temas del día

Tecnología


La NASA intenta explicar por qué las aguas profundas de los océanos dejaron de calentarse desde 2005

NASA Earth Observatory
Publicado por
Envíanos tu corrección

La temperatura media de las aguas frías de los océanos dejó de aumentar desde 2005, lo que plantea nuevas interrogantes a los investigadores: ¿Por qué el calentamiento climático parece haber disminuido en los últimos años pese al aumento de las emisiones de gases con efecto invernadero?

Una de las principales hipótesis planteadas hasta ahora para explicar esta paradoja es que el calor acumulado por los océanos descendió a grandes profundidades.

Los científicos de la NASA, de la misión Jet Propulsion Laboratory (JPL) en Pasadena (California), analizaron la temperatura de los océanos entre 2005 y 2013, apoyados en mediciones realizadas con satélites y directamente en aguas oceánicas, con 3.000 boyas repartidas por todo el mundo.

Descubrieron que bajo los 1.995 metros prácticamente no hubo ningún cambio de temperatura durante este periodo“, señalaron en el trabajo publicado en la revista británica Nature.

A pesar de ello, “el nivel de los océanos continuó subiendo”, sobre todo por el deshielo del Polo Norte y en Groenlandia, subrayó Josh Willis de la misión JPL y coautor de la investigación.

No obstante, el experto considera que este fenómeno inexplicable no pone en duda la realidad del calentamiento global. “Estamos solamente tratando de entender este mecanismo”, añadió.

En el siglo XXI, los gases de efecto invernadero, entre ellos el dióxido de carbono (CO2) producido por la combustión de recursos energéticos fósiles, continuaron acumulándose en la atmósfera, como ocurrió en el siglo precedente.

La temperatura de las aguas superficiales en los océanos (hasta 700 metros de profundidad) sigue aumentando, pero no muy rápidamente.

Un estudio publicado el 21 de agosto en la revista Science, ya había mencionado esta tesis, señalando que una corriente cíclica que se desplaza lentamente en el Atlántico y que moviliza el calor entre los polos, se aceleró a inicios del siglo XXI, precipitando que el calor sea absorbido por las aguas a 1.500 metros de profundidad.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados