Aprobación de Dominga desata ola de críticas políticas y lamentos ambientales

Créditos: Conoce Dominga | Youtube
Por Emilio Lara
Con información de Agencia Uno y Rodrigo Quinteros Parra.

Con información de Agencia Uno

Miércoles 11 agosto de 2021 | Publicado a las 15:13 · Actualizado a las 07:43

visitas
visitas

Las faenas de Dominga contemplan una inversión de más de US$2.500 millones para extraer y procesar hierro y cobre, lo que incluye un megapuerto en medio del Archipiélago de Humboldt.

Los candidatos presidenciales de la oposición, Yasna Provoste (DC), Paula Narváez (PS, PPD, PL, Nuevo Trato), Carlos Maldonado (PR) y Gabriel Boric (CS) criticaron la decisión de la Comisión de Evaluación Ambiental (Coeva) de Coquimbo que hoy aprobó el proyecto minero portuario Dominga.

Al respecto, Provoste recordó que “hasta ahora esta es una materia pendiente de resolución judicial“.

“Pese a ello, este Gobierno está buscando acelerar la aprobación de un mal proyecto”, señaló.

Asimismo, expresó que “intentar aprobar un proyecto que compromete a futuras generaciones, es una mala idea, una provocación inaceptable a la institucionalidad ambiental y a todas las organizaciones que han trabajado para visibilizar sus efectos adversos”.

“Es un error”, “daño irreparable” y dardos contra seremis

Por su parte, Narváez sostuvo que “la aprobación del proyecto Dominga es un error que nos costará caro. Esto no es progreso, es el comienzo de una nueva zona de sacrificio”.

“No queremos desarrollo a costa de los territorios y del bienestar de las personas. No profundicemos la crisis climática”, complementó.

A su vez, Maldonado indicó que “Piñera, a través de seremis, aprueba Dominga, burlando descentralización y voluntad ciudadana que eligió gobernadora regional que ha expresado serios reparos al proyecto”.

“Legislaremos para elevar sustancialmente estándares medioambientales por la crisis climática y para radicar facultades decisorias en autoridades regionales democráticamente electas”, añadió.

Finalmente, el diputado Boric afirmó que “Chile Vamos y la derecha están haciendo un daño irreparable al permitir que continúe el proyecto de minera Dominga”.

“Nuestra postura en esto es clara y la mantendremos firme en un futuro gobierno: queremos desarrollo pero no a costa del medio ambiente y las comunidades”, sentenció.

Organizaciones medioambientales molestas

En conversación con Expreso Bío Bío, la directora de la Fundación Terram, Flavia Liberona, dijo que la aprobación del proyecto es un lamentable retroceso ambiental.

“Lo que hemos visto hoy (…) es escandaloso. No solo el proyecto va a continuar judicializado, se trata además de un proyecto nefasto a dos días de saber que el planeta mismo está en llamas y que no tenemos ni un centímetro cuadrado más de naturaleza, océano, bosque que perder”, espetó por su parte Matías Asun, director de Greenpeace.

“Dominga va a transformar la zona donde habitan especies protegidas, como pingüinos de Humboldt, delfines, ballenas azules, en una zona repleta de embarcaciones, con riesgos de derrames y contaminación, una zona de sacrificio más”, lamentó.

En una línea parecida se manifestó el senador Guido Girardi (PPD), quien aseguró que con la luz verde de Coeva “se acaba de perpetrar un crimen ecológico en la reserva pingüinos de Humboldt, uno de los ecosistemas de biodiversidad más valiosos del planeta”.

“A pesar de las advertencias del último informe del IPCC sobre los catastróficos impactos del cambio climático que amenaza con la extinción de la humanidad, este proyecto fue aprobado en forma fraudulenta e ilegal, solo gracias al lobby”, lanzó.

Apoyos desde la UDI

Contrario a todo lo anterior, la polémica aprobación contó con apoyos desde la UDI.

El diputado gremialista por la zona, Juan Fuenzalida, valoró la decisión y aseguró que es un gran proyecto para la región.

“Acá no se puede depender de lo que digan las barras bravas a través de las redes sociales o los manifestantes quemando neumáticos y generando protestas en las calles”, partió.

“Las instituciones se tienen que respetar. Esta aprobación ambiental es una gran noticia para la región, ya que es el único proyecto capaz de generar un impacto relevante para ayudarnos a salir del duro momento económico que atravesamos”, complementó.

Medio Ambiente evita opinar

En entrevista con CNN Chile, la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, declinó referirse a la votación.

“No me puedo pronunciar sobre ningún proyecto que esté en evaluación ya que se puede reclamar por parte del Consejo de Ministros y como su presidenta, si hago cualquier comentario, me inhabilita de pronunciarme allí”, explicó.

“El llamado es que este es un proceso que continúa, que las reclamaciones se hacen ante el Consejo de Ministros y ahí se tiene que resolver”, añadió.

Andes Iron defiende obra

El único voto en contra de la iniciativa fue el de Pablo Herman, exintendente y actual delegado presidencial en la región de Coquimbo.

La decisión se adoptó pese a que el polémico proyecto de Andes Iron atraviesa la revisión de un recurso de casación en la Corte Suprema, acción que fue interpuesta en mayo por opositores del proyecto.

Pese a la ola de críticas, el gerente de asuntos corporativos de Andes Iron, Francisco Villalón, dijo que toman con mucho respeto la decisión, pero aseguró que el proyecto nunca debió ser rechazado.

“Todos los antecedentes técnicos indican que este proyecto debió haber sido aprobado en 2017, después de cuatro años de evaluación ambiental, donde se pronunciaron más de 30 servicios públicos. El Servicio de Evaluación Ambiental entrega un informe público que dice que Dominga cumple con la norma ambiental”, señaló el directivo.

Las faenas de Dominga contemplan una inversión de más de US$2.500 millones para extraer y procesar hierro y cobre, lo que incluye un megapuerto en medio del Archipiélago de Humboldt.

Se trata de un conjunto de ocho islas e islotes que resguardan uno de los ecosistemas más ricos del mundo, reconocido por el mundo científico nacional e internacional.

No es primera vez que Dominga genera esta cantidad de reacciones negativas.

En la recta final de su último gobierno, el rechazo del proyecto por parte del Comité de Ministros causó un severo quiebre en el gabinete de la expresidenta Michelle Bachelet.

La decisión molestó al entonces ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, que decidió salir del gobierno. Con posterioridad lo mismo hizo el titular de Economía, Luis Felipe Céspedes.

Ver los comentarios

Lo último