Opinión


El sistema energético en Puerto Williams y el alto costo de vivir en el fin del mundo

Puerto Williams | Liam Quinn (CC)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Hasta hace no poco tiempo atrás, muchos en Punta Arenas -incluso algunas autoridades- creían que la ciudad de Puerto Williams estaba incluida en los acuerdos por el subsidio al valor del gas en Magallanes, tras la movilización ciudadana de 2011 en la capital regional. Lo cierto es que no, por no utilizar gas natural. Puerto Williams no tuvo beneficios para adquirir gas a un mejor precio y tuvo que llegar diciembre de 2013, para que la comunidad de la ciudad más austral de Chile saliera a las calles para realizar su propio reclamo, cuando la empresa Gasco, sin anuncio previo, decretara un alza del 25%.

Atrás quedó el reclamo de los vecinos, pero el problema del alto costo que tienen que solventar los habitantes de la Provincia Antártica Chilena sigue vigente, y hasta el momento, con escasas probabilidades de encontrar una solución de fondo.

NO ES LO MISMO

No es lo mismo vivir en Santiago que hacerlo en Punta Arenas, de eso no queda ninguna duda. El costo de vida en la Patagonia es considerablemente alto, donde el precio de los alimentos se duplica o triplica y los salarios no son exactamente equivalentes, según consigna Prensa Antártica.

Pero tampoco no es lo mismo vivir en Punta Arenas que vivir en Puerto Williams. A orillas del Canal Beagle, los productos alimenticios no sólo son más caros que en la capital magallánica, sino que además suelen escasear. El transporte no es más económico, sin embargo, el que se lleva gran parte del presupuesto es el costo de la calefacción.

En la Isla Navarino las opciones se reducen al uso de gas licuado o leña. Ambas al mismo tiempo, ninguna por separado. El gas se utiliza para cocinar y bañarse, mientras que la leña es la principal fuente de energía en los hogares. Esta última se comercializa por tacos.

COSTOS

Las familias en Puerto Williams utilizan en promedio unos 200 tacos al mes, cuyo costo es de unos 70 mil pesos. A esto, hay que sumar los gastos asociados, como el costo del corte de leña y la mantención de la estufa, por unos 17 y 7 mil pesos respectivamente. Por otra parte, el cilindro de gas de 45 kilos, el más utilizado en la zona, tiene un valor de 45 mil pesos.

Es decir, en la capital Antártica Chilena, cada familia debe destinar 139 mil pesos todos los meses sólo para calefaccionar su casa, cocinar y bañarse. Costos que en otro lugar del país, podrían costear el arriendo de una vivienda.

El monto parece bastante elevado si consideramos que en Punta Arenas una familia gasta unos 50 mil pesos por el gas natural que puede utilizar a voluntad, tanto para cocinar, como calefaccionarse y bañarse.

MAGALLANES 2050

Subsidios para las familias más vulnerables, mientras se estudian alternativas energéticas para la región, es por el momento la única opción posible hasta ahora. El gobernador de la Provincia Antártica Chilena, Patricio Oyarzo, dice que está a la espera del informe que pueda entregar la Universidad de Magallanes para conocer cuáles es la o las mejores alternativas para solucionar definitivamente el tema energético. “La idea es que, cualquiera sea la opción, esta debe ser sustentable y amigable con el medio ambiente”, señaló la autoridad.

Recientemente en la UMAG se realizó el taller lanzamiento “Elaboración de Propuesta de Matriz Energética para Magallanes al 2050″, donde se espera elaborar una política energética desde el Estado con una visión regional y participativa. “Energía 2050 busca construir una visión compartida para el desarrollo futuro del sector energía con la validación social, política y técnica requerida para transformarse en la política energética de Estado que Chile necesita”, señala en su introducción el programa.

En aquella oportunidad, el seremi de Energía, Alejandro Fernández, afirmó que la propuesta “contemplará la realidad y las necesidades energéticas de todas las comunas incluyendo Cabo de Hornos y no solo las más grandes. Lo importante es que podamos tomar una decisión sobre qué tipo de energía queremos para Magallanes de acuerdo a los recursos con que contamos”, indicó Fernández.

De igual manera, el seremi sostuvo que, en el corto plazo para Puerto Williams, se realizarán “cambios significativos en relación a la extracción, acopio y tratamiento de la leña y además haremos la medición de eficiencia energética sobre el aislamiento térmico de las viviendas”.

PROYECCIONES

De acuerdo a un reciente estudio elaborado por la administración de Conaf en Cabo de Hornos, en esta comuna existen alrededor de 500 casas regularizadas que consumen leña, a un promedio de 1.200 tacos al año por vivienda. Por ello, en la actualidad la demanda de leña sería de 600.000 tacos anuales para abastecer el consumo local.

Finalmente, quedará esperar por una parte el trabajo que pueda hacerse para normalizar y hacer más eficiente el tratamiento de la leña, que al parecer seguirá siendo la principal fuente de energía en Puerto Williams, y ver cómo transcurren los talleres y los estudios que puedan hacer los equipos encargados de elaborar la matriz energética para la región.

Mientras la solución de fondo llega, los habitantes de la ciudad más apartada del país deberán seguir pagando el alto costo que significa vivir lejos del centralismo nacional y regional.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados