Vida Actual
Jueves 30 abril de 2020 | Publicado a las 13:20 · Actualizado a las 15:04
C√≥mo reconocer mentiras en los mensajes que te env√≠an, seg√ļn estudio
visitas

Cada vez es m√°s dif√≠cil descubrir qui√©n miente en el mundo digital. M√°s a√ļn con la gran cantidad de informaci√≥n que ronda en redes sociales.

En un plano m√°s personal, existen muchas situaciones cotidianas en las que puedes ser “v√≠ctima” de una mentira por parte de amigos o incluso tu pareja.

Sin embargo, existen peque√Īas caracter√≠sticas o pistas para identificarlas. As√≠ lo revela un nuevo estudio sobre el lenguaje del enga√Īo cotidiano en los mensajes de texto, de Thomas Holtgraves y Elizabeth Jenkins de Ball State University (2020).

Los investigadores enfatizan en que las personas env√≠an mensajes enga√Īosos todo el tiempo, usando “mentiras peque√Īas y f√°ciles” o las que com√ļnmente llamamos “mentiras piadosas”.

Seg√ļn los autores, la gente no dice mentiras con intenciones maliciosas, sino para proteger la impresi√≥n que crean en los dem√°s o para preservar los sentimientos de otra persona, destaca el sitio especializado Psychology Today.

FreePiks
FreePiks

A diferencia de la comunicaci√≥n cara a cara, “los mentirosos en l√≠nea” no tienen que preocuparse por ser delatados por su lenguaje corporal.

De este modo, los investigadores analizaron mensajes de 65 estudiantes universitarios. 10 de los 30 que proporcionaron, contenían mentiras. Posteriormente, un nuevo grupo de participantes calificó los textos, midiendo su veracidad, credibilidad y sentido de confianza.

Los hallazgos mostraron que los textos veraces usaban menos negaciones (por ejemplo, “no puede ser”, “no”) y emociones negativas (por ejemplo, “miedo”, “advertir”).

Asimismo, los mensajes reales eran m√°s l√≥gicos y asertivos (contundentes). “En otras palabras, cuando sonamos dudosos o si divagamos en el texto, puede parecer como si estuvi√©ramos tratando de encubrir algo, y el destinatario podr√° olfatear esto”, detalla el estudio.

Cabe se√Īalar que no hubo diferencias sobre si los textos usaban pronombres en primera o tercera persona.

Pexels
Pexels

Otro de los aspectos que destaca el estudio, es la extensión de los mensajes, ya que generalmente es más fácil mentir en un mensaje corto, que en uno largo.

Por ejemplo, si un amigo te regala un su√©ter, y definitivamente no te gust√≥ su color, puede que digas “gracias, me encanta”, para intentar disfrazar tus sentimientos sobre la prenda.

No obstante, si realmente te encant√≥ el regalo, ser√° m√°s probable que profundices sobre lo que te gusta del su√©ter. “Esta caracter√≠stica de los textos cortos aparentemente influ√≠a en lo veraces que parec√≠an, incluso cuando no eran mentiras”, detalla.

Por otra parte, los hallazgos sugieren que las personas que mienten, tienden a divagar m√°s y parecen menos seguras de los hechos que narran. Asimismo, proporcionan pocos datos discernibles o verificables.

En conclusi√≥n, las mentiras pueden ser una parte inherente de la comunicaci√≥n humana. “Al descubrir c√≥mo interpretar el contenido de lo que estamos leyendo o escuchando, podemos encontrar el camino a la informaci√≥n que necesitamos”, sentencian.

Tendencias Ahora