Notas
Agustín Edwards reconoce contacto con la CIA pero niega financiamiento para El Mercurio
Publicado por: Alberto Gonzalez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El ministro en visita Mario Carroza interrog√≥ en calidad de testigo al due√Īo del consorcio period√≠stico El Mercurio, Agust√≠n Edwards Eastman, en el marco de dos querellas presentadas por familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados pol√≠ticos durante el r√©gimen militar. La declaraci√≥n se desarroll√≥ en total reserva, donde Edwards fue acompa√Īado por su abogado Miguel Alex Schweitzer y se desarroll√≥ por cerca de dos horas en el despacho del juez.

Sin embargo, durante esta jornada El Mostrador revel√≥ detalles de la declaraci√≥n del empresario donde reconoci√≥ haber tenido contactos con la CIA y con Henry Kissinger, pero descart√≥ haber influido en el Golpe de Estado encabezado por el general Augusto Pinochet, pese a lo se√Īalado en el Informe Church elaborado por el Senado de Estados Unidos.

Seg√ļn ese documento, “la CIA gast√≥ un mill√≥n y medio de d√≥lares para apoyar a ‚ÄúEl Mercurio‚ÄĚ, el principal peri√≥dico del pa√≠s y el canal m√°s importante de propaganda contra Allende. Seg√ļn documentos de la CIA, estas gestiones tuvieron un papel significativo en la preparaci√≥n del escenario para el golpe del 11 de septiembre de 1973‚ÄĚ.

No obstante, Edwards negó esta situación pese a reconocer que viajó a Estados Unidos al día siguiente de la elección que llevó al poder al candidato de la Unidad Popular, Salvador Allende, el 4 de septiembre de 1970. Durante su periplo, se especula que sostuvo una reservada reunión en el hotel Madison en Washington, junto a Richard Helms, director de la CIA, cita que fue negada por el empresario.

Adem√°s, el informe Church desclasifica que Helms coordin√≥ una reuni√≥n con el presidente norteamericano Richard Nixon, y el consejero de Seguridad Nacional, Henry Kissinger. Pero, nuevamente, en su declaraci√≥n niega haberse reunido con el mandatario se√Īalando escuetamente que “no tengo recuerdos de haberme entrevistado con Nixon”.

En ese sentido, Edwards afirma que si bien “no ten√≠a contactos con la CIA en Chile, pero s√≠ las tuve cuando estuve en Washington” en el marco de esa reuni√≥n con Richard Helms.

“Reitero que tuve una reuni√≥n en Washington con Kissinger y con Helms. Adem√°s esta reuni√≥n se efectu√≥ d√≠as despu√©s de la elecci√≥n de Salvador Allende oportunidad donde se coment√≥ las circunstancias de haber salido un presidente comunista en un pa√≠s democr√°tico, pero en ning√ļn caso se pensaba en un Golpe de Estado o algo parecido, ni menos de un financiamiento hacia el diario El Mercurio”, indic√≥.

“NO RECIB√ć DINEROS DE LA CIA”

Consultado por el estado financiero de El Mercurio y la baja en los avisajes que podr√≠an haber puesto en riesgo el futuro del matutino, Edwards es categ√≥rico en descartar haber recibido dineros de la Central de Inteligencia norteamericana para mantener el diario. “No recib√≠ dineros de la CIA”, aclara.

Respecto la l√≠nea editorial que mantuvo El Mercurio, Edwards se desmarc√≥ se√Īalando que “al regresar (1975) no es efectivo que haya llegado a hacerme cargo del diario, por cuanto ya hab√≠a un equipo formado, en ese sentido yo no ten√≠a control ni injerencia sobre la informaci√≥n que se daba en √©l”.

En esa misma l√≠nea, y ante la omisi√≥n que realiz√≥ el matutino de las violaciones a los derechos humanos en nuestro pa√≠s, el due√Īo del diario derechista neg√≥ alguna orden para censurar las informaciones publicadas, asegurando que supo del Informe Retting tiempo despu√©s.

Debo indicar que el Gobierno Militar a m√≠ me salv√≥ la vida. Tal como lo afirm√© yo no ten√≠a injerencia en el control de las informaciones que eran entregadas por el diario, y en ese sentido no es efectivo que haya dado una orden acerca que determinada informaci√≥n sobre Derechos Humanos fuera o no publicada. Acerca del Informe Rettig, supe con posterioridad de su existencia”, se√Īala.

Agustin Edwards y Cristian Zegers | Sebastián Rodríguez/AgenciaUNO

Agustin Edwards y Cristian Zegers | Sebastián Rodríguez/AgenciaUNO

“NO TUVE INJERENCIA EN LA L√ćNEA EDITORIAL DE EL MERCURIO”

Agustín Edwards enfrenta una querella en su contra por su eventual responsabilidad en una operación de montaje para encubrir la desaparición de 119 personas en 1975, en la denominada Operación Colombo.

Al respecto, el due√Īo del influyente diario se√Īala en la declaraci√≥n que “eran otras las personas que estaban a cargo de la l√≠nea editorial de El Mercurio, sin que yo tuviera injerencia en ellos (…) no tengo antecedentes sobre los hechos que se me relatan, los desconozco y reitero que no tuve injerencia en los titulares de la prensa de la √©poca ni en la informaci√≥n que se entregaba p√ļblicamente”, sentencia.

Por √ļltimo, y ante las acusaciones de haber recibido informaci√≥n desde la Central Nacional de Informaciones (CNI) para encubrir delitos vinculados a la violaci√≥n de derechos humanos, Edwars niega nuevamente alg√ļn v√≠nculo con el organismo que funcion√≥ como la polic√≠a secreta de la dictadura del general Augusto Pinochet.

“Jam√°s hubo contacto entre El Mercurio y la CNI. Debo reiterar que El Mercurio no recibi√≥ aportes de Estados Unidos, ni hubo una relaci√≥n estrecha entre El Mercurio y la CIA, m√°s que lo que ya he declarado; no manej√© informaci√≥n sobre las actuaciones de los Servicios de Inteligencia en Chile, ni antes ni despu√©s del a√Īo 1975 (…) en la actualidad soy accionista de El Mercurio y pertenezco a su directorio, pero ni ahora ni antes he tenido influencia en la l√≠nea editorial de √©ste, reiter√≥”.

OPERACI√ďN COLOMBO

Por medio de la llamada “Operaci√≥n Colombo”, los servicios secretos de la dictadura de Pinochet intentaron encubrir la desaparici√≥n de 119 opositores, la mayor√≠a miembros del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), haci√©ndolos pasar como muertos en enfrentamientos entre ellos en Brasil y Argentina.

El 24 de julio de 1975, el diario La Segunda -propiedad de El Mercurio- titul√≥ su portada “Exterminados como ratones: 59 miristas chilenos caen en operativo militar en Argentina”, mientras que el diario El Mercurio titul√≥: “Identificados 60 miristas ejecutados por sus propios camaradas”, supuestamente en Brasil.

Las fuentes de la informaci√≥n se remit√≠an al diario argentino Lea y el brasile√Īo O’D√≠a, que circularon √ļnicamente un d√≠a, y que publicaron las n√≥minas de nombres de 59 chilenos abatidos por purgas internas seg√ļn su versi√≥n en Argentina y otros 60 en Brasil.

La “Operaci√≥n Colombo” forma parte de la “Operaci√≥n C√≥ndor”, una confabulaci√≥n de las dictaduras del Cono Sur para eliminar opositores, en casos que siguen bajo investigaci√≥n en la justicia.

URL CORTA: http://rbb.cl/78zi
Tendencias Ahora