10 simples cambios que puedes hacer para tener un baño más sustentable

Creditos: Karolina Grabowska | Pexels (CCO)

Sábado 24 octubre de 2020 | Publicado a las 11:59

visitas
visitas

A pesar de que las salas de baño suelen ser algunos de los espacios más pequeños de nuestros hogares, suelen ser el que más contamina. Según el portal especializado en sustentablidad Circular, menos del 50% de los residuos generados en el baño se reciclan. Se estima que al menos 150 millones de toneladas de plástico se han acumulado en los océanos y que alrededor de 8 millones de toneladas se suman cada año.

Por su parte, Euronews informa que más del 80% de la basura que se encuentra en las playas son desechos plásticos, y que más de la mitad son ítems de un solo uso. En el océano, una bolsa plástica tarda entre 10 y 20 años en desaparecer, y las botellas de plástico 450 años o más.

Puede sonar difícil, pero a través de simples cambios en casa se puede reducir la cantidad de productos que terminan en vertederos de basura. Los baños están llenos de geles, champús, cosméticos y toda clase de objetos de cuidado personal que, aunque muchos sientan que es imposible vivir sin ellos, sí pueden ser sustituidos por alternativas menos contaminantes o incluso naturales. A continuación te dejamos diez cambios que puedes realizar para tener un baño más sustentable.

1. Cambia el jabón líquido por barras de jabón

¿Quién hubiese pensado que algo tan sencillo como una barra de jabón sería una excelente manera de combatir el cambio climático? Los jabones sólidos utilizan menos embalaje, requieren menos agua para ser producidos y, al ser más fáciles de transportar, tienen una huella de carbono menor que los geles de ducha.

2. Olvídate de los cepillos de dientes

Cambia tu cepillo de dientes plástico por uno de bambú. Son biodegradables, mientras que las escobillas de dientes plásticas pueden tardar hasta 500 años en desaparecer según la fundación WWF. Se recomienda cambiar este utensilio aproximadamente cada 3 meses, dependiendo del uso; esto querría decir que a lo largo de nuestra vida, un individuo promedio utilizaría hasta 300 cepillos de dientes.

Karolina Grabowska | Pexels CCO

3. Elimina las toallitas húmedas

Sólo en el Reino Unido, las toallas húmedas son la causa del 93% de los bloqueos de aguas residuales, según la BBC. A pesar de que actualmente existen algunas hechas de materias que se descomponen, no lo hacen lo suficientemente rápido como para no causar daño. Se recomienda cambiarlas por toallas de bambú lavables y/o pétalos de algodón reutilizables.

4. No desperdicies el agua

Sabemos que pocas cosas se comparan al placer de darse una ducha con agua caliente, pero mientras que esperas que alcance la temperatura deseada ¡no desperdicies el agua! Puedes poner un balde abajo y con esa agua regar tus plantas.

Además, cuando lavas tus manos o dientes, se recomienda no dejar correr el agua ya que esto puede ahorrar hasta 6 litros por minuto según la organización Water Wise. Aunque una de las acciones más sencillas para ahorrar agua es tomar duchas más cortas.

5. Prueba un desodorante natural

Actualmente, mucha gente es un poco escéptica al momento de considerar los desodorantes naturales, ya que no saben si cumplirá su propósito. Ningún cuerpo es igual a otro, por lo que lo que algo funciona para una persona puede no ser lo adecuado para ti; es por esto que se recomienda buscar uno que se adecue a tus necesidades o, aún mejor, hacerlo tú mismo.

Los desodorantes convencionales tienen ingredientes que son dañinos para el medio ambiente, mientras que un desodorante casero es 100% libre de crueldad animal y ayudará a reducir problemas de la piel.

6. Menstruación consciente

Tal como consigna la revista Glamour, se estima que la vida de una mujer promedio es más corta que el tiempo que tarde un tampón en degradarse y, aproximadamente, cada individuo que menstrúa utilizaría entre 11.000 y 17.000 tampones y/o toallas higiénicas en su vida.

Se estima que casi el 1% de la basura que se genera mundialmente son deshechos menstruales, según The Chic Ecologist.

Afortunadamente, hay surgido diversas alternativas más ecológicas y modernas, tratando de eliminar el tabú que rodea la menstruación. Desde copas menstruales, ropa interior especialmente diseñada para menstruar en ella, hasta tampones 100% hechos con algodón orgánico y toallas sanitarias reutilizables son algunas de las opciones que se encuentran en el mercado. Por ejemplo, la vida útil de una copa menstrual es de 10 años, lo que equivale a ,1680 toallas higiénicas, según la empresa chilena MiaLuna.

7. Rechaza los plásticos de un sólo uso

Si miras alrededor de tu baño podrás darte cuenta de la cantidad de envases y productos de un sólo uso que consumimos a diario. Algunos son difíciles de cambiar o eliminar, como los tubos de pasta de dientes, mientras que otros son más sencillos.

Hay que optar por productos de limpieza y cuidado personal que vengan en envases reciclados o biodegradables, o que sepas dónde entregarlos para que tengan un segundo uso o sean reciclados. Existe también la opción de comprar algunos productos a granel, como detergente, que sirven para ahorrar dinero, envases y reducir desechos.

8. Cámbiate a productos sólidos

Actualmente existe una amplia variedad de productos de higiene personal en el mercado, y dentro de esta oferta existen las alternativas sólidas. ¿Por qué preferirlas? No sólo utilizan menos plástico, ya que no necesitan envases, sino que también se estima que duran mucho más ya que, por ejemplo en el caso del champú, uno tiende a echarse más de lo que necesita.

Otro beneficio de los productos sólidos es que son fáciles de transportar, y no corres el riesgo de que se abran en tu mochila. En Chile, existen distintos emprendimientos que ofrecen estos productos, pero también puedes encontrarlos en Lush: desde barras de champú y acondicionador, a pastillas para lavar tus dientes y lociones sólidas.

Paper Plane

9. Haz tus propios productos

La mayoría de los productos domésticos de limpieza vienen en envases de plástico de un sólo uso y contienen químicos dañinos. Los envases puedes reutilizarlos y rellenarlos con productos que te servirán para limpiar tu hogar, pero hechos por ti. Te sorprendería saber que muchos de los ingredientes que ya tienes en casa sirven para limpiar y eliminar gérmenes de manera ecológica.

10. Elige accesorios de baño amigables con el medioambiente

Si después de leer los nuevos ítemes anteriores de esta lista, te gustaría realizar aún más cambios para tener un baño más sostenible, los accesorios siempre son una opción a reconsiderar. Uno de los accesorios a los que puedes optar son las toallas de algodón orgánico, ya que la producción de algodón normal suele consumir grandes cantidades de agua, además de pesticidas. Si prefieres evitar el algodón por completo, existen toallas de bambú o cáñamo como alternativas. Para eliminar plástico, siempre puedes comprar un cepillo para el cabello de madera, que al finalizar su vida útil puede ser comportado.

Ver los comentarios

Lo último