Notas


Despiden a ginecólogo por inducir parto con fármaco abortivo para poder irse de viaje

Alemana.cl
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Uno de los ginecólogos más connotados de la Clínica Alemana en Santiago fue despedido luego de que una investigación de Ciper Chile demostrara que no sólo indujo el parto de una paciente para poder irse de viaje, sino que para hacerlo utilizó un medicamento abortivo que puso en serio riesgo la vida de la mujer.

Se trata del doctor Víctor Valverde, quien a fines de noviembre del año pasado realizaba los últimos controles a Patricia Gómez, quien tenía fecha de parto para los primeros días de diciembre.

Según explicó la investigación periodística, el doctor Valverde insistió en forma reiterada a Gómez y su esposo sobre la posibilidad de inducir el parto para concretarlo antes, obteniendo siempre una respuesta negativa por parte de ellos.

Fue el martes 27 de noviembre durante una ecografía, cuando el médico les señaló que el bebé evidenciaba una circular y pérdida de líquido amniótico, recomendando una vez más inducir el parto. Tras acceder, el profesional suministró a Gómez una píldora de Misoprostol, medicamento de efectos abortivos cuya venta no está autorizada en Chile y para el cual ni siquiera hay autorización del ISP para usarlo como inductor del parto.

El misoprostol no ha sido autorizado por el ISP para ser usado como inductor del parto, por lo tanto no existe ninguna información de uso al respecto. Las indicaciones aprobadas son: Tratamiento y prevención de úlceras gastroduodenales inducidas por antiinflamatorios no esteroidales. Tratamiento de úlceras duodenales causadas por enfermedad de úlcera péptica. Están registrados los productos: Misogran comprimidos 200 mcg. y Misotrol comprimidos 200 mcg”, es la información entregada por el ISP al esposo de Patricia.

Horas más tarde Patricia Gómez era internada en la Clínica Alemana con fuertes dolores, dando a luz cerca de las 14:30 horas. Sin embargo la mujer continuó con un severo sangramiento que motivó intervenirla de urgencia bajo diagnóstico de inercia uterina, es decir, falta de contracciones del útero, un mal considerado como la primera causa de muerte en mujeres por complicaciones post parto.

Las sospechas recayeron sobre el médico el 29 de noviembre, a dos días de la compleja intervención, cuando informó a la pareja que otro médico los seguiría tratando porque él debía salir del país aquella misma tarde en un viaje impostergable.

¡Cómo no me dijo que se iba de viaje! ¡Cómo me ocultó algo tan importante en todos estos meses! Y ahí fue que me entró la gran duda de su insistencia en cuatro oportunidades de inducir el parto para adelantar la fecha. Las mismas en que yo y mi marido le dijimos: ¡no! Y recordé la última consulta en La Dehesa y la pastilla de la inducción“, confidenció Patricia Gómez a Ciper Chile.

El matrimonio conversó con otra paciente del doctor Valverde, a quien había informado el 26 de noviembre que saldría de Chile durante 10 días. No sólo eso. También descubrieron que el médico había encargado como favor a una segunda paciente que viajaría a Perú la compra del Misoprostol, lo cual quedó en evidencia en una receta extendida a su nombre por el ginecólogo como supuesto tratamiento de una úlcera gástrica.

Si bien en un principio el doctor Valverde negó haber usado Misoprostol para inducir el parto de Patricia Gómez, luego de que Ciper Chile revelara el caso se inició una investigación al interior de la Clínica Alemana, donde el galeno acabó admitiendo el uso del medicamento. Más grave aún, la comisión de 3 médicos determinó que las causas mencionadas por Valverde durante la ecografía para realizar la inducción del parto, en realidad no existían.

La situación derivó en la expulsión del ginecólogo del centro asistencial privado, además de la prohibición explícita al personal de la clínica para usar el Misoprostol en sus procedimientos médicos.

En tanto, tanto Patricia Gómez como su hija acusan efectos nocivos sobre su salud a partir del procedimiento, principalmente dolores de cabeza. La mujer se encuentra en tratamiento psicológico para superar la culpa de no haberse defendido de lo que hoy califica como un abuso de su médico.

Lee aquí la investigación completa de Ciper Chile

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados