Notas


Círculo cromático: La técnica para combinar la ropa sin fallar en el intento

Adriana Mercado
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La armonía del color, estudiada hace años y explicada a través de los colores primarios rojo, amarillo y azul del círculo cromático, es utilizada en la decoración y en las artes gráficas, pero ¿qué sucede con la moda?

Te contamos que en esta fórmula se combinan los colores primarios para crear segundarios y terciarios también la podemos emplear para realizar mezclas de colores con nuestras prendas de manera exitosa.

Utilizar tantos colores juntos puede ser visto como una exageración, por eso hay quienes no se atreven a juntarlos. Sin embargo, hay tonos que unidos se ven realmente bien. Con la ayuda de esta técnica pueden resultar combinaciones increíbles y te sentirás aún más segura de usarlos respaldándote en esto.

Según Adriana Mercado, coordinadora académica de la carrera de diseño de vestuario y textiles de la Universidad del Pacífico este círculo de color puede ser muy útil ya que “el color genera reacciones en quien lo usa pero también en quien lo aprecia, de modo que un vestuario armonioso en su colorido generará una reacción de aceptación y agrado en el medio que se presente, provocará en el usuario sensación de comodidad y seguridad” dijo.

¿Cómo funciona?

El círculo cromático tiene tres clasificaciones de colores: primarios, aquellos colores puros; secundarios: colores que surgen de la combinación de dos primarios; y terciarios, que los obtenemos de la mezcla de un básico y un secundario. Tres tipos de composiciones con las que puedes jugar al momento de elegir el look más adecuado.

1. Combinaciones monocromáticas

La diseñadora explicó que las combinaciones más fáciles de lograr y que comúnmente aplican los chilenos son las armonías monocromáticas, en donde todo es del mismo color, o al menos las prendas principales.

“Buscamos conectar prendas de distinto estilo o material muchas veces, simplificándonos el tener que combinar. Sin embargo esta uniformidad no siempre aporta a una buena presentación“, dijo Adriana, por lo que hay que tener ojo.

En las combinaciones monocromáticas, como explicó la diseñadora, asociamos tonos de un mismo color, por ejemplo, verde oscuro con verde claro, y resultan ideales sobre todo cuando queremos estilizar nuestras figuras y evitar hacer bloques de color.

Adriana Mercado

Adriana Mercado

2. Combinaciones complementarias

Son aquellas en las que asociamos colores opuestos en el círculo cromático. En todos los casos será un color primario y uno secundario, por ejemplo, rojo con verde, azul con naranjo, amarillo con violeta.

“Las combinaciones complementarias buscan llamar más la atención, transformando al usuario en más protagonista de la escena. Complementaria es una combinación en que usas colores opuestos en la rosa cromática, entendiendo que existen matices intermedios opuestos también” explicó Adriana.

More image

More image

3.Combinaciones análogas

Son aquellas que se consiguen combinando colores “vecinos”, es decir, aquellos que están uno al lado de otro.

“Las combinaciones análogas buscan asociar colores de una misma naturaleza, por ejemplo, tonos tierra solamente, o tonos cálidos, siendo esta combinatoria un equilibrio entre las anteriores, pues no es ni tan llamativa ni tan plana y se acomoda también mucho a nuestra idiosincrasia” dijo la diseñadora.

More Image

More Image

Si se trata de recomendar algún tipo de combinación en especial, Adriana aconseja evitar las asociaciones monocromáticas al menos que sea una prenda y un complemento como un vestido y un chal “Si el material de las prendas es muy dispar, siempre debe haber un toque distinto, un centro de interés que le dé variedad”.

Si eres más audaz, la diseñadora recomendó apostar por una combinación complementaria. “Es bueno que uno de los dos colores predomine, ya que sino el choque visual es muy fuerte” dijo.

“Los colores son todos hermosos si se acompañan de una actitud positiva y se llevan con decisión y seguridad, más aún en la actualidad que estamos transculturalizándonos con los países vecinos, podemos atrevernos a integrar nuevas combinatorias más audaces y enriquecer nuestra expresividad al vestir” agregó.

Sin embargo, aclaró que para no exagerar en nuestras combinaciones hay que seleccionar algún detalle de color que llame la atención y luzca más.

“Si usamos muchos elementos coloridos o estampados la vista de los demás se irá de un punto a otro sin valorarlos, pero si usamos una prenda neutra y un accesorio colorido el resultado siempre será bienvenido” dijo.

“Elegir, es clave, y recordar que menos es más” finalizó.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados