Gobierno ratifica que no firmará Acuerdo de Escazú y justifica decisión con 4 argumentos en escrito | (none) | BioBioChile

Gobierno ratifica que no firmará Acuerdo de Escazú y justifica decisión con 4 argumentos en escrito

Creditos: ARCHIVO | Agencia Uno

Martes 22 septiembre de 2020 | Publicado a las 13:01 · Actualizado a las 15:25

visitas
visitas

Este martes el Gobierno ratificó que no firmará el “Acuerdo Regional sobre Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe” conocido como el “Acuerdo de Escazú”.

El tratado considera principios como la información ambiental, la participación de todos los involucrados en la toma de decisiones, y dar protección a defensores ambientales. El pacto entrará en vigencia el 26 de septiembre.

Previamente, el canciller Andrés Allamand había dado a conocer la postura negativa del Gobierno para subscribir al acuerdo afirmando que “es inconveniente para Chile”.

Dentro de los planteamientos del Gobierno para no subscribirse, está que “el Tratado no entrará en vigencia hasta que consiga la ratificación de al menos 11 países de América latina y el Caribe, situación que, a la fecha, aún no se materializa”.

“Desde un punto de vista técnico, el Acuerdo contiene normas que, conforme a su tenor literal, podrían ser eventualmente interpretadas como auto ejecutables, y otras que, pese a contemplar reenvíos a la legislación doméstica, generan o podrían generar debate sobre su aplicación en virtud del control de convencionalidad. En efecto la aplicación de los principios, definiciones y disposiciones generales del Acuerdo sumado a su carácter supra legal, abre una incertidumbre grave respecto a la normativa de fondo aplicable”, señala el documento dado a conocer esta jornada.

En esta línea, se afirmó que “el Gobierno de Chile considera inconveniente la suscripción del Acuerdo de Escazú, atendida la ambigüedad y amplitud de sus términos, su eventual autoejecutabilidad y la obligatoriedad de sus normas que prevalecerían por sobre la legislación medioambiental interna, todo lo cual generará una creciente judicialización de los procedimientos ambientales y, planteará un cuadro global de grave incertidumbre jurídica”.

Así, se indicó que “expone al país a demandas ante Tribunales Internacionales por problemas de interpretación de estas nuevas regulaciones. Finalmente, hay que agregar que el Tratado no admite reservas y que establece diversas obligaciones ambiguas para el Estado de muy compleja implementación.”

De esta forma, justificaron su decisión con 4 puntos:

(i) El Acuerdo introduce una serie de principios no definidos que condicionarán nuestra legislación ambiental.
(ii) El Acuerdo podría implicar cambios inciertos en nuestra legislación, dada su autoejecutabilidad, generando incertidumbre jurídica.
(iii) El Acuerdo introduce obligaciones para el Estado ambiguas, amplias e indefinidas, que dificultan su cumplimiento.
(iv) El Acuerdo expone a Chile a controversias internacionales por la aplicación directa de sus normas y el carácter ambiguo de las mismas.

Tras conocerse los dichos de Allamand donde se dio a conocer que Chile no firmaría el acuerdo, distintos partidos de la oposición emitieron un comunicado, donde llamaron al Gobierno a firmar el acuerdo antes de la fecha límite e indicaron que el pacto “es una respuesta a la situación que enfrenta la población de las zonas de sacrificio. La larga lucha de las organizaciones de Puchuncaví-Quintero sería distinta si pudieran contar con toda la información de manera transparente”.

Asimismo, afirman que se trata de “la última oportunidad que tiene este gobierno de demostrar su compromiso en la defensa de los derechos a la participación de la ciudadanía y liderazgo internacional en la crisis climática y ecológica”.

Durante este martes, el presidente Sebastián Piñera dio un discurso en la 75° Asamblea General de la ONU. Dentro de los temas que tocó, se refirió a la situación medio ambiental del mundo, poniendo especial énfasis en el cambio climático y como es un deber mundial hacer frente a éste, refiriéndose al derretimiento de los glaciares y a la labor de Chile en esta materia, asegurando que el país es uno de los pioneros en la región en tomar medidas con un foco ambiental.

Allamand y Escazú

Más tarde, el canciller Allamand realizó un punto de prensa donde reiteró: “El Gobierno en definitiva ha resuelto no suscribir este acuerdo”.

“En cuanto a la suscripción del acuerdo y a la ratificación, solo hacer presente que hasta ahora no se completan ni si quiera los 11 países que son necesarios para que el tratado entre en vigor”, sostuvo.

Agregó que “en distintos países, como por ejemplo, México, Perú, Colombia, la propia Argentina, se está realizando también un análisis muy a fondo”.

Revisa aquí el documento completo:

Ver los comentarios

Lo último