Notas


Familias de Chiguayante piden volver a sus departamentos y no ser considerados damnificados

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

11 personas que habitaban en los departamentos en la Villa Futuro de Chiguayante, Región del Bío-Bío, entregaron este jueves una carta en La Moneda, reclamando que ellos no son damnificados por el terremoto de 2010 como los califican el ministerio de la Vivienda y el Serviu porque a su juicio los inmuebles en los que vivían no fueron dañados por el sismo.

Los 11 pobladores en representación de otras familias, y que en protesta por esta situación se encuentran en ayuno desde hace 31 días, manifestaron, a través de una declaración, que tras el terremoto los habitantes de las casas abandonaron los inmuebles y acamparon en carpas a la espera de una información especializada sobre el real estado de los inmuebles.

El portavoz de los pobladores, Jorge Cartes, dijo que el municipio de Chiguayante, basado en un estudio del Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación de Estructuras y Materiales (Idiem) estableció que los departamentos son habitables.

Sin embargo, expresó Cartes, en el ministerio de Vivienda y el Servicio de Vivienda y Urbanismo modificaron esa decisión y declararon a Villa Futuro como damnificada, iniciándose el proceso de expropiación.

“Nosotros no fuimos damnificados por el terremoto, nuestros departamentos tienen informe de habitabilidad emitido por el director de Obra del municipio de Chiguayante, Marcos Muñoz. No pedimos reconstrucción ni aceptamos la vivienda de emergencia porque no somos damnificados”, expresaron en el comunicado.

Cartes dijo que llegaron a Santiago tras seis días caminando desde Concepción, agregando que sostendrán una reunión con el ministerio de Vivienda, este jueves a las 19:00 horas.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados