Una Constitución para Chile

Volver al home      |      Notas      |      Video      |      Entrevistas      |      Opinión

Ministra Vivanco: "Es importante que tribunales no estén preocupados de caerle bien a las personas"

Miércoles 26 enero de 2022 | 10:13
VISITAS

"Es muy importante que los tribunales no estén preocupados de caerle bien o mal a las personas", aseguró la ministra de la Corte Suprema, Ángela Vivanco, a propósito de la polémica con la Convención, tras los drásticos cambios que se propusieron para el Poder Judicial.

La ministra y portavoz de la Corte Suprema, Ángela Vivanco, salió a explicar la polémica comisión que formó el máximo tribunal de justicia del país, para monitorear y entregar insumos a la Convención Constitucional.

La decisión le valió duras críticas por parte de algunos convencionales de la Comisión de Justicia, que acusaron una “intromisión indebida” por parte de la Corte Suprema.

En entrevista con Radio Bío Bío, la ministra Vivanco explicó que en diciembre la Corte Suprema estimó que era bueno tener una comisión encargada de esta materia, “por la rapidez que se están dando las cosas, la cantidad de proyectos y la multiplicidad de ideas”.

“Se nos encargó a cuatro ministros que estudiáramos, diéramos cuenta al pleno y por supuesto, tuviéramos una actividad propositiva del punto de vista de todo aquello que corresponde al Poder Judicial dentro de la Convención”, aseguró Vivanco.

Vivanco: “No tiene que ver con privilegios de los jueces”

Consultada por un eventual temor en el Poder Judicial ante los cambios radicales que se podrían concretar a partir del trabajo de la Convención, la ministra de la Corte Suprema descartó una defensa corporativa.

“Cuando el poder judicial da una opinión en materias como ésta, no es una defensa corporativa, sino que es una defensa del sistema de justicia para que sea lo más equilibrado posible y para que se respete principios que para nosotros son relevante, particularmente en este caso, la independencia y la inamovilidad judicial”, sentenció.

“No tiene que ver con privilegios de los jueces, sino que tiene que ver con las personas que acuden a la administración de justicia”, insistió Vivianco.

“Para el que acude a los tribunales, es muy importante que los tribunales estén dedicados a su función y no estén preocupados de candidaturas o de caerle bien o mal a las personas o de ser populares o impopulares”, agregó.

En ese sentido, sostuvo que los jueces se encuentran alejados de criterios mas bien políticos, para poder ejercer su función con libertad, independencia e imparcialidad.

“Un juez no va por la vida tratando de caer bien o mal”

Por otro lado, ante la propuesta de que los jueces concursen, Vivanco se mostró crítica con un sistema que al menos en Iberoamérica sólo se utiliza en Bolivia.

“Hay algunos jueces que están en materias que de por sí son controversiales, en otras palabras, un juez que es juez de garantía o que es miembro de un TOP, evidentemente no va por la vida tratando de caer bien o mal, porque lo critican los que terminan presos y lo critican a veces los que querían que quedara preso y no quedó”, opinó.

“Ese concepto de estar candidateándose cada cierto tiempo, es muy difícil de compatibilizar con una función juridiccional, y por eso, es que en gran parte del sistema iberoamericano, salvo Bolivia, los jueces no son concursables ni electos popularmente, sino que tienen un tiempo extendido y tienen normas de buen comportamiento”, detalló.

El problema de convertir a los jueces en candidatos

Respecto a una redefinición del sistema judicial, la ministra de la Corte Suprema se mostró abierta a esa posibilidad, destacando para ello la creación del Consejo de la Magistratura.

Sin embargo, advirtió que el propio estatuto de la Convención señala que como base de su gestión está el respeto por los tratados internacionales.

“Los tratados internacionales no solamente son textos, sino que tienen un desarrollo hecho por las cortes internacionales. Y dentro de esos desarrollos, particularmente en atención al debido proceso, está justamente el tema de la independencia y la inamovilidad judicial, que no tiene que ver con nuevas o antiguas justicias, sino que tiene que ver con garantías”, insistió.

“Convertir a los jueces en candidatos, evidentemente que genera una problemática”, señaló.

Sobre las críticas que se evidenciaron especialmente durante el estallido social respecto a una justicia “para ricos” y otra “para pobres”, si bien reconoció una deuda, apuntó a que el Estado debe hacer una corrección.

“Estamos en deuda. Hay muchas personas que están bajo la línea de flotación de los derechos, es decir, que tienen los derechos en teoría, pero no los pueden ejercer porque no se pueden pagar un abogado, porque los servicios gratuitos son insuficientes, porque hay limitaciones geográficas”, dijo.

“La falta de recursos incide en las posibilidades de acceso a la justicia y nosotros tenemos que hacer como Estado una corrección muy importante desde ese punto de vista, pero eso no se significa que los jueces estén al servicio de las personas de plata o que la justicia esté corrompida porque esté sirviendo a las personas poderosas”; defendió.

“La Corte Suprema tampoco está para hacerse popular”

Frente a las críticas de convencionales, como Mauricio Daza, quien acusó un “atentado” a la autonomía de la Convención, la ministra Vivanco desestimó los cuestionamientos.

“Nosotros no hemos recibido un rechazo de la Convención, hemos recibido críticas de algunos convencionales, que no es lo mismo”.

“Aquellos que critican esta intervención, en su pleno derecho están. La Corte Suprema tampoco está para hacerse popular o para ser querida por todos del punto de vista que sus opiniones le gusten a todos”, agregó.

“Distinto es a decir que nosotros estamos entrometiéndonos en la función convencional, porque no estamos ni direccionando, ni presionando, ni coercionado, estamos haciendo presente un elemento que nos parece de primer orden o primera necesidad”, puntualizó.

En ese sentido, destacó las declaraciones del convencional Fernando Atria, que calificó como una “idea mala”, asegurando que este tipo de declaraciones “nos dan la razón”.

“Nosotros no queremos irle cayendo bien a nadie, sino que queremos hacer un aporte”.

En esa línea, Vivianco aseguró que “nosotros no queremos intimidar a nadie, porque la función propiamente constituyente de ellos no está sometida a ningún tipo de control”, sostuvo.

Vivanco y presos del estallido: “No puedo amnistiar delitos que se están conociendo”

Por último, consultada por el proyecto de indulto o amnistía para los presos del estallido social que se tramita en el Congreso, Vivanco aseguró que en el último tiempo no han sido consultados al respecto.

“Nosotros solamente hemos sido consultados hace un año en sentido que si estos beneficios e pueden aplicar en causas que estén en tramitación, y nosotros hemos dicho que no, porque justamente son beneficios que se conceden a las personas que han sido condenadas”, explicó.

“El indulto o amnistía tienen el mismo requerimiento, no puedo amnistiar delitos que se están conociendo. Se amnistía a aquellos que están condenados, lo mismo que el indulto”, agregó.

“Fuera de eso, la Corte no hemos sido consultados”, cerró.

Revisa la entrevista completa realizada por los periodistas Katherine Cubillos y Nibaldo Mosciatti:

Tendencias Ahora