no cumplir su sue√Īo de toda una vida.

Entrevista e im√°genes de Monserrat Valenzuela, en Valdivia

Con sus ideas bien claras y una simpat√≠a √ļnica, el dibujante estadounidense Bill Plympton dio una clase magistral en el marco del XVI Festival Internacional de cine de Valdivia. ‚ÄúEl dogma de Bill Plympton‚ÄĚ dej√≥ anonadados a los pupilos, en su mayor√≠a estudiantes, quienes conocieron -de la boca de uno de los m√°s renombrados dibujantes del mundo- el secreto para tener √©xito en los c√≥mics animados de forma independiente.

‚ÄúEs lo que llamo el ‚Äėdogma de Bill Plympton‚Äô. Consiste en hacer pel√≠culas cortas (de menos de 5 minutos); baratas (que cuesten menos de 1.000 d√≥lares el minuto) y que sean divertidas. Si juntas esas 3 condiciones tendr√°s √©xito y dinero… como yo‚ÄĚ, detall√≥ el dibujante en conversaci√≥n exclusiva con Radio B√≠o-B√≠o.

Una receta que le ha servido desde que en 2007 rechaz√≥ la oferta de la empresa de dibujos Disney, que le ofreci√≥ 1 mill√≥n de d√≥lares por la pel√≠cula “The Face”, su primera nominaci√≥n al √ďscar.

‚ÄúCuando yo era chico me gustaba mucho Disney y so√Īaba con trabajar con ellos. Luego de la nominaci√≥n me llamaron y enviaron a un abogado con mil papeles que me ley√≥ un contrato para trabajar con ellos por 1 mill√≥n de d√≥lares. (Entonces) les pregunt√© si podr√≠a trabajar en mis pel√≠culas durante mi tiempo libre y me respondieron que s√≠, pero que esas pel√≠culas tambi√©n ser√≠an de Disney. Si contaba un buen chiste tambi√©n ser√≠a de ellos, agregaron”.

“Entonces pregunt√© ¬Ņqu√© pasa si tengo un buen sue√Īo? Y ellos me respondieron: tambi√©n son nuestros. Entonces le dije que no a Disney y no al mill√≥n de d√≥lares, porque me interesa tener mis propios sue√Īos. Negociar con Disney es pactar con los buenos o con el anticristo”.

Lejos de Disney, las pel√≠culas de Plympton son reconocidas por sus alusiones al sexo y retratos burlescos de las t√≠picas exhibiciones hollywodenses. Sin embargo ‚Äďreconoce- su p√ļblico est√° muy bien definido.

Bill Plympton

‚ÄúCuando llegu√© a Nueva York, los c√≥mics no ten√≠an tanto √©xito como ahora y me dediqu√© a dibujar, especialmente en revistas para hombres como la Penthouse y Playboy. Ese es mi p√ļblico, siempre lo ha sido. Y cuando empec√© a hacer animaciones yo ya ten√≠a todo ese material listo, s√≥lo lo convert√≠ en pel√≠culas‚ÄĚ.

Cintas que han tenido duras cr√≠ticas en Estados Unidos, especialmente por parte de quienes creen que los dibujos animados son s√≥lo para ni√Īos.

“Me sorprende porque hay muchas pel√≠culas de acci√≥n, con actores reales, que tienen m√°s sexo y violencia que las m√≠as. Hay un prejuicio en contra de los dibujos animados, especialmente en Estados Unidos con el que he tenido que lidiar, adem√°s del financiamiento‚ÄĚ, cuenta Plympton entre risas.

El auditorio del Aula Magna de la Universidad Austral de Valdivia se repletó con más de 400 personas que rieron a carcajadas con 2 de sus películas que tienen personajes como vacas que anhelan convertirse en hamburguesas y monstruos extraterrestres que se mezclan con desinhibidos humanos.

Seg√ļn el dibujante, es justamente esa reacci√≥n en el auditorio, lo que lo mueve a dibujar.

“Crec√≠ viendo el Pato Lucas y ‚ÄėBugs Bunny‚Äô y los copiaba. Pero lo que m√°s me gusta es ver c√≥mo la gente r√≠e cuando ve mis pel√≠culas. Adem√°s no hay l√≠mites al momento de hacer animaciones. Hay muy pocas formas de arte que permiten esta libertad, por eso me gusta dibujar‚ÄĚ.

El p√ļblico ‚Äďen su mayor√≠a joven- lo aplaudi√≥ y se fue gustoso con un dibujo improvisado que Plympton hizo a todo el que se lo pidi√≥.

Al término de su exitosa clase, el dibujante no sugirió al cine chileno cómo encontrar su identidad. Lo que sí destacó son las incipientes manos dibujantes que existen en Chile, principalmente en los jóvenes.

Reconoció además sentirse asombrado por el recibimiento que tuvo en su visita por Chile, en el marco del XVI Festival de Cine de Valdivia.

URL CORTA: http://rbb.cl/de3
Tendencias Ahora